Skip to content

15-O: Unidos por un Cambio Global. Hagamos un clamor mundial el día 15, sí; pero OBREMOS en consecuencia TODOS los días. Pasemos de la indignación crónica a la ACCIÓN consciente y persistente. (Editorial)

14 octubre 2011

15 de octubre – Unidos por un cambio global

El 15 de octubre personas de todo el mundo tomarán las calles y las plazas. Desde América a Asia, desde África a Europa, la gente se está levantando para reclamar sus derechos y pedir una auténtica democracia. Ahora ha llegado el momento de unirnos todos en una protesta no violenta a escala global.

Los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría, sin importarles los costes humanos o ecológicos que tengamos que pagar. Hay que poner fin a esta intolerable situación.

Unidos en una sola voz, haremos saber a los políticos, y a las élites financieras a las que sirven, que ahora somos nosotros, la gente, quienes decidiremos nuestro futuro. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros que no nos representan.

El 15 de octubre nos encontraremos en las calles para poner en marcha el cambio global que queremos. Nos manifestaremos pacíficamente, debatiremos y nos organizaremos hasta lograrlo.

Es hora de que nos unamos. Es hora de que nos escuchen.

¡Tomemos las calles del mundo el 15 de octubre!

Fuente: United for Global Change

ARTÍCULO EDITORIAL

Hay distintos modos de entender y vivir el 15-O, reflexiona y elige el tuyo

Freeman, Liberación AHORA | Muchas y muy diversas plataformas y organizaciones de activistas, en más de 70 países, se han puesto de acuerdo para confluir en un evento de manifestación y protesta global sin precedentes, convocada (a la hora en que esto escribo) en casi 900 ciudades del planeta; una especie de levantamiento o alzamiento mundial pacífico que persigue, tal como reza el manifiesto en su página web, el que la gente pueda -de una manera rotunda e inequívoca- “reclamar sus derechos y pedir una auténtica democracia”.

Bajo los lemas de “es tiempo de que nosotros nos unamos”, “es tiempo de que ellos escuchen”, “gente del mundo, ¡levantaos!”, se espera que millones de personas, del uno al otro confín de la Tierra, se unan en un sólo grito, en una sóla voz, en un clamor irresistible, exigiendo un cambio global efectivo e inmediato, que acabe con los inaceptables abusos y crímenes que una élite de privilegiados, magnates y especuladores sin escrúpulos está inflingiendo a toda la Humanidad, de forma descarada y sistemática.

En un críptico resumen de la intención declarada en dicho manifiesto, se dice que “el 15 de octubre nos encontraremos en las calles para poner en marcha el cambio global que queremos. Nos manifestaremos pacíficamente, debatiremos y nos organizaremos hasta lograrlo”. Lo cual, expresado así, es del todo loable y encomiable. Pero, ¿realmente todas estas plataformas y organizaciones trabajan para conseguir materializar los básicos (y muy generales) propósitos enunciados en el texto de la convocatoria?

Sabemos que no. La experiencia del 15-M en España (aún en marcha y con posibilidades), así como otras anteriores y actuales en este y otros países (como, por ejemplo, las llamadas “revoluciones árabes”), nos indican claramente que el propio Sistema que se pretende cambiar y superar está infiltrado -desde las mismas raíces de estos movimientos- y se halla bien presente y activo en los mismos, dirigiéndolos y manipulándolos en mayor o menor medida.

Y obviamente, en un escenario de tal envergadura y nivel de participación y organización como el del 15-O, huelga decir que los poderes y élites que imponen el vigente stablishment están más que interesados -e involucrados- en instrumentalizar y dirigir desde un segundo plano estas marchas y protestas globales, para conducirlas y moldearlas de acuerdo a sus intereses, a sus propias agendas y objetivos, no tan ocultos ya gracias a la información libre.

Como bien sabrán los más avezados indagadores, los jerarcas corporativos tratan de cambiar las apariencias del orden socioeconómico impuesto por ellos, utilzando el caos y las protestas masivas como catalizador, canalizando astutamente la frustración social, para finalmente presentarse de nuevo como portadores -directos o indirectos- de las “soluciones”; de forma que en última instancia todo siga IGUAL y el Sistema resulte reforzado -y su poder ampliado-, mostrando únicamente, eso sí, un conveniente (para ellos) “lavado de cara”.

Así pues, no os dejéis manipular, evitad bailar al son que algunos desean que bailéis, y elegid desde la consciencia en cuál de los siguientes dos tipos fundamentales de 15-O vais a participar, si así habéis decidido hacerlo:

1) El 15-O superfluo, berreante y connivente. En este tipo de participación, las personas salen masivamente a las calles para dar rienda suelta a su frustración, gritando y exigiendo que “los de arriba” se muevan, escuchen y resuelvan las cosas. No se busca realmente una transformación profunda del Sistema y sus instituciones (y mucho menos un cambio de actitud personal), sino unos cambios externos parciales -más bien parches- que aseguren que todos podrán tener su trabajo, su vivienda, su dinero, sus posesiones y sus oportunidades; y si es posible, “como los de arriba”.

Una vez terminado el evento, todos vuelven a sus casas, se retiran a dormir y al día siguiente continúan con sus conductas, actitudes y dinámicas habituales, siempre dentro del marco de “opciones” (incluidas las “democráticas”, de consumo y bancarias) establecido por el Sistema (que permanece completamente intacto). Y todo sigue igual.

2) El 15-O como revulsivo práctico comunitario, para concienciar, ensayar y avanzar en un auténtico y efectivo Cambio. En esta concepción, el levantamiento mundial pacífico es más que meras palabras bonitas cargadas de ilusiones, sino que se aprovecha esta extraordinaria e inaudita convocatoria para -además de proclamar un contundente BASTA- crear conciencia, compartir, practicar y desarrollar entre todos -ese día y TODOS los días- las genuinas alternativas al Sistema, en todos los ámbitos y áreas (ver una relación de alternativas en el panel Iniciativas Armónicas, bajo este artículo), y que no pueden sino estar basadas en la aplicación de medidas que promuevan y aseguren el cumplimiento ineludible y eficaz de los Derechos Humanos, la implementación de unas dinámicas electivas consensuadas para materializar una verdadera democracia, donde todos los ciudadanos, en auténticas Asambleas Populares y también vía referendum vinculante, puedan libre y directamente elegir y decidir -sin intermediarios vendidos a los poderes corporativos– en todas aquellas cuestiones relevantes y decisivas que a todos nos afectan y comprometen.

Todo ello implicando la sustitución de los viejos paradigmas por otros nuevos, más armónicos, benéficos y satisfactorios, donde se promueve y fomenta la aplicación efectiva de valores y principios capitales como la transparencia, el bien común, dignidad, integridad, solidaridad, justicia, igualdad, equilibrio, fraternidad y, en suma, la protección y debida atención a la vida en todas sus manifestaciones, incluyendo al planeta como nodriza, hogar de la Humanidad y provisor de vida y sustento.

Por tanto, teniendo en cuenta estas claras diferencias y detalles que se han esbozado, tú tienes ahora -estimado lector- la oportunidad y la responsabilidad de elegir y participar en el 15-O en la forma y con el fondo que realmente deseas y sientes como bueno, tomando la precaución de pensarte dos veces a quiénes vas a apoyar y con quiénes vas a marchar de aquí en adelante, pues ellos podrían llevarte por senderos que conducen justamente a lo contrario de lo que anhelas.

Una cosa sí os puedo decir. El día 15, ya sea que hubiese 6000 millones de personas clamando y pataleando todas al unísono por un Cambio Global en todos los países del planeta, ellos -los señores del Sistema, las élites y sus títeres en la política y los mass media- NO VAN A ESCUCHAR NADA NI VAN A MOVER UN SÓLO DEDO PARA SATISFACER VUESTRAS MÁS LEGÍTIMAS E INALIENABLES ASPIRACIONES FUNDAMENTALES. Porque el cumplimiento de dichas aspiraciones supone la pérdida de su poder y su dominio sobre vosotros, así como el fin de su modo de vida.

Podrán, como dije antes, hacer como que escuchan y eventualmente responder con sutiles y malévolos retoques, parches y arreglos de mero maquillaje de su sistema impuesto de esclavitud global.

Pero lo que sí tratarán de hacer, cueste lo que cueste, es que no seáis libres, soberanos y dueños de vuestra vida; tratarán de paralizar todo intento de que el pueblo se una para recuperar su libertad y su soberanía -ahora en manos de los lacayos de la élite-, que por definición le pertenecen en una concepción integramente democrática. Pondrán su mejor esfuerzo en que las personas no se informen, no piensen, no indaguen, no desarrollen sus recursos internos, no sientan desde el corazón y no se empoderen, descubriéndose a sí mismos.

No os quepa duda de ello.

De ahí que es preciso darle la espalda al (des)orden establecido, a sus instituciones y sus acólitos y cómplices, dejando de colaborar con él, de sostenerlo con nuestra sumisión, comodidad, crédito e inmovilismo.

Es necesario dejar de cederle al Sistema nuestro poder, nuestra energía, nuestro dinero y nuestra fuerza de trabajo. Hemos de cesar en apoyarlo y mantenerlo por inercia o temor al cambio, pues de otra manera no facilitaremos el espacio ni el tiempo ni la energía necesarias para desarrollar entre todos nuevas y mejores soluciones o alternativas.

Entonces, de forma ineludible, como colectivo social hay que plantarse literalmente y, siempre por la vía pacífica, recurriendo a la desobediencia civil cuando sea necesario, igual que en su día lo hicieron -con éxito- Martin Luther King y Gandhi. (Es bueno recordar que recientemente tuvimos experiencia de ello en cierta medida, no sólo durante el mejor periodo del 15-M, sino también cuando hicimos fracasar la fraudulenta vacunación masiva de la gripe A, negándonos a ser vacunados a pesar de ser llamados a ello, todos aquellos que habíamos sido incluidos en los “grupos de riesgo”)

Mas no se trata de plantarse sin más y permanecer pasivos; ni de adoptar una posición reactiva y negativa. Hay que pasar a la acción acerca de aquello que queremos crear. Así, también debemos organizarnos, asociarnos, coordinarnos y, superando la trampa de las ideologías que nos dividen, unirnos para construir activamente entre todos (los que así lo sientan) esa sociedad más justa, evolucionada y limpia que todos anhelamos, y que ha de reflejarse en primer lugar en nosotros mismos, con nuestra propia y correspondiente transformación interior.

Sólo así será factible que un día, gracias al Cambio en una mayoría de personas, el colectivo refleje verdaderamente la sociedad y el mundo mejor que soñamos.

Puesto que en el individuo, en cada individuo y en sus decisiones y acciones congruentes, está la clave del auténtico Cambio Global armónico, positivo: un colectivo suficientemente amplio de ciudadanos conscientes y empoderados puede detonar una transformación inaudita e imparable en la Humanidad entera, donde como especie superemos la depredación, la violencia, el abuso y la explotación sistemáticas y masivas que nos han llevado al borde del precipicio; un abismo que puede y debe ser salvado por la acción transformadora coherente de una masa crítica de seres humanos lúcidos, maduros, resueltos, saludables.

Hagamos, en definitiva, que el 15-O sea un paso firme hacia dicha transformación -desde el interior personal hasta el exterior global-, en vez de una caída en otra más de las grandes, sutiles y multitudinarias trampas urdidas por el Sistema.

Más info:

LEVÁNTATE, HUMANIDAD. Por la Vida, la Paz y la Verdad

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

5 comentarios leave one →
  1. Daniel permalink
    14 octubre 2011 3:59 PM

    Mañana saldremos a la calle no para cambiar a nadie… sino para cambiarnos a nosotros mismos…Ser nuestra mejor versión… Nuestro ser despierto y conciente que ve en todos los demás a sus iguales… “ser el cambio que queremos ver en el mundo”. Gracias.

  2. Nikola Tesla permalink
    15 octubre 2011 11:55 AM

    aprovechemos la cobertura mediatica sospechosa y hagamos que 15 O sea un chatetazo a lacras como Enrique Dans,Martin Varsavsky y los sucios bankgsters

  3. miquel àngel permalink
    17 octubre 2011 12:19 AM

    …. “De ahí que es preciso darle la espalda al (des)orden establecido, a sus instituciones y sus acólitos y cómplices, dejando de colaborar con él, de sostenerlo con nuestra sumisión, comodidad, crédito e inmovilismo”

    Esa es la via, asi lo veo yo tambien Freeman. Poco a poco hemos de ser capaces de poder seguir viviendo con un nivel de satisfacción aceptable, esto es, de cubrir nuestras necesidades a través del intercambio, el banco del tiempo,… optar por la via del decrecimiento y sobretodo, si es verdad que estamos condenados a tener una cuenta corriente al menos cambiar de entidad bancar¡a si no es transparente a otra que invierta en proyectos sostenibles que mejoren de una manera u otra la calidad de vida de las personas.Imagino mis dos piernas, una sostenida aun por el sistema en el cual he crecido y vivido, y otra que quiere salir de él y empezar a sostenerse en una sociedad alternativa y paralela al sistema imperante, que no precise del beneplacito de gobernantes y leyes civiles que nos oprimen. Es necesario tener una pata a buen recaudo para que cuando el sistema se derrumbe, pues ya ha colapsado, no se me lleve a mi tambien por delante por tener mis dos patas sosteniendome en el lugar equivocado.
    Muchas gracias Freeman por tus reflexiones.

  4. 20 octubre 2011 5:34 PM

    Hola Daniel, Nikola y Miquel Ángel, gracias por expresar vuestras impresiones y reflexiones sobre este evento.

    No cabe duda de que caminamos hacia el autoempodaramiento y la recuperación de nuestra soberanía individual y colectiva, convirtiéndonos en ese cambio que anhelamos ver.

    Esperemos tener las dos patas en terreno firme Miquel, jejejejjee, en vez de donde muchos las tienen ahora, en las arenas movedizas del Sistema.

    Saludos.

Trackbacks

  1. el 15M real: Tsunami de Consciencia « Xochipilli – Red de Arte Planetaria -

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: