Saltar al contenido

ESTA HUMANIDAD: AQUÍ Y AHORA. Reflexión de Juan Antonio Lorenzo acerca de la tragedia de Haití

19 enero 2010

https://i2.wp.com/haiti.pordescubrir.com/wp-content/uploads/2009/12/haiti-pobreza.jpg

Esta Humanidad: aquí y ahora

¿De cuantas formas y maneras nos van a explicar la tragedia de Haití?

¿Cuántas personas, instituciones, cadenas de t.v., periódicos, radios, grupos diversos, páginas Web,…etc. nos van “informar”, hablar, recordar y en fin, bombardear mediaticamente, sobre este drama y sus incontables dramas colaterales y subsidiarios?. Eso sí, teniendo en cuenta alguna que otra noticia sensiblera y por supuesto dependiendo de las cuotas de audiencia y de otros índices.

Pronto llegaremos a estar absolutamente enterados de todas las falsas razones por las que este drama ha sucedido. Razones estructurales, geográficas, geológicas, políticas, históricas, etc.

¡Porque ahora toca este!

Antes tocaron las tragedias del Sunami del Sudeste Asiático, el Gran Terremoto de China, las Hambrunas de Africa, la interminable y genocida guerra entre Israel y Palestina y tantas y tantas otras calamidades, en unos casos imprevistas y en otros consentidas, pero con el factor común de estar impregnadas de la escasa consciencia de lo que es la VIDA y de lo que somos: UNO.

Ya nos informan a bombo y platillo, que todos los Estados contribuirán a reconstruir Haití. Bueno más bien habría que decir a construir un nuevo Estado, porque lo que había era miseria pura y la Vida ha tenido que dar este enorme y desgarrador grito, de nuevo, para ver si caemos en la cuenta de quienes somos.

Las cifras que se barajan son aportaciones ridículas para lo que realmente se necesita. ¿Se lograran recaudar por todas las aportaciones algunos miles de millones de dólares? ¿Se invertirán en dignificar la existencia de nuestros hermanos de Haití?

¿Tendrán que negociar los Estados cuales serán las empresas encargadas de la reconstrucción de las infraestructuras mínimas que se acometan y cuales serán las tasas de retorno o las contraprestaciones y ventajas que sacaran de la tragedia?.

Eso sí los ciudadanos aportaremos nuestro granito de arena, en muchos casos eso también tiene una contraprestación mucho mayor que lo que se da. Se recibe muchísimo más. Normalmente es así, quien da amor en la forma que sea (puede ser en forma material), recibe felicidad multiplicada por mil.

Pero estas cifras son ridículas comparadas con las que se aportaron para mantener vivo al monstruo sistema que genera la causa ultima de todas estas calamidades.

Veremos en que queda todo esto en breve tiempo, pero aún se pueden ver lo rápido que se agotan las buenas intenciones, incluso cuando el desastre ocurre en el país más rico del mundo (El ciclón Katrina)…

Pero es que aquí cerca, debajo del puente de Camas, o en otros lugares marginales de la ciudad de Sevilla, aunque en verdad no tenga muchos comparada con otras ciudades, viven numerosas personas en situación indigna e intolerable.

En el mismo Parque de los Príncipes, en el corazón del barrio de los Remedios, deambulan durante el día personas que “viven en la calle”; casi siempre acompañadas por su mejor amiga, alguna botella, tumbadas, en muchas ocasiones, en el césped o en los bancos del parque en situación de absoluta exclusión social. Carecen de vivienda o sitio donde, de manera reglar y en condiciones dignas, puedan sentirse amparados. Y lo que es aún peor están condenadas al ostracismo, están solos y son casi invisibles, claro está, para aquellos ojos que no quieren ver.

¿Cuántos ejemplos podemos seguir poniendo del tañer de la campana de la Vida llamándonos al despertar de la compasión, del Amor y de la unidad de la VIDA?: ¿Los sin techo?, ¿Los ancianos abandonados en frías residencias que son como salas de hospitales y donde huele a desamor y vergüenza? ¿Los que apenas si tienen para comer y carecen de trabajo y de ayudas? ¿Los que han venido huyendo de la “muerte africana” atravesando desiertos, fronteras alambradas de espinos y sorteando los envites de la mar hacinados en pateras? ¿Los que después de haber llegado, son cogidos y arropados con una manta y un poco de caldo caliente, para después de algunos días ser devueltos al lugar del que huyeron para poder seguir transportando vida?…

En fin, ¿cuantas situaciones de desamor, dolor y sufrimiento son necesarios aún, para que la “VERDAD y la VIDA” despierten en forma humana en este bello planeta?

¡Cuántos millones de seres sufrientes!

¡Esto no cambia porque no cambiamos nosotros! ¡Cada uno de nosotros!

Seguimos alimentando al monstruoso sistema que actúa a través de un software implantado en las mentes de las personas, para que vivan sientan actúen y tomen consciencia de acuerdo con este programa, que además puede y de hecho lo hace modificar el hardware que lo soporta.

Quienes despiertan, además de ayudar a despertar a la VIDA al resto de la humanidad, deben procurar que el sistema no adormezca a los ya despiertos.

Seguimos alimentando al monstruo cuando, nos utiliza para mantener su sistema financiero, bancos y cajas; cuando nos convence y aceptamos una forma de vida basada en tener propiedades; cuantos más ahorros en bancos mejor, cuantas más inversiones rentables mejor, cuantos más pisos y valores mejor, cambiar de coche por modelos más actuales y de moda, un buen vestuario y renovarlo con asiduidad para estar a la moda, creer que lo que ocurre es la información que nos dan. Etc. “Los despiertos” en muchas ocasiones son los mejores colaboradores en mantener con vida a este monstruoso sistema, porque con sus palabras pueden llevar una tranquilidad de espíritu a “los inquietos”, cuyo despertar pueden entender que solo es comprender esta burda farsa, pero sin pagar el enorme coste de bajarse del tren por el que se mueven en el escenario.

Poner fecha y fin a esto es cuestión de decisión y no admite demoras

¡El cambio no es estar despierto y ser consciente de ello!

¡El cambio solo vendrá cuando cada una de nuestras acciones y en todo momento sean una con nuestra consciencia de seres despiertos!

Así que, ¡despiertos! , podemos seguir ayudando a mantener esta brutal situación de la humanidad, viviendo anestesiados por el monstruoso sistema a través de sus programas de consumo, comodidad y separación; donde la seguridad de vivir sin problemas personales o al menos con los menos posibles y controlables, impedirán que nos reconozcamos en el espejo de los demás y sus problemas y en consecuencia nos mantengamos separados .

¡Todas las tragedias lejanas o cercanas, después de un tiempo y con la ayuda del “consumo” y adicciones personales que en cada caso necesitemos, nos dejaran dormir y podremos seguir disfrutando del programa de comodidad y estabilidad dentro del sistema! ¡No hay mal que cien años dure! ¡No hay que preocuparse, todo pasa! ¡No hay que dejarse arrastrar por los problemas de los demás!

¡Cuantas más dosis necesitamos para no desestabilizarnos, estar tranquilos y dormidos o despiertos seguir echados en la cama!

No has despertado a la autentica y única VIDA, para cerrar los ojos y quedarte en la cama cuando algo té inquieta. ¡Hay muchos despertares y otros muchos niveles a los que habrás de despertar aún!

En Haití ahora, o al lado de tu casa todos los días, la consciencia siempre está donde tú estás y la VIDA te está llamando porque sabe que ya la puedes escuchar.

Su idioma es la compasión, el amor y la unidad. ¡Empieza a hablarlo ya!, ¡Suéltate!, ¡No pierdas ni un solo minuto ni momento, porque eres absolutamente responsable de todo lo que está ocurriendo!

¡Mientras no seas plenamente consciente de cada uno de los actos de tu vida y estos no estos no se desenvuelvan dentro de la compasión, el amor y la unidad, el cambio no llegará, todo se quedará en palabras y frases bonitas, en pura filosofía, en un acto mas de la película en la que vive tu mente.

Que no te quepa duda, sino somos capaces de llevar este despertar consciente a nuestra conciencia, y eso es posible a tenor de que ni siquiera “los despiertos” viven según su consciencia, sino que en muchos casos se dedican a mariposear sobre ella, nos veremos abocados a cambiar dolorosamente, muy dolorosamente o se acabará esta forma frustrada de expansión consciente de esta humanidad dividida que no llegó a entender su unidad en la VIDA y en el AMOR.

Y por supuesto podrá continuar otra forma de humanidad, de la que no formo parte, basada en la fría y racional tecnología capaz de dominar con eficacia una vida sin corazón, en cualquier ambiente, de una manera robotizada y donde la población y los medios sean los exactos y correctos para su desarrollo.

Si triunfa esa otra humanidad a la que también hay una tendencia, habrá de esperar una nueva oportunidad y otras condiciones para despertar a la UNIDAD en el AMOR de todo.

Juan Antonio Lorenzo

Fuente: Emilio Carrillo

____

Ayudemos a Haití:Plataformas de ayuda inmediata.

En Starviewer

BASTA

Liberación AHORA

OTRO REALIDAD ES POSIBLE, SÚMATE A LA VISIÓN: ¿QUÉ PASA SI…?

DESOBEDIENCIA CIVIL: infórmate y prepárate. YA SE VIENE LA HORA

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: