Saltar al contenido

COPENHAGUE: UN FRACASO MÁS

7 diciembre 2009
759-al-gore-fire.jpg image by Tatonka322

COPENHAGUE: UN FRACASO MÁS

Escrito por Pedro Pozas Terrados

Multinacionales españolas implicadas en la destrucción de nuestro planeta

Una cumbre más perdida, cientos de miles de euros mojados y tirados al fondo de la inconsciencia. Hipocresía y mentiras disfrazadas en delegados chupatintas que sólo buscan los intereses personales de cada país y de cada multinacional, en lugar de llegar a una solución viable para esta crisis climática que amenaza con la subsistencia del planeta.

¿Cuántas reuniones llevan ya sin lograr acuerdos importantes ni tomar decisiones que cambien radicalmente nuestro sistema de vida para hacerlo más de acorde a favor del medio ambiente? ¿Acaso les interesa solucionar el cambio climático o lo que pretenden es fomentar nuevos negocios como las compras de Carbono en detrimento de los países pobres para poder seguir contaminando? ¡Esta historia huele a podrido y falsedad!

Se desplazan miles de personas con el gasto que ello supone y ¿qué es lo que discuten?. Nada. Buscan pasar el tiempo. La mayoría de ellos, de esos “representantes” de los ciudadanos de muchos países, están asesorados por multinacionales que les escupen al oído lo que tienen que hacer, lo que tienen que votar, lo que no tienen que apoyar por intereses de sus empresas, de sus negocios.

Mientras ellos negocian en un nuevo fracaso sin acuerdos, las compañías madereras siguen arrasando los bosques primarios, haciendo desaparecer biodiversidad a cambio del robo de recursos naturales a países en el umbral de la pobreza, sin remordimientos. Están ASESINANDO a líderes campesinos e indígenas porque protegen sus tierras, su trabajo, ante el acoso de los monocultivos, la destrucción de los manglares, el agotamiento de los caladeros. Se está expulsando de sus casas a miles de familias para la obtención de biodiesel, con las plantaciones de Palmas de aceite en millones de hectáreas ,amenazando inclusive la estabilidad alimentaría mundial. ¿Es esto poner freno a las agresiones ambientales y luchar contra el cambio climático? ¿Porqué estas reuniones no impiden que sus multinacionales intervengan en la destrucción del planeta?.

Cuando se rompe la interdependencia entre los países, se viaja al desastre masivo de la Biodiversidad.

Los recursos naturales son principal fuente de materia prima de las más de 79.000 multinacionales con 790.000 filiales. Pero la Tierra tienen un límite, no son finitos sus bienes. Del cambio climático hemos pasado ya a una crisis climática de efectos irreversibles que estamos a tiempo de paliar, no anular, sus efectos perjudiciales para la salud de la vida. De no ser así, falta muy poco (cinco….ocho años) para precipitarnos al abismo climático, tercera y última fase de este proceso de cambio que estamos viviendo por culpa del poder económico y de unos políticos ineptos y corruptos que son paseados con un collar al cuello por sus amos del dinero, el Fondo o Banco Mundial, dos organismos que encierran los jinetes del Apocalipsis.

¿Vamos a permitir que gentes sin escrúpulos decidan por el bienestar de la Tierra? ¿Vamos a consentir que los Gobiernos y multinacionales nos lleven al caos climático?. Mientras que no se tomen soluciones activas por la sociedad y no ficiticias por los políticos, las reuniones no servirán de nada, solo para pasear a miles de personas que viven de este mal que nosotros hemos consentido que nos llegara.

Y a ejemplos me remito. Mientras que se estudian en largas sesiones de trabajo cuantas toneladas de CO2 hay que reducir, cuantas corresponde a cada país y de que forma puedo seguir contaminando y comprando las emisiones de los países pobres que no emiten nada, las multinacionales de muy diversas índoles de todos los países, continúan con su labor predadora, contaminando y arrasando todo aquello que toca sus billetes agrios de sangre y muerte.

Repsol, empresa española y sólo en latino América, acumula numerosas denuncias al medio ambiente y a las poblaciones locales, dando una imagen pésima de España. ¿Qué esperan nuestro políticos para sancionarla, llamarla al orden y en su caso prohibir las actividades invasivas que esta haciendo a nuestros hermanos latinos?. Pero hay mucho más. En Argentina Repsol y según un informe de Greenpeace, ha abandonado 300.000 pozos sin sellarlos en Comodoro Rivadavia. Así mismo realiza impactos contra las poblaciones indígenas en Loma de la Lata, así como en un yacimiento de gas, contaminación de metales pesados en territorio de los Mapuches. En Colombia Repsol financia Unidades Militares para proteger sus instalaciones que ocasionan abusos y violaciones de los derechos humanos. También opera en territorio Guaraní de Bolivia en el Chaco, que sin contar con los dueños de sus tierras legítimas, son responsables de deforestación, destrucción de flora y fauna silvestres y ocasionando daños culturales y contaminación por erosión del suelo. En Ecuador se ha adentrado en el Parque Nacional Yasuni, territorio amazónico habitado por la etnia Hugorani y que junto con el BBVA (banco español) y otros socios, han invertido fuertemente en la construcción del Oleoducto de Crudos Pesados en 500 kilómetros de longitud, atravesando selva amazónica. Se han ocasionado derrames contaminando los ríos. En Febrero de 2009, se produjo un vertido de 14.000 barriles, utilizando también en Ecuador a las Fuerzas Armadas para militarizar los campos petroleros. Y sin embargo el Gobierno calla ante estos hechos graves cometidos en otros países ya que de haber hecho lo mismo en España, todos los directivos estarían detenidos por delitos contra el medio ambiente y los derechos humanos.

Pero aquí no acaba esta historia. Mientras que se reúnen en Copenhague para hablar de acuerdos que nunca llegaran a cumplirse, el BBVA financia en Latinoamérica un 50% para la construcción de una factoría de celulosa en Uruguay, con efectos ambientales sobre el estuario del Rió de la Plata. Financia plantaciones de monocultivos de más de 600.000 hectáreas de eucaliptos con el gravísimo impacto ambiental que ello supone. Realiza prestamos a la mina de Yanacocha en Perú que esta originando en su entorno una degradación grave, contaminación de las fuentes de agua, incremento de la pobreza, derrames de mercurio y otras sustancias químicas tóxicas.

Por otro lado el Banco de Santander financia el Complejo de Rio Madeira (Bolivia) de cuatro presas hidroeléctricas con el fin de permitir la navegación de barcos en los ríos de Madeira, Madre de Dios y Beni con una longitud de 4.200 kilómetros, originando un gran impacto (destrucción del territorio de alta biodiversidad, así como territorios indígenas, desplazando a miles de personas sin casa). Igualmente apoyan proyectos de deforestación en el Amazonas.

Sin embargo no pasa nada. Son responsables de contribuir al cambio climático y se permite estos abusos mirando hacia otra parte, sin que nadie les diga que están cometiendo un crimen contra la humanidad. Eso si, el ciudadano tiene que ahorrar, apagar las luces, reciclar…esta bien, pero ¿por qué se permite que multinacionales españolas (y de todos los países occidentales y desarrollados) hagan todo lo contrario y se encuentren realizando delitos de tanta envergadura?

Pescanova, compañía líder española de pesca con la flota más importante del mundo si quitamos la china o la japonesa. Practica la sobreexplotación en Chile, de especies como la merluza blanca o el Congrio Dorado. Practica acuicultura cuestionable en la producción del salmón, cuyo cultivo es muy agresivo en términos sociales y ambientales. Se utiliza elevedadas cantidades de antibióticos, antimicrobianos y otras sustancias químicas. O la empresa Calvo (Española), con deplorables condiciones laborables para los trabajadores y reiterados despidos. O Vidal Armadores S.L. (Española), acusada de pesca ilegal en la Antártida y subvencionada por el Gobierno de España en los años 2003 y 2005 con 3,6 millones de euros.

Mientras todo esto exista y se permita, no habrá solución para cambiar nuestro rumbo y pasaremos a la tercera fase del abismo climático. Desde este artículo, pido a nuestro Gobierno de España y a la Comunidad Internacional que:

· Se prohíba la entrada de cualquier tipo de madera tropical a la Unión Europea.

· Se prohíba de inmediato el uso DE Agrocombustibles que procedan de los bosques primarios y de países donde peligre la alimentación básica humana. · Declaración de las selvas tropicales Patrimonio de la Humanidad.

· La prohibición total de banderas de conveniencia por los buques de todo el mundo y que se rijan en todo momento a la legislación en vigor del país al que pertenezca el armador.

· El respeto de los caladeros de pesca que alimenten a las poblaciones locales y la prohibición de pesca en los caladeros o zonas colindantes a países en el umbral de la pobreza.

· La no comercialización de productos que vengan como consecuencia de la destrucción de los manglares. La mayoría de los langostinos que se consumen en navidad provienen de los manglares de Latinoamérica.

· Permitir la entrada en el comercio europeo, de productos de origen africano que en la actualidad se les impide su comercialización por intereses de mercado.

· Que se aplique el Código Penal a todas las multinacionales que no respeten los derechos humanos, el derecho del trabajador y el medio ambiente en terceros países, escudándose en la escasa o nula legislación de éstos.

· Fomentar el uso del transporte publico por los ciudadanos y que sea subvencionado por el estado, aumentando su calidad de servicios y que las familias puedan desplazarse por estos medios al serles más rentables que la utilización del vehículo.

Estas son sólo unas pocas medidas que deberían discutirse seriamente para combatir el cambio climático. Estos puntos y otros parecidos serían la única solución existente para parar esta crisis ambiental. Sin embargo parece que a nadie le interesa tratarlos pues supone un reto de cambio que muchos gobiernos y multinacionales no lo permitirían. Entonces…..¿A que están jugando? ¿A quien quieren engañar? Abramos los ojos y actuemos. No podemos quedarnos con los brazos cruzados mientras esa pandilla de ineptos, que reunión tras reunión no llegan a ningún acuerdo efectivo, se cargue el planeta tras sus trajes y corbatas que huelen a muerte, permitiendo que millones de niños se mueran de hambre, que millones de personas estén en guerra por culpa de nuestros suministros de armas, que existan millones de refugiados ambientales en todo el mundo y que las multinacionales sigan arrasando la biodiversidad de nuestro planeta, la Tierra, nuestra vida….

PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)

Fuente: Defensor de la igualdad

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: