Skip to content

DOSSIER ISLANDIA: el Ejemplo Silenciado. La empoderada sociedad de un pequeño país desmantela el Sistema, instaura reformas efectivas y toma las riendas de su destino

28 febrero 2011

https://i2.wp.com/farm4.static.flickr.com/3307/3240412145_9ace70a083_z.jpg

(…) Pues esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, reescritura de la constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión.

¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos? ¿Se ha comentado en las repugnantes tertulias radiofónicas de politicastros de medio pelo y mercenarios de la desinformación? ¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no. Debe ser que a los Estados Unidos de Europa no les parece suficientemente importante que un pueblo coja las riendas de su soberanía y plante cara al rodillo neoliberal.

O quizás teman que se les caiga la cara de vergüenza al quedar una vez más en evidencia que han convertido la democracia en un sistema plutocrático donde nada ha cambiado con la crisis, excepto el inicio de un proceso de socialización de las pérdidas con recortes sociales y precarización de las condiciones laborales.

Es muy probable también que piensen que todavía quede vida inteligente entre sus unidades de consumo, que tanto gustan en llamar ciudadanos, y teman un efecto contagio. Aunque lo más seguro es que esta calculada minusvaloración informativa, cuando no silencio clamoroso, se deba a todas estas causas juntas.

(Extracto de “La revolución silenciada”)

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2011/02/revolucion-islandia.jpg?w=300

Freeman, Liberación AHORA | François Marie Arouet -Voltaire-, uno de los principales representantes de la Ilustración del Siglo de las Luces (XVIII), dejó para la posteridad, entre muchas otras citas célebres, una que hoy adquiere tintes proféticos, por ajustarse perfectamente al caso islandés : “La democracia sólo parece adecuada para un país muy pequeño”.

Y si uno reflexiona en ello, vislumbrará que en un país de estas características (Islandia es una isla de 103.000 km², poblada por unos 330.000 habitantes y situada en el extremo noroeste de Europa) no hay tantas posibilidades -como en la mayoría de las naciones- de esconderse demasiado ni de ocultar o encubrir grandes tramas y estructuras de corrupción.

En fin, es sabido que en un pueblo donde todo está practicamente a la vista de todos, las posibilidades de “hacer el cafre” sin que se note, son muy reducidas. Sólo el temor a la autoridad (corrupta), la inmadurez y el apego a la propia comodidad podían inhibir el que la gente dijera basta y pusiera orden en el gallinero institucional islandés. Pero todo tiene un límite, y ese límite -para Islandia- llegó con el descomunal colapso económico-financiero desatado allí en 2008, en el marco de esta crisis global prefabricada por la élite corporativa.

A fuerza de caceroladas, plantes y manifestaciones masivas, desobediencia civil, activismo galopante y difusión imparable de información veraz alternativa, todo de forma pacífica -pero poderosamente presionante y contundente- los ciudadanos islandeses sacaron de su interior casta, nobleza e integridad para ejercer realmente de seres humanos y no de ovejas de un rebaño alienado por la Banca, las Multinacionales, los magnates y sus esbirros y títeres (ya fueran locales o extranjeros).

En una irresistible apoteosis de lucidez y empoderamiento individual y colectivo, DECIDIERON DECIDIR POR SÍ MISMOS, como pueblo y como ciudadanos, en vez de plegarse a la dictadura impuesta mundialmente por las corporaciones, dueñas de los estados detrás de las aparentes democracias. Y aunque los tentáculos de la élite y sus maniobras aún afectan y lastran al país, la gesta reformadora de su población ha supuesto un golpe de efecto inaudito en todo el mundo.

Un ejemplo muy, muy potente y cercano. Tanto, que ha sido silenciado y apartado celosamente por los medios de comunicación masivos (al servicio del la élite), tal como se hace cuando una información es realmente sensible y amenazante para los intereses de los oligarcas globales. Sin embargo, la VÍA DE AGUA que -en el casco del Sistema- es Internet, nos permite a todos tomar buena nota y poner manos a la obra con renovado vigor.

Achiquemos entre todos, con un entusiasta incremento de activismo consciente e información libre, el espacio de “salvaje oeste” que el Sistema extendió cuidadosamente en todos nuestros países. Cuando todo se hace más y más evidente, las tapaderas y encubrimientos comienzan a resquebrajarse de manera ostensible, justamente como vemos hoy en día, gracias al coladero de información alternativa-independiente que es Internet.

En este punto, los corruptos y criminales de la élite corporativa y sus cómplices empiezan a sentir gran nerviosismo, sudores y un intenso frío en sus nucas. El más frío y puro aire islandés.

https://sites.google.com/site/jorge1270/imagenes/LiberacionAHORA.PNG

La revolución silenciada

Publicado por nosinmibici

Recientemente nos han sorprendido los acontecimientos de Túnez que han desembocado en la huida del tirano Ben Alí, tan demócrata para occidente hasta anteayer y alumno ejemplar del FMI. Sin embargo, otra “revolución” que tiene lugar desde hace dos años ha sido convenientemente silenciada por los medios de comunicación al servicio de las plutocracias europeas. Ha ocurrido en la mismísima Europa (en el sentido geopolítico), en un país con la democracia probablemente más antigua del mundo, cuyos orígenes se remontan al año 930, y que ocupó el primer lugar en el informe de la ONU del Índice de Desarrollo Humano de 2007/2008.

¿Adivináis de qué país se trata? Estoy seguro de que la mayoría no tiene ni idea, como no la tenía yo hasta que me he enterado por casualidad (a pesar de haber estado allí en el 2009 y el 2010). Se trata de Islandia, donde se hizo dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su execrable política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución. Y todo ello de forma pacífica: a golpe de cacerola, gritos y certero lanzamiento de huevos.

Esta ha sido una revolución contra el poder político-financiero neoliberal que nos ha conducido hasta la crisis actual. He aquí por qué no se han dado a conocer apenas estos hechos durante dos años o se ha informado frivolamente y de refilón: ¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo? Y de paso confirmamos, una vez más por si todavía no estaba claro, al servicio de quién están los medios de comunicación y cómo nos restringen el derecho a la información en la plutocracia globalizada de Planeta S.A.

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

  • A finales de 2008, los efectos de la crisis en la economía islandesa son devastadores. En octubre se nacionaliza Landsbanki, principal banco del país. El gobierno británico congela todos los activos de su subsidiaria IceSave, con 300.000 clientes británicos y 910 millones de euros invertidos por administraciones locales y entidades públicas del Reino Unido. A Landsbanki le seguirán los otros dos bancos principales, el Kaupthing el Glitnir. Sus principales clientes están en ese país y en Holanda, clientes a los que sus estados tienen que reembolsar sus ahorros con 3.700 millones de euros de dinero público. Por entonces, el conjunto de las deudas bancarias de Islandia equivale a varias veces su PIB. Por otro lado, la moneda se desploma y la bolsa suspende su actividad tras un hundimiento del 76%. El país está en bancarrota.
  • El gobierno solicita oficialmente ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprueba un préstamo de 2.100 millones de dólares, completado por otros 2.500 millones de algunos países nórdicos.
  • Las protestas ciudadanas frente al parlamento en Reykjavik van en aumento. El 23 de enero de 2009 se convocan elecciones anticipadas y tres días después, las caceroladas ya son multitudinarias y provocan la dimisión del Primer Ministro, el conservador Geir H. Haarden, y de todo su gobierno en bloque. Es el primer gobierno (y único que yo sepa) que cae víctima de la crisis mundial.
  • El 25 de abril se celebran elecciones generales de las que sale un gobierno de coalición formado por la Alianza Social-demócrata y el Movimiento de Izquierda Verde, encabezado por la nueva Primera Ministra Jóhanna Sigurðardóttir.
  • A lo largo del 2009 continúa la pésima situación económica del país y el año cierra con una caída del PIB del 7%.
  • Mediante una ley ampliamente discutida en el parlamento se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, Ólafur Ragnar Grímsson, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.
  • En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. La revolución islandesa consigue una nueva victoria de forma pacífica.
  • El FMI congela las ayudas económicas a Islandia a la espera de que se resuelva la devolución de su deuda.
  • A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden internacional de arresto contra el ex-Presidente del Kaupthing, Sigurdur Einarsson.
  • En este contexto de crisis, se elige una asamblea constituyente el pasado mes de noviembre para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas. La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país. Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.
  • Y para terminar, otra medida “revolucionaria” del parlamento islandés: la Iniciativa Islandesa Moderna para Medios de Comunicación (Icelandic Modern Media Initiative), un proyecto de ley que pretende crear un marco jurídico destinado a la protección de la libertad de información y de expresión. Se pretende hacer del país un refugio seguro para el periodismo de investigación y la libertad de información donde se protegan fuentes, periodistas y proveedores de Internet que alojen información periodística; el infierno para EEUU y el paraíso para Wikileaks.

Pues esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, reescritura de la constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión. ¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos? ¿Se ha comentado en las repugnantes tertulias radiofónicas de politicastros de medio pelo y mercenarios de la desinformación? ¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no. Debe ser que a los Estados Unidos de Europa no les parece suficientemente importante que un pueblo coja las riendas de su soberanía y plante cara al rodillo neoliberal.

O quizás teman que se les caiga la cara de vergüenza al quedar una vez más en evidencia que han convertido la democracia en un sistema plutocrático donde nada ha cambiado con la crisis, excepto el inicio de un proceso de socialización de las pérdidas con recortes sociales y precarización de las condiciones laborales. Es muy probable también que piensen que todavía quede vida inteligente entre sus unidades de consumo, que tanto gustan en llamar ciudadanos, y teman un efecto contagio. Aunque lo más seguro es que esta calculada minusvaloración informativa, cuando no silencio clamoroso, se deba a todas estas causas juntas.

Algunos dirán que Islandia es una pequeña isla de tan sólo 300.000 habitantes, con un entramado social, político, económico y administrativo mucho menos complejo que el de un gran país europeo, por lo que es más fácil organizarse y llevar a cabo este tipo de cambios. Sin embargo es un país que, aunque tienen gran independencia energética gracias a sus centrales geotérmicas, cuenta con muy pocos recursos naturales y tiene una economía vulnerable cuyas exportaciones dependen en un 40% de la pesca.

También los hay que dirán que han vivido por encima de sus posibilidades endeudándose y especulando en el casino financiero como el que más, y es cierto. Igual que lo han hecho el resto de los países guiados por un sistema financiero liberalizado hasta el infinito por los mismos gobiernos irresponsables y suicidas que ahora se echan las manos a la cabeza . Yo simplemente pienso que el pueblo islandés es un pueblo culto, solidario, optimista y valiente, que ha sabido rectificar echándole dos cojones, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.

El país ya ha iniciado negociaciones para entrar en la Unión Europea. Espero, por su bien y tal y como están poniéndose las cosas en el continente con la plaga de farsantes que nos gobiernan, que el pueblo islandés complete su revolución rechazando la adhesión. Y ojalá ocurriera lo contrario, que fuera Europa la que entrase en Islandia, porque esa sí sería la verdadera Europa de los pueblos.

Fuente: nosinmibici

Visto en Despertares

Tras los pasos de la Tierra del Hielo

Por Mess, en ÁcratasQuantcast

Éste es el juego: España debe unos 4 PIBs a sus acreedores. Uno a sus propios ahorradores. Otro, lo debe el Estado. Y dos, los deben los bancos. Todo el teatro partitocrático de peleas y denuncias entre socialistas y populares, que veis cada día en los medios, sirve para ocultar tras el humo de los petardos falleros el plan que tienen ya establecido, que es que cada español con trabajo (unos 18 millones de personas) devuelva 225.000 euros de vellón(1), de una manera o de otra.

Como “nuestros” acreedores no quieren esperar, pretenden que empecemos a pagar cuanto antes. En un máximo de 15 años. ¡Ah! Y como hacen falta muchos intermediarios para la cesiones de crédito de unos a otros, y el riesgo-país de España es la leche ya, pretenden que les devolvamos su dinero con un interés alto, del orden del 10%, más que probablemente. Eso significa que cada español con trabajo deberá apoquinar cada año unos 28.000 euros(2), desde 2011 hasta 2026. No es broma.

La deuda, nos dicen, habrá que redimirla de un modo o de otro, que para eso “hemos vivido todos por encima de nuestras posibilidades esta última década”(3). La baja del monto total por apropiaciones de bienes públicos, como edificios, aeropuertos y autopistas, no hará bajar demasiado la deuda, porque se tratará de estafas organizadas para adjudicar chollos a los amigos.

Así son las cosas, si queremos que el BCE y el FMI nos ayuden a “salir de la crisis” que ellos mismos nos han fabricado, prestando sin ton ni son a la banda de chorizos que nos gobiernan, bien directamente, desde nuestros multi-parlamentos, del senado y de todos los concejos municipales; o indirectamente, desde los consejos de administración de los grandes bancos españoles, de las grandes empresas nacionales y multinacionales, y de las altas instituciones financieras del Sanedrín.

Ahora bien. Preguntémonos por qué tenemos que pagar los españoles esa barbaridad. La respuesta es clara: porque la banca ha gestionado mal nuestros depósitos, que son los ahorros de todos; porque ha pedido prestado a los ahorradores extranjeros para seguir metiendo dinero en el negocio del ladrillo sin control; y porque la casta política de salteadores de caminos con corbata y terno de Armani que nos desgobierna ha malversado fondos en gastos irresponsables y en corrupciones hasta dejarnos arruinados a todos los españoles para siempre jamás.

Bien, ahora viene lo gordo del asunto, lo que os va a dejar de piedra: y es que no pasa nada, amigos. La respuesta al problema que tiene la pobre España, con todos sus españoles dentro, es clara: hay que preguntar sobre el asunto de ese gasto extraordinario, que tanto va a joder las economías familiares, al propio pueblo español. Por lo tanto, debe organizarse un referéndum que pregunte lo siguiente:

“¿Está usted dispuesto a devolver la deuda externa española de los bancos, de las grandes empresas y del Estado, pagando en los próximos 15 años 28.000 euros anuales de media, para que nada cambie?”

Avanzo el resultado: Un 93% de los llamados a las urnas contestará con un rotundo NO, tenga ello las consecuencias que tenga; o sea, aunque la Merkel diga que los españoles somos unos informales. Y dirán no porque les iba a resultar imposible devolver ese pastón y porque es injusto (es decir, ajeno a Derecho). Los síes en las urnas llevarán los nombres y apellidos de los políticos en ejercicio, de los grandes empresarios y de los banqueros. Tras ese no en las urnas, la solución obvia, inmediata y urgente es: “Son los políticos malversadores, corruptos, y los banqueros delincuentes los responsables de la existencia de esa deuda, pues ellos mismos han contraído, y deben devolverla ellos, porque es SU DEUDA Y SU PROBLEMA”. Y se procederá a detenerlos a todos y a encarcelarlos —u ordenar su busca y captura por la Interpol— a espera de juicio por delitos económicos y de alta traición a España, empezando por el Rey, siguiendo por Botín y acabando con el último concejal de urbanismo de cualquier ayuntamiento.

Difícil tarea, porque tras el referéndum saldrán todos a escape por las fronteras españolas, después de transferir todo el dinero que puedan a algún paraíso fiscal. Por supuesto, ello significa que el FMI no nos ayudará ni con un solo euro más y que el BCE nos expulsará del “exclusivo club” de la moneda única. Pero eso a todos nos la traerá al fresco, dada la alternativa, que es la de esclavizarnos para siempre.

Inmediatamente después del referéndum y de las detenciones masivas, los españoles —comprendiendo que la causa de sus desgracias son de los excesos que consiente el sistema político de poder único de los partidos sometidos a la banca y a la corrupción que contempla nuestra elástica Constitución de 1978— iniciarán un proceso constituyente en el que no se consentirá la participación de ningún político en ejercicio o con carné de ningún partido político. Por ejemplo, sorteando las plazas de vocales constituyentes —unos 50 miembr2os— entre todos los voluntarios que se presenten libremente a tal efecto, avalados por sus currículos intachables y por un cierto número de firmas.

Antes, claro, nuestro Congreso Provisional:

—suspenderá todas las leyes aberrantes que protegen sólo los intereses oligocráticos, como la Hipotecaria, de modo que la dación del inmueble hipotecado cancele la deuda impagada completamente; o la ley que protege los grandes patrimonios mediante las SICAV;

—y nacionalizará la banca entera (incluyendo las cajas de ahorros usurpadas por los partidos a sus legítimos dueños, que son los impositores), pues su caída en Bolsa será espectacular. ¿Imagináis el valor del Banco de Santander, con el consorte Marqués de O’Shea, don Emilio, entre rejas o en paradero desconocido?

¿Quién me llamará ahora mismo soñador por lo que sugiero y exijo? ¿Quién dirá que pido imposibles? El que lo haga no será más que un canalla o, como poco, un desinformado. Porque esto que os cuento, aunque nunca lo mencionen los obedientes medios informativos españoles, ya ha sucedido, palabra por palabra, en un país no del norte de África o del Próximo Oriente, sino bien occidental. Se llama Islandia, pésima traducción al español de su verdadero nombre, Íssland, o Tierra de Hielo.

NOTAS: (1) En rigor, sólo la cuarta parte es Deuda Pública del Estado. Ésa no hay quien nos la quite, 55.000 euros por barba trabajadora, con una cuota de 7.000 euros/año durante 15 años. Pero la verdad es que, tras nacionalizar la banca (como se verá luego), también deberemos apoquinar con la deuda de ésta, así como con la de las empresas públicas o semipúblicas. En definitiva: lo que decimos. No es que vayáis a pagar un préstamo. Pero sí pagaréis en subidas de impuestos, en tarifas, en precios públicos y en pérdida de servicios sociales (todo eso ya se está viendo). ¿Quién se joderá al final, sino el ciudadano trabajador español?

(2) Aunque el tipo fuera sólo del 3%, cosa que no se cree nadie de los usureros que dominan el mundo, la cuota anual sería de 18.250 euros. Impagable, ¿eh?

(3) Los que han vivido muy por encima de sus posibilidades son los dos que se arrullan en la foto y el resto de los miembros de su piara.

Autor: MESS

Fuente: Ácratas

Visto en Infoguerras

https://i2.wp.com/ciudadccs.info/wp-content/uploads/Islandia.-Pag-15-copia.jpg

La revolución de Islandia

De Ignacio Escolar

Ahora que el pueblo egipcio ha triunfado, o al menos lo parece, es buen momento para hablar de otra revolución mucho más desconocida: la de Islandia, ese país que el FMI de Rato ponía como ejemplo a seguir y que acabó completamente quebrado, hundido por los escombros de una banca cancerígena que convirtió la isla en un inmenso hedge fund y dejó una deuda equivalente a todo el PIB de ocho años y seis meses.

La solución islandesa a esa condena pronto se apartó de la ortodoxia. La Fiscalía abrió una investigación penal contra los banqueros responsables del colapso; algunos han huido del país y están en busca y captura por la Interpol. En 2009, el gobierno tuvo que dimitir en bloque, acorralado por las protestas ciudadanas; fue el primero y casi el único en caer por la crisis (si excluimos a Túnez y Egipto). Después los islandeses forzaron un referéndum para bloquear el pago de la deuda de la banca y lo lograron: ganó el no con más del 90% de los votos. Y hace un par de meses, Islandia arrancó una ambiciosa reforma constitucional que, por primera vez en la historia del mundo, será fruto de un proceso de democracia directa, al margen de los partidos. La Asamblea Constituyente está formada por 31 ciudadanos corrientes, elegidos en las urnas entre 523 candidaturas que sólo necesitaban 30 firmas para poder presentarse.

Hoy Islandia está creciendo. El año que viene, su presupuesto público estará en superávit; su situación económica es bastante mejor que la de otros países igualmente desarbolados, como Grecia o Irlanda. ¿El secreto? Algo revolucionario, aunque se suponía que era una de las reglas ensenciales del capitalismo: Islandia se negó a socializar las pérdidas y dejó que la banca irresponsable simplemente quebrase.

Fuente: Escolar.net

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. Ramon Bello Cuadros permalink
    28 febrero 2011 9:35 AM

    Los precedentes y la actualidad:

    Si te quedas en el corral, siempre estarás en tu corral.
    Si le pones puertas a tu campo, siempre estarás abriendo y cerrando puertas.

    Si te dedicas a enardecer multitudes con tus inflamadas opiniones de libertad y justicia, posiblemente seas un Líder, pero si lo eres no busques ni provecho ni protagonismo egoísta, pues solo el altruismo es recompensado en su propia satisfacción y acción.

    En las grandes crisis, los héroes son puestos a prueba.

    El héroe siempre eres y serás tú.
    Unido a los demás y por los demás unido.
    En sentimiento, unido en acción, unido en idea ejecutada, no has de pedir derechos, ni poder, ni libertad.
    Todo eso ya lo tienes por propio derecho de nacimiento.

    Solo hay que afrontar, recordar y recordarles, que los políticos son meros intermediarios y representantes de nuestros intereses nacionales a todo nivel.

    Que los que Administran un Gobierno, son personas, seres humanos que sirven a una causa común y mayor llamada Sociedad y que esta se constituye por las bases que se unieron para dar fortaleza, cohesión, unidad, apoyo y protección al conjunto de humanos que las conformamos y que si no sirven a su cometido y en su, cometido, serán removidos por muy poderoso que sea el partido que les cobija.

    Que no pueden administrar en contra nuestra.
    Que no pueden engañar ni esconder hechos, acciones, acuerdos ni decisiones que no beneficien al pueblo.
    Que legislar con leyes multivalentes e interpretables, es burlarse del legislado (que somos todos).
    Que a la sociedad se le ha de proporcionar una cultura y unos conocimientos que le permitan expresarse, defenderse y revolverse cuando la acción de uno o unos beneficia intereses de cualquier clase, sectarios o grupales, que no sean los propios de la totalidad de la sociedad.

    Que el enriquecimiento ilícito, ha de ser señalado públicamente y públicamente restituido con las acciones punitivas correspondientes a sus autores en sus personas y patrimonios.

    Que los que detentan nuestro poder “prestado” tanto gobernantes, como oposición, han de ser puros, prístinos y transparentes.

    Que los hombres que dirigen las fuerzas armadas de un país, se encuentran solo para prever las amenazas que se presentan en nuestras fronteras y allende estas, que han de estar bien pagados y han de ser celosos guardianes de que las libertades estatuidas como carta magna se respeten y que no sean usados como perros guardianes de los intereses de cualquier clase de los que se constituyen en “salvadores de patrias”.

    Por tanto:
    Cultura, Acuerdo, Responsabilidad, Unidad, Información clara, concreta y contrastada sin partidismos. Que la negación de la verdad y los juegos de palabras sean reprobados y que esta forma y manera de proceder, sea el Inicio del gran cambio que estamos presenciando a todos los niveles.

    Los líderes son solo exploradores que indican el mejor camino para el resto.
    Ra.

    • 2 marzo 2011 3:26 AM

      Clara, diáfana y cristalina esta declaración de principios e intenciones, llena de sabiduría. Celebro que la hayas compartido en este post, pues muchos que vengan buscando información acerca de lo sucedido en Islandia podrán enriquecerse e inspirarse también en tu lúcido y potente escrito.

      Un abrazo hermano,
      Freeman

  2. Jorge permalink
    28 febrero 2011 9:13 PM

    Creo que este vídeo simpatiza con el contenido de tu blog.
    Espero que te guste:

    • 2 marzo 2011 3:32 AM

      Gracias Jorge por compartirlo, es muy interesante. No cabe duda de que el vigente sistema socioeconómico es DEMENTE y ATROZ.

      Recibe un cordial saludo,
      Freeman

  3. 10 abril 2011 11:04 AM

    El ejemplo de Islandia necesita opicodes cualificados, ¿te animas a redactarlos? opicode.org

Trackbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Nuestras “democracias” y “elecciones”: ¿A qué TÍTERE de la ÉLITE CORPORATIVA quieres votar? | El Blog Alternativo
  3. Islandia y la ceguera global « Liberación AHORA
  4. 15-M (y en adelante), el clamor de una sociedad que despierta: DEMOCRACIA REAL ¡YA! « Liberación AHORA
  5. Revolución en España: Masivas movilizaciones repudiando al capitalismo | Comunicacion Popular
  6. Dossier Islandia: El ejemplo silenciado La casa de mi tía

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: