Saltar al contenido

Los bomberos irrumpen en la Bolsa de Madrid con pancartas, denunciando el sistema económico. Aumenta la toma de conciencia general, LA R-EVOLUCIÓN SOCIAL PACÍFICA ESTÁ EN MARCHA

10 junio 2010

Aquí el enlace a la noticia original.

La economía española está en llamas y hay millones de personas atrapadas. Los bomberos acuden al rescate

Afortunadamente, en el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid no sólo hay extraordinarios profesionales, sino también excelentes personas, como las del grupo protagonista del video, que demostrando una gran conciencia social -dentro del intrínseco espíritu de servicio a las personas, propio de su profesión-, han acudido raudos para sumarse a las tareas de extinción del pavoroso incendio que asola el sistema económico español (y mundial). Un fuego salvaje que saben y denuncian que ha sido provocado por los corruptos, por los especuladores y, manejando los hilos, por la misma élite global cuyos representantes se reunieron en Sitges del 3 al 6 de junio, los cuales fueron -ya para siempre- descubiertos y puestos en evidencia para España y para el mundo. Hay ahora, más que nunca, verdaderas opciones de apagar este fuego infame, y de detener a sus autores, auténticos pirómanos de las finanzas y la economía.

Se unen -pues- así estos magníficos bomberos al empeño común de toda una sociedad que se hace más y más consicente cada día de quiénes son los que realmente dirigen de manera criminal la economía, la industria, los organismos internacionales, los gobiernos, instituciones y medios de comunicación masivos, tras las bambalinas de sus cómodos y discretos estatus elitistas, en sus oscuros despachos, mansiones, palacios y búnkers.

Y así, de mañana, estos bomberos de la Comunidad de Madrid irrumpieron en el parqué bursatil, para desplegar pancartas inequívocas y elocuentes que acusaban: “Los mercados provocan la crisis” y “El ciudadano paga vuestra avaricia”. Ellos, como otros miles de funcionarios de este país, han visto recortados sus sueldos, empeoradas sus condiciones laborales, en un paulatino deterioro al que nadie parece poner freno. Y han tenido que ser estas penosas circunstancias las que finalmente han terminado de abrir los ojos a muchos de ellos y a tantos otros miles de personas, acerca de la realidad de un sistema socieconómico mundial que ha sido siempre un “gigante con pies de barro”, una bestia demente y sin escrúpulos que respondía sólo a los abusivos, egoístas y nefastos intereses de los grandes magnates de las finanzas, la banca, la industria y la aristocracia; la pequeña élite del planeta que tiene sojuzgada a la inmensa mayoría de la Humanidad.

Aunque en los primeros compases de la entrada en la Bolsa hubo momentos de tensión con los guardias de seguridad, finalmente imperó el sentido común, pues el grupo claramente iba a manifestarse de forma pacífica e incluso no les faltó buen sentido del humor, en el momento en que uno de ellos soltó una frase antológica, llena de ironía, cuando tranquilizó los ánimos diciendo “No pretendemos entorpecer la economía mundial”. Cedieron así los guardias, conscientes quizás de que la labor de los bomberos esta vez iba más allá del mero deber profesional, para situarse en un imperativo moral, ético, en aras de la justicia material, estando mucho en juego para demasiadas personas. Cuando las leyes no respetan o constriñen o quiebran de hecho la dignidad humana, sometiendo a la población a regímenes que suponen la violación de los derechos fundamentales de los seres que la conforman, tales leyes ya no pueden ser observadas, ni acatadas, ni respetadas. Porque han perdido todo el respeto hacia el ser humano, deviniendo -por tanto- ilegítimas, falsarias, aberrantes.

El más alto concepto de la ley es el de servir al hombre, a la Humanidad, protegiendo y facilitando su mayor bien; no que el hombre sea esclavo de leyes -por ende- arbitrarias y opresoras. Recordemos bien las palabras de Gandhi: “EN CUANTO ALGUIEN COMPRENDE QUE OBEDECER LEYES INJUSTAS ES CONTRARIO A SU DIGNIDAD DE HOMBRE, NINGUNA TIRANÍA PUEDE DOMINARLE”.

Freeman, Liberación AHORA

Por otra parte, horas antes en Barcelona se producía la siguiente escena:

Activistas vaciaron una oficina de Viajes Marsans, extendiendo el material en medio de la Diagonal. Protestaban de esta forma denunciando las difíciles condiciones laborales que -según explicaba uno de los activistas- soportaban los trabajadores de dicha empresa (propiedad del jefe de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán), y por el previsible empeoramiento de la situación laboral de muchos más trabajadores en esta y otras empresas en general, lamentando que el Gobierno Español se haya plegado a la voluntad de las altas instancias económicas.

“Que la crisis la paguen los ricos y los bancos” era el lema de una de las pancartas que desplegaron en medio de la carretera, parando el tráfico, con el consiguiente embotellamiento, sonar de bocinas y curiosidad de los viandantes. La protesta transcurrió y terminó pacificamente.

Participa activamente en la construcción de una sociedad más armónica y humana. Conviértete en el cambio que quieres ver en el mundo, como recomendaba Gandhi. Canaliza y quema tu furia y tu enojo en modos positivos, mediante actividades constructivas. Esa es verdadera alquimia interior, para el bien de todos y de uno mismo. La respuesta auténtica y resolutiva vendrá siempre a través de la Consciencia, la Paz, el Amor.

Deja que tu luz y la luz de todos brille sin reservas, y la oscuridad del sistema mundial de esclavitud se disipará por sí misma. Perservera en lo bueno y actúa en positivo, construyendo la alternativa cada día, junto a todos los que despiertan de la hipnosis colectiva. No cedas a la tentación de la violencia y el miedo, donde ellos siempre tratan de llevar a la gente, para reducirla y controlarla mejor. Sin nuestro consentimiento y sin confrontación alguna, ellos están acabados.

Confía, sé parte del Gran Cambio, JUNTOS PODEMOS.

Salud, Fuerza y Paz,

Freeman

_________________________________________

¿Por qué desapareció mi DNI? /La periodista que entrevistó a la monja Forcades, habla con Rafapal

En Rafapal

_________________________________________

ACTUALIDAD EN EL ÁREA DE SALUD

En Miguel Jara

La buena leche

Publicado por Miguel Jara el 9 de Junio de 2010

La lactancia materna, leo en La Razón, debería mantenerse al menos durante los seis primeros meses de vida del niño y continuar el amamantamiento junto con las comidas complementarias hasta los dos años de edad o más, según ha afirmado el doctor Juan José Lasarte, miembro del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría. Sin duda está muy bien insistir en algo obvio por otra parte y tan viejo como el propio ser humano, que la lactancia materna es indispensable para el óptimo desarrollo de los bebés. De manera paradójica, ¿por qué será?, es algo que la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tan influida está por tantos intereses privados, recuerda y apoya constantemente:

“Durante los últimos decenios se han seguido acumulando pruebas sobre las ventajas sanitarias de la lactancia materna, sobre la que se han elaborado numerosas recomendaciones. La OMS puede afirmar ahora con plena seguridad que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y a partir de entonces su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años“.

Bueno, pues ni por esas. Continúo leyendo la información de La Razón y… ¡sorpresa!:    seguir leyendo en Miguel Jara

lactancia

MÁS EN MIGUEL JARA

One Comment
  1. raviel permalink
    12 junio 2010 1:15 PM

    buff como me gustaria que la vida fuese como la esplica rafapal en su entrevista seria magnifico yo por mas que me la imagino y quiero crearla poco consigo aunque algo si tengo que aceptarlo algo si tal vez es que estoy empezando o que las cosas tienen su proceso y no se realizan por arte de birlibirloque pero lo que si le acepto a rafa es su sinceridad hay que tener mucho valor para mostrarse tal cual uno es sin miedo a que te miren como un bicho raro o en el peor de los casos como un enfermo mental o un pringado eso en los pueblos pequeños puede ser muy traumatico

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: