Saltar al contenido

Hola doctor Jekyll, ¿cómo está tu mister Hyde?

16 mayo 2011

Tu lobo interno, conócelo

“El alcanzar un equilibrio entre esa dualidad humana supone un reto de por vida. Lo describía perfectamente Robert Louis Stevenson en su novela “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde”, en la que el Dr Jekyll descubre su lado “negativo”, su lado “malo” y decide darle poder y voz… craso error. Como decía el cuento indio, a esa parte hay que conocerla, es lógico, aceptarla e integrarla en nosotros, pero integrar no supone dejarse vencer por ella sino que supone conocer, aceptar, trascender”
Paula Gm

(Artículo de Paula G. Montes sobre nuestro lado oscuro, su poder y cómo integrarlo a la luz de la consciencia)

Un viejo cuento indio cuenta que, una vez, un anciano se hallaba con su nieto y le explicó: mira hijo, me siento como si hubiera dos lobos pelándose entre sí en mi interior – ¿sí abuelo?- preguntó el nieto – ¿y cómo son? – uno, es un lobo feroz, hambriento, exigente, agresivo, siempre al acecho de que se concedan sus caprichos, de que le preste atención… implacable; el otro, es un lobo bueno, atento, sagaz, sabio, paciente y no me exige, sino que, muy al contrario, me aconseja y me guía… -¿y cuál de los dos lobos ganará la batalla abuelo?- inquirió el nieto – AQUEL AL QUE YO DECIDA ALIMENTAR.

Sinceramente pienso que es así, en el interior de cada persona existe el ying y el yang, lo positivo y lo negativo, lo masculino y lo femenino, alma y ego… una dualidad difícil de soportar a veces y que comulga a la perfección otras.

La parte “oscura”, “mala”, perversa, suele aparecer debajo de la alfombra, relegada a un segundo plano, dormida, (o eso intentamos), y procuramos, como la luna, sólo exhibir una cara, la bonita, la limpia, la transparente… pero somos más que eso y no podemos obviarlo.

Para mí, el alcanzar un equilibrio entre esa dualidad supone un reto de por vida. Lo describía perfectamente Robert Louis Stevenson en su novela “El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde”, en la que el Dr Jekyll descubre su lado “negativo”, su lado “malo” y decide darle poder y voz… craso error. Como decía el cuento indio, a esa parte hay que conocerla, es lógico, aceptarla, e integrarla en nosotros, pero integrar no supone dejarse vencer por ella sino que supone conocer, aceptar, trascender.

Hace tiempo, en un debate con mi amiga y compañera de vida, Susana, defendíamos esa misma tesis, ella propugnaba que al ego debe conocérsele, se debe saber dónde está y posteriormente, vencerlo, aniquilarlo, destruirlo.

Nunca comulgué con tal idea, jamás, porque creo que, como sabiamente decía Pedro, “lo que se tapa, hierve”, de ahí que, a esa parte “imperfecta” deba conocérsela, liberarla, dejarla fluir a la luz de la conciencia y trabajar con ella.

Al liberar esa parte “imperfecta”, descubriremos un nuevo potencial, porque estoy plenamente convencida de que en esa parte también se alberga nuestra fuerza, esa parte recoge experiencias, situaciones, vivencias, determinadas situaciones que no hemos sido capaces digerir a la luz de la conciencia y que, como marionetas, sigue dominando nuestros actos y nuestros pensamientos, por eso es fundamental hacer un trabajo de auto-conocimiento, de descorrer el velo, de descubrir la verdad, de desempolvar viejos recuerdos y pasados traumas y dar voz a esa parte oculta, perdida, en la sombra…

Al hacerlo, estoy segura de que adquiriremos energías renovadas ya que, como digo, esa parte alberga un potencial inmenso y una fuerza increíble y tan sólo aguarda a ser descubierta y puesta de manifiesto.

Obviamente, ese “ser puesta de manifiesto” no quiere decir que imponga su criterio, que esa parte lidere nuestra vida, como sucedía el relato de Stevenson, sino que, muy al contrario, debemos saber dónde está y cuándo y cómo puede afectar a nuestra vida, para que así no nos domine en la sombra, sino que sepamos integrarla bajo la luz de la conciencia y de la consciencia.

Grandes “artistas del alma” y grandes escritoras y terapeutas como Annie Marquier o Debbie Ford nos hablan incesantemente del poder que alberga la sombra y, junto a él, de la necesidad de todo ser humano de descubrir este poder y de trabajar codo a codo con él, liberándolo, asumiéndolo.

Como decía el cuento indio, esas dos partes se hallan en el interior de cada ser humano, peleando, bramando por ser escuchadas, implorando un lugar en la persona y sólo al ser humano corresponde, una vez que las reconoce, el poder de elegir a cuál de las dos DECIDE ALIMENTAR

Paula G. Montes

Sitio oficial: Vive la vida cual pez en el mar

En El Blog Alternativo: EL EFECTO SOMBRA. Miedo a la luz
En El Blog Alternativo: El ser humano es dual
En El Blog Alternativo: La sombra y la felicidad
En El Blog Alternativo: Vampiros, una representación energética de la sombra del ser humano y más

Fuente: El Blog Alternativo

Más info:

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

12 comentarios
  1. Pierdadeagua permalink
    16 mayo 2011 8:35 AM

    Que bueno.
    Muchas gracias Paula. Me encanta, y me ha llegado en el momento conveniente, jjj. Namasté.

    Freeman, gracias por tu parte:)

  2. 16 mayo 2011 9:35 AM

    El ego es parte de nosotros, de forma intrínseca. El ego somos nosotros aunque no se manifieste de forma tan directa. Pero intenta hacerlo, y la metáfora del doctor Hyde es esa: nuestro ego va a intentar solaparse a nosotros, va a intentar de todas las formas posibles hacerse presente y patente en el mundo real, y hará todo lo que pueda para conseguirlo. Si nosotros le dejamos, por flaqueza o dejadez, entonces habrá ganado la partida. No se trata de represión, sino de control. El ego nos puede proporcionar cosas interesantes como contacto con otras dimensiones, conocimientos ocultos, intuición y creatividad de todo tipo, pero sólo si lo tenemos controlado. Lo llaman lucha eterna porque debemos ejercerla durante toda la vida. Incluso los gurús más potentes deben realizar esa lucha cotidianamente, de eso no se libra nadie. De nosotros depende si decidimos ganarla o perderla. Saludos.

  3. 16 mayo 2011 11:19 AM

    Estoy de acuerdo, destruir… ni tan siquiera al EGO.
    Namasté

  4. miquel àngel permalink
    16 mayo 2011 8:57 PM

    “La sombra nos inquieta porque no somos capaces de reconocer que es nuestra. La sombra es aquello que aparece en la conciencia y no me deja indiferente pues me afecta profundamente y que rechazo cuando la veo reflejada en el otro pues me recuerda un aspecto de mi no resuelto, que no ha madurado. La sombra es la fuerza tenebrosa que amenaza la brillante experiencia. Es amenaza porque representa el conjunto de aquello que habria tenido que formar parte de la integridad del yo y que por algun motivo no ha podido desarrollarse. La sombra són todas las inclinaciones i pulsiones reprimidas cuya agitación resta en el inconsciente”.
    Esto querido Freeman son fragmentos del libro “meditar” de Durkheim. Si te interesa un monográfico de ” la sombra” puedo enviartelo en cuanto recupere el archivo de un ordenador que no me arranca. También tengo resumidos los dos libros de Annie Marquier.
    Un gran abrazo
    miquel angel

  5. Piedra de Agua permalink
    17 mayo 2011 12:12 AM

    entre sabios…

    Como diría mi amigo Po, esto debe de ser la “alucinancia” jjj.

    Gracias a todos.

    Más… más… por favor, jjj.

  6. Wallie permalink
    17 mayo 2011 1:09 AM

    Gracias compartir Freeman, Piedra, Lainon, Luisa, Miquelangel…

    Comparto lo que decís…una de las enseñanzas que más me gustó del budismo hablaba de transformar los cinco venenos en las cinco cualidades de la mente iluminada. Aquello fue una enseñanza intectual que luego con los años y la práctica he ido viendo personalmente ocurrir a modo de alquimia interna cuando trabajas con tu sombra o con aquellos aspectos de ti que rechazas, proyectas, destierras en el “ELLO, ELLOS” y no reconoces. Cada una de esas partes de ti está trabajando para ti aunque no lo puedas aceptar aqui y ahora y comprendiendo su modus operandi, puedes liberarla del yugo de servirte de forma no beneficiosa ni para ti ni para quien te rodea y al hacerlo, descubres que esa parte recupera su natural talento y lo pone a tu servicio, experimentando así una integración aún mayor. Esto suena muy mecánico pero cuando experimentas la transformación, tu personalidad y herramientas internas a tu servicio se convierten en claros instrumentos alineados para tu mayor propósito y gozas de una mayor expansión y sensación de plenitud, además de poder operar en el mundo que te rodea de una forma mucho más integrada.
    Abrazos
    W

  7. Pierdadeagua permalink
    17 mayo 2011 8:08 AM

    Wallie, ¿cuales son los 5venenos? O ¿Me podrías indicar una buena fuente sobre esto?

    Gracias

    Inlakesh

    • Wallie permalink
      19 mayo 2011 12:11 AM

      Hola Piedra!

      Si buscas información sobre los Dhayani budas encontrarás cuales son los cinco venenos y las cinco cualidades de la mente iluminada una vez realizada la transformación interna necesaria en la Mente.

      La enseñanza es preciosa, forma parte del Vajrayana aunque ignoro si tambien forma parte de otras ramas del budismo, pero por su cualidad transformadora, encaja bien en esta rama.

      Los cinco venenos son:
      -atracción o deseo–apego
      -aversión-odio
      -orgullo
      -envidia
      -ignorancia

      cuando transformados por un trabajo meditativo buscando y estando presente con estos venenos hasta el punto de descubrir cuál es su verdadera naturaleza, llegamos a las siguientes cualidades de la mente iluminada, también representada por los cinco dhayani budas (dayani budas)

      -conciencia discriminadora, Buda Amitaba
      -Sabiduría-espejo: Buda Akshobya
      -Ecuanimidad: Buda Ratnasambava
      -Sabiduría que todo lo efectúa: Buda Amogasidi
      -Sabiduría omnipresente: Buda Vairochana

      También encuentras la enseñanza al buscar info sobre los cinco budas dayani.

      Espero que te sirva
      Un beso
      Wallie

  8. 18 mayo 2011 5:06 AM

    Gracias a todos queridos amigos, vuestros comentarios y vuestra presencia son tanto o más inspiradores e instructivos que los propios artículos, porque vosotros demostráis que todo esto es real, auténtico, que va más allá de las meras palabras, para ser una experiencia perfectamente vívida y factible.

    Un abrazo grande,
    Freeman

  9. miquel àngel permalink
    19 mayo 2011 2:56 AM

    Hola Wallie, Piedra, Freeman….
    Me encanta recordar esta enseñanza que para los budistas son también las emociones que ellos llaman demonios, ante los cuales la mejor manera de desidentificarse de ellas, además de tener la convicción de que son pasajeras, es la práctica de NOMBRAR DEMONIOS, el más usualmente instalado el ANHELO simbolizado por un demonio de boca pequeña, un tubo digestivo larguísimo y un estómago enorme e insaciable. “Y cuando por fin el adepto conoce que ha dominado a todos sus demonios asoma la cabeza el demonio del orgullo….”
    Un placer leeros compañeros de viaje
    miquel angel

    • purapresencia permalink
      23 mayo 2011 6:34 AM

      Miquel angel gracias a ti por tus aportaciones ofreciendo matices y experiencia destilada!
      siiii los “demonios hambrientos” que les llaman…mucha hambre y poca boca para recibir alimento…eso nos habla de cómo necesitan de nosotros para ser alimentados con nuestra atención y dándoles bocados de conciencia y energía para seguir perpetuando su particular drama o historia en nuestras vidas….lo bueno es que nombrándolos como dices, osea tomando conciencia de ellos, los podemos dejar de nutrir y asi nos liberamos de ellos. Gracias por este recordatorio!
      Abrazos
      Wallie

  10. 19 mayo 2011 12:37 PM

    Muchas gracias a vosotros por vuestras aportaciones. Lo cierto es que a veces la vida te regala “desavenencias”, “problemas” y situaciones de las que deseamos escapar, y, cuando te rindes y lo aceptas, descubres que ahí mismo residía una gran enseñanza..eso es lo que me ha pasado con mi blog, cada día descubro una nueva enseñanaza , una nueva página del libro y quiero compartirla con el mundo!! me alegro que os haya gustado el artículo y , sobre todo, que haya servido. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: