Saltar al contenido

ESCÁNERES: radiaciones nocivas, psicosis terrorista, control social e invasión de la privacidad. (Y, por supuesto, negocio)

13 enero 2010

Los escáneres de aeropuerto son peligrosos

.
Publicado por Miguel Jara el 12 de Enero de 2010
.
El debate sobre el efecto que tienen los escáneres corporales en la salud está abierto, leo en el diario El Mundo. Eso está bien porque hay tantas historias sobre la que no se debate… Los aeropuertos de Gran Bretaña, Holanda y Canadá han anunciado que planean usar esta tecnología con el objetivo de “mejorar la seguridad” tras los atentados del pasado 25 de diciembre. Pero, aparte del asunto de la privacidad de las personas y del aumento contínuo del control social que esto también supone, ¿esta tecnología es segura desde el punto de vista de nuestra salud, es inocua? El debate estará abierto pero por lo que leo lo que se publica va en la línea omnipresente de minimizar los riesgos para la salud y así apoyar la medida. El Mundo cita:

Sin embargo, “los niveles son muy inferiores al umbral de lo que puede ser considerado peligroso para la salud de un individuo”, afirma James Thrall, del Colegio Estadounidense de Radiología y jefe de radiología del Hospital General de Massachusetts (Boston, Estados Unidos). “La exposición es extremadamente baja y la energía es tan reducida que rebotan en la piel”, añade. (…) “Los riesgos van a ser pequeños“, afirma.

Scanner1

¿Cual es el umbral que puede ser considerado peligroso para la salud? ¿Acaso el único nivel saludable de una sustancia o servicio tóxico no es cero? ¿Todas las personas resisten igual los niveles de radiación considerados “seguros”? Tanto la citada información de El Mundo como otros espacios en internet más especializados y mejor documentados nos explican que:

“Se utilizan en los aeropuertos dos sistemas de escáneres muy distintos entre sí que son los siguientes:

Escáner de radiación de ondas milimétricas o rayos T: No emite radiaciones ionizantes (y por tanto, tampoco Rayos X). Utiliza ondas electromagnéticas, en un rango superior al de las microondas, para crear imágenes de la superficie del cuerpo humano al verse reflejadas por ésta. Su poder de penetración es escaso (de milímetros o centímetros) lo que permite su paso a través de la ropa pero no atraviesa la piel humana. Su emisión de energía es 10.000 veces inferior a un teléfono móvil.

Escáner de Rayos X de retrodispersión. Utiliza radiaciones ionizantes, concretamente Rayos X. Al igual que el escáner de radiación de ondas milimétricas, el escáner de Rayos X emite radiaciones de baja intensidad que no atraviesan la piel humana, sino que rebotan permitiendo un vistazo a través de ropas y complementos.

Scanner2

He consultado a Carlos M. Requejo, especialista en contaminación electromagnética y consultor en calidad ambiental, y estas son sus explicaciones:

Estas informaciones siguen el criterio oficialista sobre riesgos del electromagnetismo (IRPA-ICNIRP -Asociación Internacional para la Protección de la Radiación/Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante- de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que solo considera el riesgo las radiaciones ionizantes.

Los rayos X siempre son penetrantes en el tejido biológico, aunque afirmen que son de baja intensidad. Que sean más o menos penetrantes depende del medio donde penetran. Y eso no es igual en los huesos, en los tejidos o en los fluidos corporales.

Los llamados rayos T, son ondas milimétricas, entre las microondas y el infrarrojo, mientras las de telefonía son ondas centimétricas, y las de radio y televisión decimétricas o más largas. La energía de una onda es inversamente proporcional a la longitud de onda, y directamante proporcional a la frecuencia, eso las hace diez veces más energéticas.

Las ondas del rango del Terahercio, las milimétricas como las usadas en escáneres de aeropuertos y hospitales, afectan al ADN. Se trata una onda no ionizante y sin fuerza necesaria para romper enlaces químicos, pero se ha descubierto que es capaz de desenredar las hebras de ADN por resonancia no-lineal, bajo ciertas circunstancias. La energía de una onda es función directa de la frecuencia, esa alta energía es la que rompe las hebras del ADN. Para valorar más exactamente el potencial riesgo tendríamos que tener datos precisos de las radiaciones emitidas, frecuencia, potencia y duración de la exposición. Para valorar más exactamente el potencial riesgo tendríamos que tener datos precisos de las radiaciones emitidas, frecuencia, potencia y duración de la exposición.

De manera paradójica mientras se debate sobre los posibles impactos en nuestra salud de los escáneres de aeropuerto se olvida que cualquier persona al volar está recibiendo radiación natural peligrosa para su salud. Así lo afirma Shora sobre la radiación de los vuelos en la segunda información que he citado. La radiación cósmica acumulada representa un importante riesgo laboral para el personal de vuelo. Esta radiación se incrementa en función de la actividad solar (tormentas solares, manchas solares, etc).

“Personalmente yo no pienso pasar por ningún scanner, ni permitiré que pasen mi niña o mi mujer, aunque eso signifique que me desnuden, me cacheen o pierda el avión”, concluiría Requejo.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009) contiene un capítulo sobre los efectos en la salud de las personas de la contaminación electromagnética y cómo esta está generando hipersensibilidades en personas normales y corrientes. El libro Conspiraciones tóxicas.Cómo atentan contra nuestra salud y el medio ambiente de los grupos empresariales (Martínez Roca, 2007) cuenta en su primer capítulo cómo actúa el lobby de la contaminación electromagnética y trata sobre el ICNIRP.

Fuente: Miguel Jara

__

La Mode – La Evolución De Las Costumbres

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: