Skip to content

El Despertar de la Conciencia Humana

10 abril 2010

El Despertar de la Conciencia Humana

Autor: Jorge1270 | En Preparémonos para el cambio

-
Veremos… cuán importante es despertar en la mente humana… una revolución radical.
La crisis, es una crisis de la conciencia. Una crisis dónde ya no podemos aceptar las antiguas normas, los antiguos moldes, las tradiciones antiguas. Considerando el estado actual del mundo, con toda su miseria, sus conflictos, su brutalidad destructiva, su agresividad, etcétera; y que el hombre continúa igual, aún es brutal, violento, agresivo, codicioso, competitivo y ha construido una sociedad, en acordanza.
-
El sistema entero en el que vivimos, nos enseña que no tenemos el poder, que somos débiles, que la sociedad es mala y fraudulenta… llena de crimen y demás. ¡Es todo una enorme mentira! Somos poderosos, hermosos, extraordinarios. No hay razón por la que no podamos entender quienes somos realmente, hacia dónde vamos. No hay una razón real por la que el individuo promedio no pueda ser completamente potenciado. Somos seres increíblemente poderosos.
-
Creo que gasté 30 años de mi vida, los primeros 30 años trabajando para convertirme en algo. Quería ser bueno haciendo cosas, quería ser bueno en tenis, quería ser bueno en la escuela y en las calificaciones y todo lo que veía desde esa perspectiva: No estoy bien de la manera que soy, pero si me vuelvo bueno haciendo cosas, me di cuenta que no entendía este juego bien. Porque el juego era descubrir lo que yo ya era.
…y de pronto ver las formas en las cuales se parecen a ti, no distintas a ti, y experimentar el hecho de que lo que es esencia en ti, es esencia en mí, es UNO. Entendiendo que no hay otro. Es TODO UNO.

Ahora, en nuestra cultura hemos sido entrenados para resaltar las diferencias individuales. Así que miras a cada persona y lo que vemos es si es más inteligente, más tonto, más viejo, más joven, más rico, más pobre y hacemos estas distinciones dimensionales y las ponemos en categorías y las tratamos de esa manera. Y así vemos a los demás como separados de nosotros mismos, en formas que ellos están separados. Y una de las características dramáticas de la experiencia es estar con otra persona y de pronto ver las formas en las cuales se parecen a ti, no distintas a ti, y experimentar el hecho de que lo que es esencia en ti, es esencia en mí, es UNO. Entendiendo que no hay otro. Es TODO UNO.
-
Yo no nací siendo Richard Albert, nací siendo un ser humano, entonces aprendí esta historia de quién soy, si soy bueno o malo, consiguiendo o no, todo eso se aprende durante el camino.

Cuando el Poder de Amor sobrepase el Amor del Poder, el mundo conocerá la Paz. Jimi Hendrix

Los viejos intereses chauvinista, racial, sexual y religioso, el fervor nacionalista rabioso, están empezando a no funcionar. Una nueva conciencia se está desarrollando, que ve a la Tierra como un solo organismo y reconoce que un organismo en guerra consigo mismo está condenado.
-
Bill Hicks solía terminar sus presentaciones con esto:
-
La vida es como un paseo en un parque de atracciones. Y cuando te subes piensas que es real porque así son nuestras mentes poderosas. El paseo sube y baja y da vueltas y vueltas. Tienes emociones, sustos y es con luces y colores y es muy ruidoso y divertido por un rato. Algunos han estado en el paseo por mucho tiempo y empiezan a preguntarse, ¿esto es real o es solo un paseo? Y otra gente se ha acordado y han regresado con nosotros, no han dicho, Oye, no te preocupes; no temas, porque, esto es sólo un paseo…” y los hemos matado. ¡Cállenlo! Que tengo mucho invertido en este paseo. ¡Cállenlo! Mira mi ceño de preocupación. Mira mi gran cuenta bancaria y mi familia. “Esto tiene que ser real”.
-

Es sólo un paseo. Pero siempre matamos a esos tipos buenos que tratan de decirnos eso, ¿te das cuenta? Dejamos a los demonios que sigan libres. Pero no importa porque, es sólo un paseo. Y podemos cambiarlo cuando queramos. Es solo una decisión. Sin esfuerzo, sin trabajo, sin ahorros y dinero. Sólo una decisión ahora mismo, entre el miedo y el Amor.

La Revolución es Ahora
-
-
Fuente: Preparémonos para el cambio

_____________________________________

Selección de vídeos para el Despertar

Selección de vídeos para el Despertar (2)

En Nuevaera

__________________________________

http://2.bp.blogspot.com/_xyYFMwz4t6g/S5DwToF1isI/AAAAAAAACL4/TLK1TJYIUtA/s400/liberemonos+01.jpg

Breve lista de WEBS Y BLOGS DE INFORMACIÓN LIBRE/ALTERNATIVA. ¡Pásasela a tus contactos!

http://api.ning.com/files/Byadve8tzRtrMCOt-eQH1m3UQ9Gi0AQUudjaBhy8iSlRYNRA7t54PAikJ-L*NllSjz1KHaDUqhpogq8dA-Is4U3rifPGgPnt/difusion.jpg

About these ads
27 comentarios leave one →
  1. 10 abril 2010 10:59 AM

    Saludos, y muchas gracias por esta nueva aportación.

    En relación con el primer párrafo, no es cierto “que el hombre continúa igual, aún es brutal, violento, agresivo, codicioso, competitivo y ha construido una sociedad, en acordanza”.

    La Humanidad es bondadosa por naturaleza, y amorosa y empática. Por todas partes vemos como la gente desea el bien a los demás y tratan de ayudar. Las pobres excepciones de personas que no saben comportarse son mínimas.

    Ciertamente hay una gran confusión en la mente colectiva. La imagen intencionada de una sociedad violenta es una hipocresía más de los juegos de poder humanos, donde sólo la maldad es noticia y se silencia la infinidad de heroísmos cotidianos. ¿Y cual es el supuesto origen de esta ficticia “sociedad violenta”?. La mentira nos dice que los propios seres humanos, que como todo el mundo sabe, están muy mal hechos.

    Por favor, abandonen de una vez esas falsedades interesadas. No existe el mito del poder del “hombre-muy-malo-ha-hecho-sociedad-muy-mala”. Todo lo que hay en la Humanidad es perfección y una tremenda bondad natural, en la que podemos confiar por completo. Estamos entre amigos.

    Se debe partir de esta premisa verdadera si hay una genuina voluntad de rescatar la realidad de este secuestro.

    • 10 abril 2010 2:58 PM

      Hola Arturo, el propio autor del texto te responde mismamente en el segundo párrafo:

      El sistema entero en el que vivimos, nos enseña que no tenemos el poder, que somos débiles, que la sociedad es mala y fraudulenta… llena de crimen y demás. ¡Es todo una enorme mentira! Somos poderosos, hermosos, extraordinarios. No hay razón por la que no podamos entender quienes somos realmente, hacia dónde vamos. No hay una razón real por la que el individuo promedio no pueda ser completamente potenciado. Somos seres increíblemente poderosos.

      Por otro lado, si eres lector habitual del blog, habrás podido comprobar en la línea y comentarios editoriales que una de las falacias que se denuncian es la idea de que “la vida es así, que la sociedad es así y que el hombre es así y no hay otra cosa”, cuando la realidad es que una minoría de poderosos ha impuesto históricamente la “ley del más fuerte, la ley de la selva, o la ley del más cabrón” -si me permiten la licencia, jejejeje. Siendo que el hombre -si crece y se desarrolla en un ambiente armónico y recibiendo una formación y educación evolutivamente avanzadas, desde el conocimiento de Sí y su conexión con la Tierra y con la Fuente, e integrando corazón y mente-, se manifiesta fundamentalmente bondadoso, compasivo y saludablemente creativo.

      Y ello aún teniendo en cuenta que el estadio evolutivo actual de la raza humana en la tercera dimensión es un desafiante paso hacia un nivel superior, verdaderamente armónico; ya que en el todavía vigente estadio el ser humano presenta la llamada conciencia dualista o de separación (no es el caso del estadio inicial, representado por las comunidades de aborígenes). Dicha conciencia dualista o separativa (con los dos hemisferios cerebrales funcionando sin una auténtica conexión entre sí, con un ego disfuncional, pensamiento compulsivo, etc) es en sí misma un factor desordenante y problemático, por el cual se precisa siempre que el paso al siguiente nivel se realice lo antes posible, por el riesgo de autodestrucción que de por sí implican los estadios duales (que coincidentemente se presentan en los niveles evolutivos humanos pares), como el que ahora estamos trascendiendo con evidentes apuros. Esta es, por supuesto, mi visión y opinión, basada en mi bagaje de conocimientos, de investigación en fuentes avanzadas y de experiencia personal.

      Creo que con esto ha de quedarte ya muy clara la postura del blog y su genuina voluntad, en cuanto a su propósito y respecto a las falsedades y falacias propagadas por el sistema acerca de la vida, la sociedad y el ser humano. De igual modo han quedado expresados en el párrafo anterior ciertos detalles de necesaria mención, referidos a la -como se ha explicado- matizable “perfección y bondad natural” del hombre, en esta concreta fase de evolución que estamos culminando, de perfecta imperfección.

      Un cordial saludo,
      Freeman

  2. 10 abril 2010 9:22 PM

    Apreciado Freeman,

    Te agradezco de corazón todos tus esfuerzos. Por mi parte me limito a poner en común, desde el respeto y la humildad, lo que recuerdo y lo que percibo directamente.

    La “conciencia dualista” que mencionas no es un problema ni un defecto. Todo lo contrario, es un gran logro que costó varias humanidades perfeccionar (los hombres actuales difícilmente se podrían entender con los modelos antiguos). Se trata de algo extraordinariamente original, que no tiene equivalencia en otros universos.

    Al percibir separación, al ver árboles separados y distintos en vez del bosque indiferenciado, el hombre moderno puede contar las entidades que ve y puede asignarles nombres diferentes. Esto es la base misma de sus matemáticas y de su literatura, y por tanto se encuentra en los fundamentos mismos de todas las civilizaciones de la Humanidad actual. Y ha dado resultados verdaderamente extraordinarios, en especial el Arte Humano (pensemos por ejemplo en la música de Mozart, o en los cuadros de van Gogh). Estos logros no serían posibles sin la originalidad única de la percepción humana.

    No hay que pretender luchar o transcender dicha “conciencia dual” por varios motivos:

    1) Porque se trata de una creación sublime, maravillosa y perfecta, que delimita y dibuja el perfil humano.

    2) Porque querer volver atrás es ir contracorriente. La Vida no fluye en la dirección de volver a humanidades anteriores.

    3) Porque en la práctica es irrealizable: no se van a cambiar las reglas mientras dura el juego. Como bien dices, somos seres poderosos. Pero evidentemente nuestra experiencia vital cotidiana no es ilimitada. Al participar en el juego de la Vida, accedemos voluntariamente a jugar respetando las limitaciones que impone el reglamento vigente (pensemos por ejemplo en un futbolista, que aunque tiene manos, elige no utilizarlas contra el balón porque el reglamento del juego le prohíbe su uso). La esencia humana precisa de limitaciones para no perderse en lo ilimitado… aunque esto pueda no gustarnos.

    Estas reglas regias (reino, reglamento, realidad, realeza… son distintas palabras que comparten raíz, pues expresan lo mismo: un conjunto de límites, nos movemos dentro de ellos) incluyen entre otras cosas la duración de la propia partida, que ha quedado debidamente prefijada con antelación al inicio de la misma. Y nunca, nunca se pueden cambiar las reglas mientras dura el juego de la Vida (aunque a veces la empatía quisiera traicionar este principio sagrado). A lo sumo se puede acordar empezar otra partida a continuación, que siga otro reglamento diferente al actual.

    Si se va a empezar otro reinado a continuación, y qué habría que cambiar en tal caso (en otras palabras, qué nuevas limitaciones regirían una posible siguiente Humanidad), es algo que se va a enjuiciar en su debido momento. Este juicio no consiste en castigar o premiar actuaciones del pasado, ni individuales ni colectivas, sino en comprender in situ la situación para poder corregir o proyectar la trayectoría de las acciones futuras.

    Entre tanto, y a la espera del término de este tiempo del partido, conviene comprender que la llamada “conciencia dual” es una herramienta asombrosa que está en la esencia misma de lo Humano, y que ciertamente ha costado mucho desarrollar. Se puede reivindicar tranquilamente como el gran logro que es con toda dignidad. Los intentos históricos por combatirla han sido aislados, minoritarios, y todos ellos han conseguido poco como no podía ser de otra manera, pues el camino a seguir para jugar correctamente no es transgredir las reglas del juego (lo que, por otra parte, es materialmente imposible).

    Lo humano ya es perfecto ahora, y sólo se puede avanzar realmente aceptando esta premisa. No hay que querer perfeccionar la perfección, esa confusión nunca puede funcionar:

    - No tenemos que intentar ser algo diferente a lo que somos.
    - No nos falta nada de nada. Tenemos todo lo necesario.
    - No tenemos que ir a ninguna otra parte. Estamos en el lugar y el tiempo correctos.
    - No hay prisas. Todo llega cuando debe, no queramos ir más aprisa que la Vida. El siguiente movimiento de la sinfonía vendrá sólo después de que acabe éste.

    Si queremos colaborar en este tiempo final, lo mejor es quitar lo que nos sobra. Es decir, suprimir conscientemente todas las impurezas del cuerpo físico, de los sentimientos, de la mente, y del alma. No nos falta nada, sólo nos sobran impurezas. Si tengo las manos sucias, lo práctico es lavármelas, no pensar que deben evolucionar pronto a otra cosa diferente, o que como manos son una imperfección matizable, o que les pueda faltar algo. Son unas manos perfectas, sólo les sobra temporalmente algo de suciedad.

    La Verdad proviene de los acontecimientos. Y la actitud correcta es de entrega incondicional al Espíritu. Es de completa colaboración con lo Creador, en confianza y en amor plenos e incondicionales. Por mucho temor que esto nos pueda dar (pues el miedo es la experiencia humana del caos, es decir, de la debilidad o ausencia en la ordenación superior de las energías).

    La lucha contra los límites que hacen a la Humanidad humana es un error conceptual a suprimir, otra impureza más de esas que molestan. Si este error se puede despejar será excelente, pues evitaremos sufrimientos inútiles y dispersión de esfuerzos. Y si no se puede despejar, pues entonces también estará bien, no hay motivo para preocuparse.

    Piensa que eres un gran actor interpretando una obra en el teatro del mundo, y que por tanto es legítimo que quieras mejorar esa obra en la que te ves inmerso junto con otras personas a las que quieres. Dudar de la obra, del teatro, de la perfección de tu naturaleza, o la de tus compañeros actores, no lleva a nada positivo ni útil. Si quieres que la obra sea lo mejor posible, entonces amala sin matizaciones, aceptala tal como está planteada, y colabora con ella lo mejor que puedas desde el papel que tienes asignado. No hay que querer cambiar significativamente los personajes a mitad función. No tengas prisa: este Acto acabará, y ya empezará otro en el que se resolverán muchos de los temas que ha planteado la trama hasta ahora, y que a su vez también traerá nuevos retos. Pero cada cosa llegará a su debido tiempo. La Vida marca los ritmos, y se debe terminar lo empezado antes de comenzar lo siguiente.

    Por supuesto intuyes que tú eres mucho más que un simple actor en la escena. Y estás en lo cierto: el mejor actor es aquel que olvida su identidad real mientras dura la función, y se mete de lleno en la piel de su personaje.

    La existencia de tu identidad real no debe ser una interferencia en el desarrollo de tu papel sobre el escenario, sino que debe usarse inteligentemente para colaborar con otros en que el conjunto de la obra sea lo más perfecto posible. Es una co-creación transpersonal, un trabajo en equipo.

    Insisto: si queremos hacerlo mejor, entonces fuera dudas y fuera impurezas. Hay que conectar con la obra, con nuestro papel en ella, y con nuestro Ser verdadero sin impurezas y sin interferencias molestas, con confianza en su perfección y con plena entrega. Sólo este cambio de paradigma, o cambio de orientación, permitirá a lo humano aportar algo realmente nuevo a este tiempo final, a tener en cuenta positivamente en la evaluación que se avecina. Es una cuestión de actitud individual, no de aptitud.

    Se trata de colaboración transpersonal en el Todo, no de oposición ni de matización. Piensa en un organismo vivo. Si el corazón quiere ser estómago, y si el hígado quiere ser pulmón, o evolucionar a otra cosa, no habrá equilibrio entre las partes ni salud en el ámbito general. Cada uno debe ser lo que ya es, en aceptación y en paz. Cada persona debe ocupar el lugar que le corresponde en la ordenación, y colaborar en el conjunto cumpliendo lo mejor posible y en pureza con su función asignada. Ahí existen felicidad y resultados, individuales y colectivos. Cualquier otro enfoque es un simple atraso.

    Piensa que eres un violinista virtuoso. Pero no tocas tú sólo, eres parte de una gran orquesta junto con otros millones de músicos. Si aceptas que tu violín ya es perfecto y que estás en el sitio correcto, puedes depurar tu técnica, mejorar tu interpretación y ser de veras útil al conjunto. En cambio si desconfiás de la perfección de tu violín, o de tus compañeros, o de la dirección, o de la obra misma… no pasará nada malo (no hay castigos divinos, ni nada parecido), pero desde luego tu utilidad efectiva al desarrollo de la obra se verá mermada.

    Lo mismo sucede si quieres ir demasiado aprisa. La música no será mejor si tocas tu parte muy aprisa, sólo si la tocas en armonía con el resto de los músicos, escuchando a los otros, y respetando y siguiendo las indicaciones y los ritmos que marca el director. Por supuesto es tu opción vital, eres libre de elegir. Puedes colaborar en la obra y mejorar desde tu posición (en beneficio propio y colectivo), o puedes elegir no hacerlo así y tampoco pasará nada malo.

    También pensemos que no es justo juzgar una obra nada más escuchar sus primeros compases, aunque estos no nos gusten. Hay que esperar a que todos sus movimientos finalicen para estar en posición de poder apreciarla en su totalidad. Si hubiéramos visto a Leonardo aplicar las primeras pinceladas al lienzo de la Gioconda, ¿podríamos haber hablado legítimamente de la imperfección del cuadro?. ¿Se puede valorar el resultado que todavía no es, por la apariencia subjetiva de una parte de sus comienzos?.

    Cuando crece una caracola en espiral, esas primeras vueltas diminutas parecen un vaivén sin sentido adelante y atrás. Y sin embargo, son la base misma que permite los grandes giros posteriores. Sin esos comienzos humildes, que nos parecen absurdos, ciertamente no habría crecimiento ni serían posibles los siguientes avances. Y lo que está creciendo es grandioso y transpersonal.

    Es, por tanto, un buen momento para alimentar la confianza, y para perseverar en lo que sepamos correcto.

    Ruego que esta modesta aportación no resulte molesta ni ofensiva para nadie. Si lo es, se deberá solamente a mi torpeza y no a una mala intención.
    Un fuerte abrazo con todo cariño,
    Arturo

  3. 11 abril 2010 12:24 AM

    Hola apreciado Arturo:

    Bien, entiendo que el enfoque de tu discurso se sitúa en un plano esencial y, en ese sentido, comparto lo fundamental del mismo. Además, numerosas partes de tu escrito alcanzan en mi sentir cotas de gran belleza y sabiduría, con alta calidad didáctica en las explicaciones. Muchas gracias hermano por compartir tu sutil percepción y tu valiosa presencia con nosotros.

    Otro fuerte abrazo con cariño para ti,
    en el Uno que Somos

  4. 11 abril 2010 12:18 PM

    Apreciado Freeman,

    He releído lo escrito, y ahora veo que mi tono puede parecer solemne. En realidad te cuento todas estas cosas tan raras con una sonrisa afectuosa. No pasa nada, de verdad, todo está bien.

    Comprendo que esto no está siendo fácil para nadie. Y por eso he juzgado conveniente retirar algunos velos de la mente colectiva. Quisiera transmitir un mensaje sencillo de paz y de profunda confianza, que es lo más útil para todos en estos momentos difíciles. Por ello espero que la mente se encamine hacia una mayor serenidad, y que sea de alguna ayuda el absorber poco a poco esta nueva información.

    A veces se compara la mente con la superficie de un lago. Si está sereno, se puede ver con claridad lo que hay en el fondo. En cambio, si está agitado, las aguas se enturbian con impurezas indeseadas y se pierde la claridad. Es imprescindible cultivar la serenidad y la pureza tanto como nos sea posible.

    El único poder capaz de ordenar el mundo es el Espíritu, no hay otro. Si la mente confía en el poder verdadero y se relaja, todo vendrá con más facilidad y menos sufrimientos. Las resistencias y las acciones no inspiradas siempre conllevan algún grado de dolor auto-inducido, que es lamentable ya que no es necesario en absoluto experimentarlo. Pero el amor infinito nos da plena libertad de actuación, y si alguien elige hacerse daño a sí mismo en lugar de ayudar a la cocreación, no va a bajar un coro de ángeles a impedírselo.

    Para dibujar mejor la situación quisiera proponerte otro ejemplo. Imaginate que vas andando por la calle, y tienes tu percepción normal a nivel del suelo de los coches que pasan, de la gente que te cruzas, de los semáforos y de todas esas cosas. Y en eso te das cuenta de que en lo alto de un edificio hay un sencillo limpiacristales, que sería yo, haciendo algún tipo de limpieza en el exterior de unos grandes ventanales. Mientras tú sigues viendo las cosas al nivel de la calle, el limpiacristales tiene otro punto de vista bastante diferente. Él capta otra visión de conjunto, de dónde vienes y hacia dónde pareces encaminarte.

    Pregunta: ¿Qué percepción de las dos es la verdadera, la tuya o la del limpiacristales?
    Respuesta: Esa pregunta no tiene ningún sentido. Ambos puntos de vista son complementarios, no hay oposición ni colisión.

    Conviene aclarar que el limpiacristales no es más listo que tú, ni más inteligente, ni más sabio, ni ha estudiado más, ni es más espiritual, ni nada de nada. Todos somos exactamente lo mismo. Todos somos el mismo ser, como los dedos de una misma mano. En realidad este hombre es una persona sencilla y modesta, sólo que en estos momentos ocupa una posición más elevada por motivos de trabajo. Por eso te puede decir lo que él ve venir y que tú no estás en situación de ver todavía. Aunque claro, te lo va a decir como pueda: a voces, y con la tosquedad y la torpeza de sus pocas luces (en fin, algún día espero que se me contagie algo de sutileza y cortesía…).

    Otro detalle a comentar es que no es el momento de retirar muchos más velos de la mente. El punto clave para comprender esto está en la próxima evaluación de la situación.

    Imagina que eres el maestro de una escuela, y que tienes que hacer un examen a los niños. El propósito de este examen no es castigar a unos con suspensos y halagar a otros con premios. El objetivo es ante todo de orden práctico: se trata de tomarle el pulso a la situación, para evaluar cómo vamos. Dependiendo de los resultados obtenidos, ya decidirás si refuerzas una asignatura u otra (ya sabes: van bien en historia, pero están peces en matemáticas y ahí vamos a apretar más, …o algo por el estilo).

    Por tanto, la evaluación (el “Juicio Final”, si quieres) es un acto de importancia para el futuro, no para el pasado. Como es natural, tú amas a los niños y lamentas sus apuros. Quisieras ayudarles, pero si les soplas todas las respuestas del examen al oído, la propia prueba será una completa inutilidad desvirtuada, pues perderá toda su razón de ser. Por eso te comento que es algo delicado decidir qué velos se pueden retirar por ahora. No es por ganas de ser misteriosos ni nada parecido, es que la problemática humana se debe revisar tal cual es, sin provocar cambios bruscos de última hora.

    En estos momentos grandes inteligencias están observando la situación humana, y sabiamente se abstienen de intervenir. No se trata de una crueldad o de falta de solidaridad por su parte. Es que lo correcto es limitar la interferencia externa tanto como sea posible. Al menos, hasta que la evaluación finalice y unas cuantas cuestiones más queden decididas.

    Entre tanto, mi recomendación personal es que tengamos todos mucha calma y mucha paciencia. Si queremos correr más aprisa que la Vida, no va a funcionar y nos auto-proporcionaremos dolor inútilmente.

    ¡¡ Ánimo, que está todo mucho mejor de lo que parece !!
    Un fuerte abrazo,
    Arturo

    P.D.: Ah, otra cosa. Perdoname que escriba tanto rollo. Me sabe un poco mal molestar así, pero la precisión en el empleo del lenguaje y en la exposición de ideas requiere de una cierta extensión.

  5. 12 abril 2010 2:06 AM

    Hola apreciado Arturo; yo tampoco veo que haya pasado nada especial, más allá de una cierta vehemencia en nuestros comentarios iniciales, lo cual es natural viendo que somos dos personas que no nos andamos por las ramas, jajajajaja, y nos expresamos francamente, en un marco de buena voluntad.
    Pero, de verdad, no te preocupes, tampoco por la extensión de tus escritos, ya que en este caso está plenamente justificada por el interés y lo sustancial de los temas tratados, dentro de este fructífero diálogo que nos enriquce a todos.

    Las cuestiones planteadas son realmente enjundiosas y dan para mucho. Hay realmente mucho, mucho englobado en lo que comentas, en lo que introduces y tocas. Y bastante de ello es muy elevado y trascendente, más de lo que un buen número de personas (y lectores) podría “soportar” sin que ello les “chirriara” en sus oidos, mentes y corazones. ¿”Cómo me la maravillaría yo” para empezar? (Un recuerdo de Lola Flores, jejeje).

    Comenzaré diciendo que el leitmotiv o lema que caracteriza mi modesta labor en el blog es algo así como “Información libre, difusión, denuncia, verdad, consciencia, paz, Amor Incondicional”. De tal modo que las entradas, páginas, editoriales y comentarios que posteo manifiestan algunas o varias de esas ideas o claves a la vez. De este modo es que me dirijo a varios tipos de lectores, a diversos sectores ocupacionales y también ideológicos, siendo el mío en este sentido un mensaje universalista que trata de aglutinar lo mejor y común de los seres humanos en pos de objetivos esenciales compartidos por todos, inequívocamente positivos y necesarios para el mayor bien de la Humanidad, trascendiendo y superando los particularismos y los propios “ismos”, que siempre han separado a los seres humanos.

    Por ello, por las varias líneas de acción del blog, a veces habrá entradas, páginas, editoriales y comentarios que parecerán impetuosas y beligerantes; y en otras ocasiones el sentido será muy sutil, muy de consciencia y trascendencia, conducente a una apertura, a un cambio interior y -por el mismo- a la paz y serenidad. Y en realidad, unas cosas y otras son complementarias. No hay realmente la transmisión al público de un ánimo beligerante o de confrontación, lucha o resistencia en sí misma, respecto a los personajes, hechos y dinámicas de esta sociedad y de la vida en general; esto está en las antípodas de Liberación AHORA, y de mi intención. Se trata, pues, principalmente de informar, concienciar y abrir mentes y corazones -siempre promoviendo la comprensión, la paz y la acción consciente-, de manera que cada tipo de lector pueda encontrar el alimento que precisa para ello, el cual me gusta elaborarlo con esmero, cuidado y atención.

    En verdad te digo que las magníficas explicaciones que has brindado respecto a conocimientos y hechos como la claridad de la mente, la serenidad, el poder del espíritu, la aceptación, la entrega, la perspectiva más alta y la del piso, las inteligencias supervisoras y la evaluación, no son nuevas para mí en absoluto, sino que llevan acompañándome largos años. De igual modo, no se me caen los anillos al decir que a pesar de todos mis esfuerzos, no alcancé el grado de realización que anhelaba, en cuanto a paz y serenidad.

    De hecho, yo me empeñé en ser “limpiador de cristales”, por largos años investigué y traté de practicar todas estas cuestiones, y lo cierto es que me encaramé virtualmente a una alta perspectiva, pero lo hice sobre un andamio intelectual-mental, más que nada: entendía y comprendía las cosas intelectualmente, sintiéndolas también hasta cierto punto; pero no lograba “aterrizarlas”, realizarlas, integrarlas realmente como experiencia viva (como sabiduría-certeza). En un momento dado, por circunstancias vitales difíciles (no he tenido una vida fácil, por cierto), el precario andamio cedió y caí de bruces contra el suelo. Si hoy estoy vivo es sólo porque el Ser lo ha querido. Pues bien, me levanté herido, ensangrentado y lleno de dolor, y en medio del bullicio y el desorden que se ve a ras de suelo. Del suelo de esta sociedad caótica y enferma, cuyos frutos amargos hube de vivir en mi propia carne, en aspectos fundamentales de mi vida, desde temprana edad.

    Entonces, como cantaba Lennon: “no podía andar, así que intenté correr”. Y antes de perderme o causar daño a otros y a mí mismo, canalicé gran parte de esas energías a través de este blog, sublimándolas y encauzándolas hacia un fin positivo, y a través de formas lo más armónicas que pudiera. Así pues, estoy haciendo lo que siento que debo hacer en cada momento, tratando de fluir con lo que me brota, aún cuando sé que hay ocasiones en que no sé si es mi esencia o mi yo-inferior quien dirige. En fin, hago lo mejor que puedo y sé.

    Quiero decirte que abrazo totalmente el mensaje de paz y serenidad que deseas transmitir, pues como dije antes, está indisolublemente unido a mi labor. Y ello no obsta, como sabemos, para tomar acción -y llamar a la acción a la gente-, siempre positiva y pacífica, en el mundo a ras de suelo. El cultivo interior y el desbloqueo y pacificación internas son ciertamente necesarios e ineludibles, mas también es preciso actuar, materializar, y para eso es la información, difusión, concienciación y la denuncia, pues sin estos elementos muchas personas no van a percatarse de lo que realmente está sucediendo, no van a abrir sus ojos, mentes y corazones. Para ellos especialmente son, pues, esos posts y mensajes más rotundos, contestatarios o reivindicativos. De esta forma, y en su momento, estas mismas personas accederán a conocimientos y hechos más profundos y sutiles, que también se les habían ocultado. Y empezarán de veras su cambio interior.

    Como ves, mi papel como Freeman es “multidisciplinar”, y exige tocar varios “palos” y comunicarse a varios niveles de comprensión, para que cada cual tome lo suyo y pueda enriquecerse, motivarse e inspirarse con ello. Esta es la conciencia que tengo; sé que todo esto es realmente algo así como un sueño o película, y que estoy relizando mi función en esta Obra, como todos realizan la suya, siempre de manera perfecta, aunque el ego engañe con sus dudas y temores. Sin embargo, “hasta los cabellos de la cabeza tenemos contados”. Todo es perfecto. Toda imperfección es apariencia, así como toda polaridad “verdadero-falso”, “bueno-malo”, “mejor-peor”, “correcto-incorrecto”, etc. Todo es Uno, una Ley rige. Y de lo Perfecto no puede manifestarse nada imperfecto.

    Asímismo, bien sabemos que nuestros supervisores evolutivos no nos sacarán las castañas del fuego, no van a bajar a hacer el trabajo que nos corresponde hacer a nosotros, como individuos y como colectivo. Pero sí se presentarán para dar por terminado “el ejercicio, la prueba o experimento”, a la hora exacta de la evaluación. Esto muy posiblemente coincida con el anunciado (desde hace décadas, y milenios realmente) cambio de los polos magnéticos terrestres (con todo el movimiento de placas que eso puede significar). En fin, será también el momento del vuelco dimensional. “Dinamita pa’ los pollos”…

    Pero nada que temer, como bien transmites tú; es preciso entregarse al Orden Mayor, y que la confianza en el auténtico poder -que es el espíritu- lleve a la mente a la pacífica aceptación-rendición, a la claridad y serenidad que permite que todas las cosas en nuestra vida se coloquen de la mejor forma, con la mayor suavidad. En eso estamos. En eso estoy. Y hasta entonces, a seguir cada uno haciendo lo que sienta mejor, haciendo lo mejor que sepa, brindando y brindándose lo mejor. Que todo tendrá y tiene un sentido. Finalmente, comprenderemos todos que a la auténtica paz se llega sólo por la propia paz, dentro de uno, dentro de cada uno. Como decía Gandhi: “no hay caminos para la paz, la paz es el camino”.

    Sí que me gustaría, hermano Arturo, concretamente saber qué velos son los que según tu opinión no deben ser aún retirados, pues la verdad es que se han retirado ya muchos, y no sólo en este blog; ciertamente vivimos una época de revelaciones sin precedentes.

    Muchas gracias amigo, por tan sustancioso diálogo. Son como siempre bienvenidas las impresiones y consideraciones que nuevamente desees expresar. Comparto finalmente contigo y los lectores dos extractos de recientes comentarios, que fueron respuestas a dos lectores, y que vienen a colación de lo que hemos comentado.

    (…) no por mucho que existan estos asesinos [la élite] desarrollando sus procedimientos criminales vamos nosotros a convertirnos en seres como ellos, actuando igual que ellos, perdiéndonos igual que ellos. Si nos dejamos arrastrar por las más densas vibraciones y estados mentales-emocionales estaremos de hecho colaborando a la destrucción generalizada, manteniéndonos justo en la modalidad en la que ellos son expertos y “maestros”, lo cual facilitaría más el cumplimiento de sus objetivos. El odio y el miedo son en verdad grandes mecanismos de control de la élite para paralizar nuestra evolución y progreso integral. ¿Para qué crees que son todas esas películas y noticias de muerte, violencia, odio y terror?
    Si caemos en ese agujero no habremos aprendido nada. Nuestra liberación individual y colectiva se trata de CONSCIENCIA, no de más ofuscación; de ACCIÓN LÚCIDA Y ARMÓNICA, no de más reacciones ciegas y destructivas; de VIDA, COMPRENSIÓN, LUZ, COMPASIÓN y UNIDAD, en vez de más muerte, inconsciencia, oscuridad, odio y confrontación. Tal es la línea, mensaje y propósito claros e inequívocos de Liberación AHORA y de su autor. Desapruebo y rechazo cualquier otro mensaje contrario a esto, al igual que comprendo los sentimientos y el dolor de quienes se pronuncian en esos otros sentidos.

    _____________________________________

    En verdad que es preciso ser más lúcidos que ellos, avezados, inspirados y capaces de trasmitir a la sociedad informaciones, hechos y conocimientos de gran trascendencia, y hacerlo de un modo coherente, veraz y riguroso. No basta con que lo que transmitimos sea cierto; es necesario presentarlo con seriedad, rigor y lógica, para que no quede un resquicio donde los desinformadores puedan agarrarse, intentando perpetuar el ocultamiento de estas cuestiones de primer orden a la sociedad.

    Y además, incluso -e ineludiblemente-, hemos de lograr ponermos por encima del nivel de la confrontación, el odio, el temor y la lucha de agresión, pues este es el ámbito donde ellos son expertos y donde tienen la batuta. Mal negocio interior sería además para los ciudadanos despiertos el bajar a ese rastrero nivel de conciencia. Precisamente uno de los temas que siempre nos ocultaron es nuestra naturaleza sutil, de conciencias evolutivas integradas en un Orden Mayor. En este sentido, muchos sabemos bien que la auténtica solución a este desafío mundial va a venir por la vía de la consciencia incrementada, individual y colectiva, del empoderamiento personal, la determinación coordinada y la difusión sietemática de toda la información clave. Sabemos que a la Paz sólo se puede llegar por la Paz; y sabemos que el CAMBIO realmente se producirá cuando un número suficiente de personas hayan realizado el cambio en sí mismas. Entonces, como una casa que se desploma por la rotura de sus cimientos, así caerá este sistema mundial tiránico, cuando la mayoría de las sociedades civiles de cada país deje de apoyarlo y sostenerlo con su anuencia y colaboración. Sin el consentimiento de un rebaño humano alienado, ellos no son NADA.

    Así pues, sigamos todos juntos librando este buen combate, en la Luz, en la paz, en la consciencia y hermandad, en el crecimiento interno y en el activismo externo, hasta que un día nos sorprenda el Nuevo Sol de la Victoria. Y así será.

    Un fuerte abrazo y gracias de nuevo por tu luz,
    sí que llego a percibir que todo está mucho mejor de lo que parece.
    Freeman

    PD: Bueno, ahora me tendrás que disculpar tú por tanto rollo que he metidoooo, jajajajja ejejejejejeje. La ocasión bien lo merecía. ;)

  6. 12 abril 2010 6:44 PM

    Hola otra vez,

    Como dijo Jack el Destripador, vamos por partes.

    Sobre el Blog:
    —————–

    En primer lugar, quisiera comentarte que me gusta mucho tu Blog y que estoy de acuerdo con lo que comentas en tu post anterior (sobre tu labor de difusión, sobre el carácter tan heterogéneo de la audiencia, etc..).

    No lo digo por halagarte ni manipularte, es que es verdad. Leyéndote me voy enterando un poco de las cosas que pasan ahora en el mundo (te eché de menos en tus mini-vacaciones de Pascua, cuando iban pasando los días sin novedades, …snifff). Ya te imaginarás que consulto también otros lugares de Internet, pero aquí percibo normalmente unas resonancias interiores más favorables que en otros sitios.

    Mi más sincera enhorabuena por este esfuerzo continuado.

    Sobre los temas ya abordados:
    ————————————–

    Los temas que he ido tocando son el fondo de la cuestión, digamos el meollo o la estructura interna que le da su sentido al resto. Las apariencias, los detalles cotidianos que percibimos, sólo encuentran su pleno sentido si tenemos en cuenta este esqueleto interno sobre el que se articulan. Sin conocer el fondo, las manifestaciones de la realidad nos van a parecer una sucesión de fenómenos sin sentido, aleatorios, amenazadores, y sin orden ni concierto.

    Tienes razón en que hay mucha enjundia y da mucho que pensar. El motivo precisamente es que al cambiar nuestra óptica sobre los puntos esenciales, lo que viene a continuación en consecuencia es nada menos que cambiar toda nuestra percepción sobre la problemática humana, en todos sus aspectos. Es decir, repasar todo lo que ha sido hasta ahora, todo lo que es en este momento, y todo lo que deberá ser a continuación. (por cierto, muy bueno lo de Lola Flores, me he reído al verlo).

    Este tipo de trabajo no es recomendable para todo el mundo. Si todos nos subimos al andamio para querer ser todos cristaleros, ¿quién hace de policía, o de bombero?, ¿quién limpia las calles?, ¿quién conduce los autobuses o los taxis?. Todas estas funciones y muchas más son imprescindibles y vitales, y todos los trabajos son dignos y elogiables cuando se abordan con la honestidad de acabarlos bien. Si alguien se quiere plantear cuestiones trascendentales, es más que bienvenido, esto no es un coto reducido para privilegiados ni para iniciados mistéricos. Pero por favor, que nadie pierda de vista su verdadera función en el mundo. Y esto me lleva directamente a hablar de los siguientes puntos…

    Para los que todo esto les suena a chino:
    ————————————————-

    Olvídense de todos estos rollos tan complicados y pasen página. Eso es lo correcto.

    Presten atención a su alrededor, a su esposa o su marido, a sus hijos si tienen esa bendición, a sus seres más queridos… Presten atención a su trabajo actual, sea el que sea, y acabenlo de la forma más concienzuda que puedan.

    Y ante todo vivan. Vivan la Vida, con toda su hermosa intensidad y todo su disfrute. Calmen la mente, no hagan demasiado caso a chiflados como yo ni a los agoreros de turno que siempre aparecen. Y a vivir. A vivir en paz, con confianza y plenitud, con los pies firmemente plantados en el suelo, y desde sus corazones. Esto es lo correcto, éste es mi mensaje sencillo de lo que hay que hacer.

    La Vida es como la cerveza. Las primeras veces que se prueba nos suele parecer desagradable e insoportablemente amarga. Sin embargo, si seguimos probándola, poco a poco nos va pareciendo más aceptable. Y con el tiempo, si se lo permitimos, gradualmente pasa de gustarnos de verdad a que la amemos plenamente, en embriaguez, gozosamente y sin concesiones.

    No te rías, que es de verdad: la Vida es una substancia altamente adictiva. No me extraña que el algunos países esté casi rayando lo ilegal…

    Cuando atamos un bebé al asiento trasero del coche con su cinturón de seguridad, no lo hacemos por crueldad o por crearle cárceles mentales ni nada parecido, sino por su propia seguridad. Precisamente porque lo amamos le imponemos algunas limitaciones para su bien.

    La Humanidad está en una situación similar a ese bebé limitado en el asiento de atrás. Papá conduce y Mamá está ahí delante a su lado, y todo está bien. El bebé no necesita comprender la naturaleza del coche, o del viaje, o del destino, para disfrutar con la experiencia. Puede gozar con lo que tiene a mano y con las cosas que ve pasar al otro lado de las ventanillas, en la confianza de que está en las mejores manos mientras dura el viaje. Y que el destino, por desconocido que sea, será algo muy bueno y divertido cuando llegue, que habrá merecido la pena de pasar por esas molestias.

    Si el bebé se rebela contra el cinturón y la silla, y patalea y chilla y berrea… Bueno, está en su derecho, pero esto no va a impedir ni detener el viaje. Sólo hará de la experiencia un sufrimiento desagradable para él mismo y para los demás, bastante insoportable. En cambio si se relaja y disfruta, si juega, toda la vivencia será una aventura placentera para los mayores y para él mismo. Es simplemente una cuestión de confianza en la realidad en que te encuentras atado.

    Pensemos en un tobogán de un parque. Llega un niño, se tira por él, y disfruta. Más tarde llega otro niño, también se tira por el tobogán, pero se asusta mientras cae. Al intentar frenar el movimiento se aferra a las barandillas y se quema la piel de las manos. Dolorido llega mal al suelo, cae y se lastima también las rodillas.

    En ambos casos el tobogán es el mismo. Y no se puede decir que el tobogán es bueno o es malo, no es aplicable ningún criterio moral. Simplemente es lo que es. Un tobogán y punto, ni bueno ni malo.

    Sin embargo es evidente que la experiencia subjetiva de ambos niños no puede ser más dispar. ¿Por qué? Pues el motivo hay que buscarlo en la actitud personal de cada uno. Si hay confianza en el movimiento, se disfruta e incluso se quiere más. Si hay desconfianza, vienen a continuación el miedo y todas esas desgracias que nunca vienen solas.

    Por todo ello insisto. Para aquellos que los temas trascendentales les suenan a chino: a vivir amando y haciéndolo bien, a disfrutar el tobogán y el viaje con confianza, y a apurar la cerveza hasta el fondo, que no está tan mala como parece.

    Para los que estas cosas les despiertan alguna resonancia:
    ———————————————————————–

    Hay que ser fuertes en estos momentos difíciles. Todos nosotros.

    El pequeño problemilla es que a veces ser fuerte consiste en rebelarse y luchar contra lo que hay. En cambio otras veces la fortaleza consiste en aguantar y en resistir, defendiendo lo que hay aunque nos caigan encima chuzos de punta.

    Por tanto ser fuertes no basta. Se precisa también una gran sabiduría para discernir en qué ocasiones hay que oponerse y en cuales hay que aguantar la situación. Por supuesto, en ambos casos siempre poniendo toda nuestra pasión y yendo a por todas.

    Lo más cómodo es que algún otro nos diga lo que tenemos que hacer. Así que la cuestión viene a ser a quién le podemos hacer caso.

    Hay personas que tienen mando por la posición que ocupan (como un general dentro de un ejército, o el Papá de Roma dentro de la jerarquía de su Iglesia). Esto es diferente de la verdadera autoridad. A veces coincide que personas con mando tienen autoridad, pero pocas veces ocurre así.

    La diferencia es que la autoridad la conceden (o no) los demás, no una jerarquía externa predeterminada. Pensemos en el típico jefe de una oficina, que a la que se da la vuelta los empleados le sacan la lengua y hacen unos cortes de manga. Ocupa un puesto de mando dentro de esa estructura de poder, pero sus compañeros no le están reconociendo ninguna autoridad. Ni siquiera le tienen respeto.

    (Para ver un buen retrato de las diferencias entre mando y autoridad, recomiendo ver la película “Gladiator”. Los personajes del emperador y del gladiador son arquetipos en este sentido. Uno intenta imponerse por la fuerza, el terror y los galones. Al otro le siguen sus compañeros de una forma natural, sin imposición, primero en la legión y luego en la arena del circo).

    Por tanto, volviendo a lo que comentaba antes, todos queremos mejorar el mundo . Pero precisamos de una persona que nos diga cómo encauzar correctamente nuestros esfuerzos. Esta persona debe ser muy sabia, y nos debe inspirar la suficiente confianza y respeto para que le otorguemos la autoridad sobre nosotros.

    Eso nos descarta automáticamente a todos los chiflados como yo, a los políticos, a las corporaciones que nos atormentan con sus artificios en la tele, a las jerarquías al uso, etc…

    Recomiendo volver a ver la película “La Vida de Brian” porque te ríes, pero también porque muestra qué fácilmente podemos caer en un ridículo estruendoso siguiendo la zapatilla o la calabaza de un supuesto maestro. (Por cierto, una persona de veras iluminada no va a darle ninguna importancia a nada de lo que haga, ni va a querer ser molestada con persecuciones, ni con halagos, ni con propuestas que no va a aceptar).

    Bueno, esto reduce mucho el número de tus candidatos a Maestro sabio a seguir. Afortunadamente queda alguien que sí cumple con todos estos requisitos y con muchos otros más. Te lo presento: eres tú mismo.

    Hay que mirar al interior. Si miras hacia afuera, todo es confusión y opiniones subjetivas de escaso valor práctico, donde es fácil extraviarse y perder el tiempo.

    En cambio, si miras a tu interior, también encontrarás una gran confusión y opiniones subjetivas y será fácil extraviarse y perder el tiempo. Pero es lo correcto, y además ahí sí que tendrás posibilidades de éxito. Sólo hay que seguir 3 pasos sencillos, que están al alcance de la gran mayoría humana:

    1- Serenar la mente. Hay muchas herramientas disponibles para ello (meditación, yoga, etc…). Puedes probar una o combinar varias hasta que encuentres algo que se adapte bien a tu manera de ser. No que te tengas que adaptar tú demasiado a la disciplina. Con todo respeto para los Maestros, no es tan importante adaptar el hombre a la herramienta, como adaptar la herramienta a que sea útil a cada hombre concreto. No hay dos hombres iguales, y es tiempo de ir a lo práctico.

    2- Mantener la Pureza. En cuanto percibas algo indigno en ti, deshazte de ello. No trates de ocultarlo, ni de justificarlo, ni de pensar que “yo soy así”, ni nada parecido. Simplemente despréndete lo antes posible de todas las indignidades, sin hacerlas tuyas. Sólo perseverando en el tiempo en esta actitud se va mejorando tu presencia en el mundo. También hay disponibles muchas herramientas que te ayudan a esta limpieza del cuerpo-mente (reiki, acupuntura, flores de Bach, plasma marino, etc…). Piensa que la limpieza interior es una labor cotidiana, como la limpieza de una casa: no sirve hacerlo una vez y ya está para siempre. Por eso elige una herramienta o combinación de ellas con la que te sientas de verdad cómodo.

    3- Y lo más importante de todo: Escuchar a tu Corazón. Esto no es una cursilería rosa, que los muy machotes no hacemos esas mariconadas. Al contrario, se trata del principal poder que tienes disponible en el mundo. Los otros dos pasos anteriores en realidad son para facilitar éste.

    En tu corazón está la comunicación con tu dimensión superior y divina, contigo mismo, más allá del papel que representas en este escenario del mundo. Es como el teléfono móvil o la televisión: convierte frecuencias invisibles en otras que sí puedes percibir y darles una utilidad (una vez suprimidas las posibles interferencias, claro).

    Tú tienes que ser tu propio Maestro. No busques otro fuera, que no te hace falta y es perder el tiempo. En tu corazón hay un viejo sabio. Ahí está toda la intuición, todo el amor, todo el poder y toda la sabiduría que puedas necesitar para caminar por el mundo acertando en todas tus elecciones. Ciertamente, no has nacido desarmado.

    Pasa de chorradas, y confía por completo en ti mismo y en la Vida. No necesitas nada más, ya tienes cuanto precisas, ya eres lo que hay que ser. Conecta con tu Ser verdadero a través del corazón. Si tu mente confía de verdad en ti y se relaja, el corazón pasa a regir el cuerpo. Entonces sabrás con certeza cómo comportarte y cómo encauzar tus energías a cada momento, es decir, cómo ayudar a mejorar el mundo.

    Pruébalo, y ya verás como no te funciona y te parecerá un timo. Insiste más, y ya veremos qué pasa. Persevera todos los días, y finalmente el éxito estará en tus manos.

    Para los que estáis más despiertos:
    ——————————————-

    El Poder y la Responsabilidad son dos energías que siempre van unidas. No se puede tener uno sin hacerse cargo del otro.

    Poder significa tener un potencial, la capacidad de hacer algo que otros no pueden hacer.

    Por su parte la Responsabilidad consiste en que las autoridades nos puedan pedir cuentas de qué hemos hecho o no hemos hecho con ese poder o capacidad que nos han otorgado. Es decir, la Responsabilidad consiste en responder sobre el uso dado al Poder.

    No se pueden pedir responsabilidades a alguien que no ha tenido el poder de actuar. E igualmente no se puede ejercer el poder sin estar dispuesto a responder sobre las consecuencias últimas de tal ejercicio.

    Esto nos lleva a la pequeña cuestión de que quien tiene un mayor Poder, tiene también una mayor Responsabilidad. Os recuerdo esto, porque los que tenéis en este momento más poder disponible sois quienes estáis obligados a servir mejor a quienes no tienen tal poder, es decir, nada menos que a la inmensa mayoría humana.

    Pronto tendréis que rendir cuentas de vuestras actuaciones. No sirve de nada lamentarse por tener que servir a otros más desfavorecidos. Si se elige no usar el Poder, también habrá que rendir cuentas acerca de el por qué de tal negativa.

    Los poderosos sois los primeros sirvientes públicos, os guste o no. Por eso es pertinente este pequeño recordatorio. Sin ánimo de molestar a nadie, todos estamos invitados a actuar correctamente, de acuerdo a nuestra función real en el Todo y a nuestra posición actual. Nos guste o no.

    Sobre las revelaciones recientes:
    —————————————-

    Desde el punto de vista de la Tierra, es cierto que vivimos un tiempo excitante donde están viniendo más revelaciones que en otras épocas anteriores.

    Sin embargo éste no es el principal objetivo de las acciones emprendidas ultimamente, sino que más bien se trata de una especie de “efecto secundario”.

    Me explico. Imaginemos una habitación a oscuras donde están sentadas un montón de personas. Si una de ellas enciende una pequeña luz (porque ha encontrado un interruptor, o una cerilla, o por lo que sea), es imposible que ella sola se beneficie de dicha luz. En mayor o menor medida, alumbrará a todos los presentes. Los más cercanos a esta persona se iluminarán más, y los que estén más alejados seguirán en una penumbra algo más tenue.

    Cuando una persona avanza, si el avance es verdadero beneficia a todos, puesto que estamos todos juntos. Si se pretende hacerlo por motivos egoístas, simplemente no funciona.

    Los Grandes Señores son como dioses para los dioses de los dioses de los dioses… y así a lo largo de varias jerarquías más. Por otra parte la naturaleza humana se ha ido haciendo tan rara a través de cada nueva versión, que por “ahí afuera” no hay quién la entienda. En estas condiciones, la comprensión entre las partes se hace verdaderamente… ¿cómo decirlo, “difícil”…?

    La manera de resolver esta disparidad pasa por una persona capaz de estar en ambos mundos, lo Grande y lo pequeño. Una especie de interprete de confianza, que pueda comprender y traducir los mensajes en ambos sentidos (desde arriba hacia abajo, y desde abajo hacia arriba), y que consiga conciliar culturas y modos de pensamiento tan sumamente dispares. Es decir, un milagro improbable.

    ¿Por qué una sola persona y no muchas, o ya puestos, todas ellas?. Porque la Vida es sabia y piensa de otra manera a la humana. Pensemos por ejemplo, que de millones de espermatozoides solamente uno fecunda normalmente un óvulo. Y no hace falta más. Con uno, es suficiente para el milagro de una nueva vida.

    También hay razones de índole práctica. Hay místicos que consideran que, puesto que el hombre es esencialmente espiritual, es una buena idea que ascendamos todos a un estadio evolutivo más elevado. Y no está del todo mal este enfoque, pero topa con varios problemillas para llevarlo a la práctica:

    1) Está más allá del diseño humano actual esa capacidad. Como espíritus somos poderosos, pero estamos jugando a un juego de limitaciones aceptadas voluntariamente. Para hacer esa transformación evolutiva, hay que cerrar el juego actual con el diseño humano actual y empezar otro juego nuevo con un diseño humano nuevo. No se cambian las reglas durante el juego.

    2) Los humanos que han conseguido más iluminación lo han logrado a partir de años de esfuerzo, a menudo con grandes sufrimientos al principio de su ascensión, en medio y al final. Si somos realistas, comprenderemos que no se puede pedir algo así a toda la población mundial. Unos hombres son demasiado jóvenes, otros demasiado viejos, otros enfermos, todos inmersos en sus quehaceres cotidianos. No se puede pedir un esfuerzo sobrehumano semejante a todos… y total al final para nada.

    3) Lo humano es un aparte en este Universo, que no se creó para la Humanidad sino que tiene sus propios objetivos. Somos un programa, como un juego de rol multi-jugador, que está ejecutándose en un gran ordenador que fue diseñado en realidad para hacer otros trabajos mucho más grandes y más serios. Por tanto la emulación del mundo espacial, aunque está muy lograda, está sujeta al funcionamiento del hardware y del software subyacente, el cual sigue sus propias instrucciones aparte. Esto nos complica bastante el panorama. Entre otras cosas, conlleva que no tenemos tiempo material para iluminar a todo el mundo aunque ello hubiera sido posible (cosa que tampoco es). Se siente, pero no quedan tantos años por delante como para poder intentar algo así.

    Por tanto hay que contentarse con solamente una persona-enlace y no con todas, como parecería tan buena idea. Qué putada, ¿no?. En fin, menos da una piedra…

    Esa persona singular (¡pobre del que le toque en Gracia!, se va a reir con esta Gracia), es la energía crística o búdica de algunas tradiciones, el dios hecho hombre, el avatar, el salvador tan largamente esperado.

    Es también el Rey ligado a la Tierra de la leyenda artúrica. Si la dama Tierra se entrega voluntariamente a un Rey verdadero que la posea, podrá superar los tiempos de caos y alcanzar un nuevo orden, un nuevo reinado. Y si no, sin Espíritu la pobre Tierra quedará bastante maltrecha con lo que se avecina en el Universo subyacente. Lo mismo que le pasaría a un ser humano, sólo que a otra escala del fractal.

    La buena noticia es que esta energía, o esta persona, ya está entre nosotros. Está llamado a primero juzgar y luego reinar. Es quien ha empezado a encender cerillas y pulsar interruptores, de forma que todos en la habitación a oscuras nos hemos ido encontrando indirectamente con más claridad y con más revelaciones que nunca antes.

    Estas revelaciones no eran el objetivo principal deseado, sino un efecto colateral inevitable de esta dinámica, del propio desarrollo de los acontecimientos.

    Sobre retirar más velos:
    ——————————

    Ja ja ja, ¡cómo me tiras de la lengua…! Hay ciertas limitaciones sagradas, ya te lo he dicho.

    Se pueden comentar algunos aspectos de esos límites, pero también aquí hay otra pequeña complicación. (Lo siento: parece que no haya nada sencillo en este mundo cruel).

    Imaginate que te enseño las escenas finales de una buena película, cuando al fin se resuelve toda la trama, pero no te he enseñado el principio de la misma ni su desarrollo posterior. No vas a poder captar qué está pasando en realidad, quién es cada personaje, ni podrás entender por qué actúan como actúan y no de otra manera.

    Y no es que la película sea sólo para inteligencias insondables, fuera de toda comprensión humana. La razón para esta dificultad en el entendimiento es sencilla: te falta saber el contexto anterior, conocer todos los antecedentes.

    Lo que me pides se puede hacer en principio, pero primero habría que hablar de unas cuantas cosillas muy entretenidas como son la psicología de las divinidades, el sentido verdadero de la creación, la estructura de la realidad universal, y finalmente del origen tortuoso de lo humano. Sin este contexto previo no se puede entender correctamente el escenario final de la película ni el otro asuntillo éste de los velos al conocimiento que oscurecen el alcance de nuestra mirada. Menos aún se podrá entender el propósito futuro de todo este lío.

    ¿De verdad quieres abordar algo así?. Piensa que es algo tan amplio que es casi inmanejable, y que conllevará muchos esfuerzos. Por mi parte, para traducir lo Grande a términos sencillos (casi marea pensar en el trabajón que eso supone), y por la tuya para recablear la cabeza y no perder el hilo argumental.

    Se parece a estudiar una carrera, como Medicina o Derecho. No puedes empezar directamente en el último curso. No por un extraño capricho del destino, sino porque necesitas estar familiarizado con unos conceptos básicos antes de poder pasar a manejar los siguientes. Eso sólo se consigue pasito a pasito, dosificando la información para integrarla internamente. No es una cuestión de un día ni de dos.

    Piénsalo, y si de verás te parece interesante, veré cómo se podría estructurar una versión breve en varias partes que sean más cortas, más manejables y más digeribles. Esta estructura de ir añadiendo comentarios a un artículo del Blog no sería la adecuada.

    Bueno, creo que ha llegado el momento de hacer una pequeña pausa para reflexionar y para asimilar un poco mejor las ideas apuntadas.

    Un fuerte abrazo con todo cariño,
    Arturo

    P.D.: creo que te voy ganando yo por goleada en la extensión de los rollos ;-)

  7. 13 abril 2010 3:42 AM

    Querido Arturo, tus palabras tienen la fuerza y agudeza cristalina para hacer trizas “los velos del templo”, jejejejejejeje.

    Sí que preciso esa pausa para releer de nuevo todo el texto, mas mi primera impresión -como en anteriores comentarios- es francamente auspiciosa, es decir, la mayoría de las ideas que expones y explicas resuenan en mi interior y, desde luego, rebosan sentido común y coherencia, y así lo percibo conforme a mi bagaje experimental e investigativo.

    Hay cosas obviamente que la mayoría de los lectores -y yo incluido- no tenemos actualmente forma de saber si son así, o de otra manera o si no son. Pero esto es completamente natural cuando se aborda el aprendizaje o la toma de contacto con aspectos de la realidad novedosos o inexplorados para una conciencia -aún cuando dichos aspectos hayan estado ahí por toda la eternidad.

    En tal sentido, cuando una persona tiene algo valioso y relevante que aportar o compartir -en cuanto a conocimiento y experiencia- y otra persona está receptiva, abierta a escuchar en una actitud neutral, respetuosa y de sincero anhelo de conocer y sondear posibles perspectivas -que eventualmente redunden en una ampliación o crecimiento conciencial-, puede entonces establecerse una fructífera comunicación y escucha; una dinámica voluntaria y compartida de mutuo enriquecimiento.

    Y luego es ya el discernimiento de cada quien lo que determinará aquello con lo que se queda y aquello que, temporalmente quizá, deja a un lado.

    Siempre es, pues, bienvenida toda aquella información que nos permita comprender mejor la realidad en la que vivimos e interactuar en ella más optimamente, pues la confianza -y posteriormente la serenidad y la paz- vienen en base a certezas que primero comienzan siendo conocimientos que, al integrarse en la experiencia, devienen en sabiduría.

    En definitiva, hermano Arturo, me parece realmente interesante tu propuesta, y desde luego me siento muy honrado y agradecido por tu disposición a compartir y desgranar estos elevados conocimientos conmigo y con la audiencia receptiva, en este humilde blog (por cierto, muchas gracias también por tus palabras de aprecio al mismo y a mi labor).
    Gustosamente te facilitaré la forma en la que más cómoda y manejable te resulte la exposición de los temas (como entradas, como página, como subpágina… ya concretaremos).

    Ayyy Dios, miro el reloj y me da algo, es rematadamente tarde, jajaja, estoy cansadito, en verdad que el tiempo pasa volando y encima ya es mitad de abril, jajajajja. Seis horas más al día serían muy socorridas, darían más chance para dar abasto…

    Por imperativo fisiológico tengo que retirarme. Decirte que la lectura de tu comentario fue muy amena y provechosa, y me encantaron además las notas de humor, jejejejejeje, tienes cada golpe que es muy bueno, jejejejeje, lo de Jack el destripador ya de entrada fue tremendo, jajajjajajajaaa, creo que lo firmaría Groucho Marx (en ese sentido, me declaro completamente marxista, jajajjaja). Bueno, ya es el cansancio que induce la risa floja.
    Seguiremos pronto la conversación.

    Un abrazo grande y buenas noches,
    Freeman

    Pd: síi, goleada, he recibido un varapalo en rollos, jajajajajjaa, “la manita”, jejejee. :D

  8. 13 abril 2010 9:28 AM

    Querido Freeman,

    Muchas gracias por todo. Ya sé que está de más decirlo, pero permíteme insistir de nuevo: a mí no hay que hacerme demasiado caso, ni creerse nada de lo que yo diga. Cada uno debe escuchar la maestría de su propio corazón, que para eso lo tiene (aunque con todas las limpiezas que haga falta para eso, claro está).

    Por esta vez no me enrollo. Tras los últimos días de mucho Sol, es conveniente el desahogo de unos gratos momentos de lluvia. Estamos inmersos en ciclos, y hay que saber aprovecharlos para avanzar cuando es fácil hacerlo y para mantenerse firme cuando toca estar quietos (no al revés, que sería una ignorancia). Ahora no es el momento de querer avanzar más.

    Intuyo que necesitaré dos o tres días para poder tener una intuición más clara. Así que, si te parece bien, cuando pasen las nubes te pondré otro post en esta página. (Sí, ya sé que parecemos un avión: sólo despegamos si el tiempo lo permite).

    Descansa y cuídate. No conviene forzar la marcha.
    Un fuerte abrazo,
    Arturo

    • 14 abril 2010 3:23 AM

      Gracias a ti, Arturo, por tu amabilidad. Toma el tiempo que necesites, estás en tu casa.
      Esto es como los buenos alimentos; se preparan, se sirven y se degustan con tranquilidad y amor.

      Sí que somos como “viones”, jajajaa. Las pistas de Liberación AHORA mantendrán sus luces de posición encendidas para que nadie “pierda el rumbo” (incluído Freeman, jajajaja).

      Voy a ver si me acuesto antes estos días, porque es que no estoy parando últimamente, con tareas acumuladas.
      Un fuerte abrazo hermano,
      Freeman

  9. Paul permalink
    13 abril 2010 8:43 PM

    Gracias a los dos por esta hermosa charla que habeis mantenido

  10. 13 abril 2010 11:16 PM

    Es un placer, Paul. Gracias a ti por tu paciencia de leer todo esto.

    La charla no ha terminado, apenas ha empezado. Eres bienvenido si deseas unir tu voz a la misma.

    Un abrazo,
    Arturo

  11. 14 abril 2010 3:29 AM

    Un gusto, Paul, compartir con vosotros los lectores estas cuestiones tan especiales, que a muchos nos resuenan en el fondo del alma. Un abrazo. Freeman

  12. 17 abril 2010 7:12 PM

    Querido Freeman,

    Ya tengo preparado el segundo documento de la serie. En su lógica interna, vendría después de una Introducción que todavía no está escrita. Como siempre, voy al grano. He preferido empezar con un tema verdaderamente importante antes que con una Introducción más formal.

    Tienes mi e-mail. Si eres tan amable, podrías facilitarme en privado un mail tuyo donde poderte enviar este documento. Creo que es conveniente que primero veas si te gusta o no, antes de seguir concretando el formato para su posible publicación.

    Te ruego que leas el documento completo y luego reflexiones bien si de verdad deseas o no seguir adelante con este proyecto tan ambicioso y tan de largo alcance. Conmigo no tienes ningún tipo de compromiso, ya lo sabes. No te sientas obligado a nada que no quieras hacer. Eres libre de elegir, y hagas lo que hagas a mí me va a parecer todo muy bien. Así que por mi parte, sin problemas. Sólo te pido por favor que te asegures de lo que quieres realmente.

    Si es posible, sí que me gustaría que ambos nos asociáramos de una forma sencilla. Yo te podría ir transmitiendo uno a uno los mensajes que quisiera ver publicados. Y tú podrías darles la forma que te parezca más conveniente. Confío en tu buen gusto para elegir fotos, titulares, tipos de letra, formatos, etc… También confío por completo en la experiencia que ya tienes acumulada con la publicación del Blog.

    Tan solo algunas sugerencias:

    1- Ya que estamos haciendo historia, podemos inventar algo que sea completamente nuevo, y ordenar todo bien desde el principio (por consideración a los pobres que vengan detrás, para que no se pierdan mucho).

    2- Creo que habría que incluir un documento previo (el número cero) que contenga toda esta charla junto con el artículo inicial que la empezó, si a su autor le parece bien. De esta forma todo lo que venga después estará ordenado en su debido contexto.

    3- Cada documento no debería ser un monologo coñazo (como una conferencia o una clase magistral), sino un material inicial sobre el que trabajar entre todos. Puesto que hablamos de un fondo transpersonal, la forma también debería ser transpersonal.

    4- En la antigua Grecia un Ágora era una plaza pública, un centro abierto donde reunirse para debatir la cultura, la política y la vida social. Cada nuevo documento debería ser en concepto como un nuevo Ágora, abierto a quien quiera ampliar y desarrollar sus contenidos.

    5- Puesto que en el fondo hablamos abiertamente de la Vida, la imagen formal del conjunto también debería ser abierta y viva. Una serie de Ágoras que no estén encerradas entre cuatro paredes, integradas en un gran jardín que va creciendo con plantas y flores hermosas. Sin poner límites al crecimiento: cada tema abierto en el tiempo (es decir, no darlos nunca por concluidos, como el conocimiento); cada uno abierto a que entren libremente todas las personas en paz; y todo ello abierto a su vez en el espacio (es decir, que no haya límite al número de Ágoras posibles, y que cada una se pueda ramificar más adelante en sub-Ágoras si es necesario, como un árbol vivo que al ir creciendo desarrolla ramificaciones menores especializadas que no se desgajan de la rama mayor de la que provienen).

    Sinceramente, no tengo ni idea de cómo se podría materializar una estructura así. Pero seguro que a ti ya se te está ocurriendo algo.

    Mi sugerencia consiste en ordenar algo vivo y abierto en todos los sentidos, que nos sea útil YA (Liberación AHORA), y que también entregue sus mejores frutos con el tiempo, cuando estos estén maduros.

    Creo que con este invento no habría que buscar una perfección absoluta a la primera. Es preferible poner algo resultón que funcione provisionalmente, y ya se mejorará poco a poco.

    Por cierto, tampoco tengo ni idea de cómo se llama este nuevo invento. Si te parece bien, lee por favor el segundo documento. Seguro que ya se te ocurrirá algún nombre apropiado. Ah, y si te parece conveniente que algún allegado tuyo lo lea también, por mi parte no hay ningún problema. Considero el mensaje como algo público, no como algo “mío”. De forma similar a la Sabiduría o el Conocimiento, que son patrimonio colectivo y nunca propiedad de un individuo o de un grupo.

    Muchas gracias por todo querido amigo, y un fuerte abrazo,
    Arturo

    • 18 abril 2010 5:17 AM

      Hola querido amigo Arturo:

      Son realmente edificantes y sugestivas las ideas e intuiciones que nos compartes, acerca de este “algo” que ha estado naciendo desde que nos liamos a comentar este artículo de mi amigo Jorge, jajajaja. Y lo más bonito y benéfico de todo es quizá el espíritu de puro aprendizaje, de transmisión didáctica de elevados conocimientos, de apertura, de respetuosa, animada y esmerada exploración más allá de los límites convencionalmente establecidos en el todavía vigente paradigma de civilización. Y todo con naturalidad, humildad, lucidez y sentido común.

      Envíame por favor el documento, y lo leeré con calma y atención, claro que sí. Y ya después veremos cómo enfocarlo más concretamente, en este aquí y ahora. De entrada, me satisface y soy naturalmente inclinado a compartir con todos los lectores estas cuestiones, lo que es sabiduría perenne y los conocimientos sutiles, elevados, que durante siglos quedaron limitados a los iniciados, siendo vedados al resto de los mortales. Son otros tiempos ahora, y desde luego, está en mi ánimo compartir y brindar lo mejor a mis semejantes.

      Esperemos que esta vez nadie nos venga a “quemar la biblioteca de Alejandría”, jajajajjaa jejejejejejjee. Afortunadamente, la luz es más poderosa en este nuevo ciclo que apenas está iniciando, surgiendo de las cenizas del orden anterior (lo cual estamos presenciando en nuestros días).

      Me gustaron mucho tus sugerencias e impresiones. Gracias por todo. Seguiremos hablando y fluyendo.

      Un abrazo grande y bendiciones,
      Freeman

  13. 18 abril 2010 12:28 PM

    Buenos días, querido amigo.

    Muchísimas gracias por tus hermosas palabras. Tu entusiasmo es una bendición de gran ayuda al alumbrar este nuevo nacimiento. Por cierto, siempre que experimentas entusiasmo al comenzar un nuevo proyecto se debe a que estás alineado con la Voluntad Superior del Espíritu. La palabra “entusiasmo” viene de “en Teos” y su significado profundo es “en Dios”. De forma similar a “inspiración”, que significa “en el Espíritu” y por eso lo asociamos con la respiración.

    La verdad, no se me ocurren energías más útiles en estos momentos que tu entusiasmo y tu alegría. Muy bueno lo de quemar la Biblioteca, ja ja ja…

    Es una satisfacción ver que nos entendemos de una forma natural, sin forzar nada. Ya te he enviado el segundo documento. Me temo que es algo extenso, por lo que no te preocupes en tomarte tu tiempo para verlo bien.

    Muchas gracias por todo y un fuerte abrazo,
    Arturo

    • 29 abril 2010 2:55 PM

      Sí, querido hermano, estamos En-Teos-asmados (pero sin asma, eh?, jejejejej) y estamos Ins-Pira (de fuego)-dos (con el fuego divino dentro). No Ins-Pirados (espero, jajajajajjaja).

      Hágase pues, conforme a la voluntad del Ser.
      Freeman

  14. 29 abril 2010 2:48 PM

    Damas y caballeros, niños y mayores, ya está: FUMATA BLANCA. HABEMUS PAPA.
    jajajajajja ejejeejejeje (habemus “papas con chorizo”).

    Bien, ya fuera de broma, este es un momento especial y bendito porque en Liberación AHORA, y gracias al inestimable esfuerzo y altruista dedicación del Sr. Arturo Seguí -mi amigo y hermano, persona sabia, sencilla y experimentada-, vamos a publicar una nueva sección en el blog, El Ágora Fractal, con el ánimo de entregar a todos los que nos lean, sigan y visiten una magnífica herramienta de conocimiento, comprensión y evolución, tanto individual como colectiva, en estos momentos cruciales que vive la Humanidad hoy.

    El material entregado no es algo así como una presentación dogmática de una “verdad absoluta”, sino que reúne y sintetiza un conjunto de elevados conocimientos, contrastados desde antiguo en diversas culturas y tradiciones, y reflejados hoy experimentalmente por la ciencia más avanzada, estando dicho material permanentemente abierto a su ampliación, actualización y perfeccionamiento, tal como la vida misma. Será, pues, el discernimiento de cada cual lo que inspirará al lector a quedarse con lo que le resuene y a desechar lo que no, en el contexto de su propio y personal proceso evolutivo actual.

    Agora

    La comprensión profunda de la realidad en que vivimos, compleja y multidimensional, y el práctico y vívido descubrimiento y desenvolvimiento de nuestra naturaleza espiritual -para que realmente podamos VIVENCIARLA de forma ÚTIL, PRÁCTICA Y PROVECHOSA en el AQUÍ Y AHORA, avanzando en la realización que pone fin al sufrimiento-, son finalidades fundamentales de la serie de documentos “El Ágora Fractal”, que estarán disponibles COMPLETOS (en un panel creado ex profeso), según vayan terminándose, así como se publicarán por partes en entradas, semana a semana.
    Esta nueva sección será convenientemente anunciada en el blog en breve.

    Es todo un desafío conciliar nuestras intuiciones sutiles más elevadas con la densa confusión del mundo mental en que vivimos.
    ¿Qué más nos da si existe Dios o no existe, si está lejos y no podemos contar con Él en los momentos difíciles?
    La dimensión espiritual humana sólo encuentra su pleno sentido si sirve de ayuda a las personas para vivir correctamente estos momentos.

    El Agora Fractal. Documento 1

    Todos estáis llamados e invitados a leer y estudiar libremente estos magníficos documentos, así como a participar e intercambiar impresiones y debate sobre los mismos, si lo deseáis, enviando vuestros comentarios, compartiendo con todos esta experiencia. Los documentos del Ágora Fractal compendian y presentan -de forma asequible al ser humano actual- lo más avanzado del conocimiento interno, acerca de la realidad, su naturaleza, sus aspectos y las dinámicas que operan en ella. Todo ello -explicado de una forma clara, amena y didáctica- encontrará el lector en estos valiosos e inspirados escritos, cuyos contenidos más profundos y esenciales fueron pasando de generación en generación, desde la noche de los tiempos, siendo objeto sólo de la atención de los iniciados, y quedando vedados al resto de los mortales.

    Pero hoy vivimos el tiempo del develamiento, de las revelaciones, y de los CAMBIOS de magnitud inabarcable. Es tiempo de CONSCIENCIA, de INTEGRACIÓN y de TRASCENDENCIA. Hoy el ser humano tiene a la mano las herramientas que le permitan depurarse y alinearse con su esencia, para dar junto al planeta un nuevo paso en su evolución, superando la amenaza autodestructiva generada por el caos de una sociedad y un ser humano que son expresiones de un paradigma de naturaleza inferior, que está tocando irremediablemente a su fin. AHORA EL CONOCIMIENTO MÁS ELEVADO ESTÁ DISPONIBLE PARA QUIEN SIENTA EN SU CORAZÓN EL LLAMADO PARA INTEGRARLO Y ACTUALIZARLO EN SÍ MISMO, SUSCITANDO CON ELLO LA EVOLUCIÓN DE TODO EL COLECTIVO.

    La Liberación es AHORA. Bienvenid@ a bordo.

    Con Amor,
    Freeman

    Tierra-Flor de la Vida-Amor

  15. 29 abril 2010 4:46 PM

    Buenas tardes,

    Quisiera unirme a las bellas palabras de Freeman para invitaros al nuevo proyecto, que es de todos para todos. Es tuyo y para ti, con todo cariño.

    El ins-Pirado Arturo

  16. 7 noviembre 2010 11:45 PM

    Hey!!!… me encanta este blog carajo,
    me hace ver cuan ignorante soy jaja.. y eso me encanta, pues
    me hace conciente de lo muuucho que me falta aun por saber
    Gracias!… Freeman

    • 9 noviembre 2010 2:27 AM

      Gracias a ti por acompañarnos, y estoy seguro de que, lejos de ser ignorante, eres una persona mucho más lúcida y consciente que la mayoría que duerme a tu alrededor.
      También, yo diría que todo lo que necesitas saber lo vas a encontrar mirando en tu interior, como todo texto arcano de sabiduría reza.

      Nunca tendrás que seguir ciegamente a gurus, líderes o iluminados, muchos de los cuales no tienen sino un gran ego y, algunos, mucho delirio, patologías psíquicas y violencia en su interior. Así, hablan del Amor y por otro lado usan la coacción, el temor y la manipulación para captar adeptos. Afortunadamente, la gente está madurando y sabe descubrir a este tipo de personas que, por otro lado, recogerán puntualmente lo que sembraron, conforme a la Ley de Causa-Efecto: lo que uno emite o hace a otro, se le regresa (pero ampliado).

      Respecto al blog, sencillamente informamos poniendo lo mejor de nosotros en la selección de las noticias, artículos y demás contenidos que elaboramos o compartimos; pero ninguno de nosotros tiene la verdad absoluta (ni pretende tenerla); siempre recomendamos que cada cual desarrolle y aplique su discernimiento, quedándose con lo que le resuene hondo, y dejando a un lado lo demás.

      Un saludo muy cordial,
      Freeman

  17. Antonio García Lóz permalink
    25 abril 2011 1:33 PM

    Muchas gracias al autor de esta página y a todos los colaboradores.
    Estoy a vuestro entero servicio.

    La base de todo conocimiento es la formación humana, basada en el despertar de la consciencia humana, pero esta de momento no aparece por ninguna parte, además que hay demasiadas trampas sociales para despistar su verdadera esencia. Cuando de por si en nuestra propia condición mental tampoco no son pocas las trampas que se oponen a nuestro despertar.

    Para realizar un verdadero cambio en la enseñanza establecida no queda otra alternativa de una resolución de NACIONES UNIDAS, porque de no ser así esta condición es una auténtica “torre de Babel” la confusión de entendimientos, ahí esta para poder verlo.
    Este modelo de enseñanza deja de burro a nivel humano igual el “licenciado como un casi simple pastor de ovejas”, y a pesar de ello no somos capaces de darnos cuenta. Pero que hay detrás de esta oscura trampa, ¿a caso se conoce?, y así una inmensidad de trampas humanas que nos tienen en un estado de semi-dormición a nivel humano, ¿porque y por quién?, a caso los que manejan los hilos invisibles se pueden escapar de este gran MATRIX, ¿DONDE ESTA LA TRAMPA?.
    Tengo un conocimiento científico para de una forma amplia demostrar esta auténtica trampa mental a nivel genral en los distintos niveles sociales y de poder. Cuando este conocimiento puede hacer desvanecer en gran medida este modelo de vida en el que vivimos la humanidad, ¿a caso tiene tanta verdad?, ahí estan los hechcos para poder verlos.
    Antonio García López Investigador de las trampas mentales, que no son pocas. metodoexpansionmente@gmail.com

    • 28 abril 2011 3:22 AM

      Hola Antonio, muchas gracias por tu cálido y entusiasta apoyo, así como por tus interesantes y sugestivas reflexiones. Bienvenido a este rincón de información libre y consciencia.

      Salud, Fuerza y Paz,
      Freeman

Trackbacks

  1. La Red de Autómatas y David Icke « Liberación AHORA
  2. Eckhart Tolle: enseñanzas espirituales. Retiro en la India (1) « Liberación AHORA
  3. Eckhart Tolle: enseñanzas espirituales. Retiro en la India (2) « Liberación AHORA

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.251 seguidores

%d personas les gusta esto: