Skip to content

El 15-M como una experiencia en el camino de recuperación de la soberanía popular

26 mayo 2012

Obtendremos el resultado más positivo de la movilización del 15M si conseguimos que pase a formar parte de un proceso de aprendizaje colectivo que nos conduzca a un nuevo estadio histórico de la lucha social.

(Extracto del artículo)

15-M. De la autoorganización en las plazas a la construcción de una nueva soberanía popular

Publicado en ¡Rebelaos!

A partir del 15 de mayo del 2011, centenares de miles de personas nos precipitamos a las calles, como si se tratase de un chaparrón de primavera, e inundamos las plazas de todo el estado español. El descrédito de lo que hoy en día se hace pasar por “política”, el rechazo a la depauperación económica y la indignación hacia la injusticia social resonaron clamorosamente mientras la genuína actividad política reconquistaba espacios públicos habitualmente consagrados a la circulación de mercancías.

Salvando las distancias, por primera vez desde mayo del 68, una protesta masiva desbordó espontaneamente los confines de la reivindicación y se inició un proceso de reflexión colectiva, un encuentro popular repleto de vívida comunicación, un ensayo de autoorganización democrática masiva. Microsociedades autosuficientes creando una dinámica social autogestionada paralela a la vía del poder.

Con la perspectiva que nos proporciona el paso del tiempo podemos preguntarnos: ¿Qué ha representado esta experiencia?, ¿qué valoración podemos hacer?, ¿qué retos suscita y cómo podemos abordarlos? Para responder a estas cuestiones conviene, primeramente, definir la naturaleza del 15M: Se trata de un movimiento social o, mejor dicho, se trata de una movilización social?

Si convenimos que un movimiento social presupone un análisis social compartido con unos fines políticos comunes y medios también aproximadamente comunes, para alcanzar los objetivos deseados; mientras que una movilización social, en cambio, hace confluir perspectivas políticas dispares, divergentes e incluso antagónicas. Resulta evidente que el 15M encaja mucho mejor en la categoría de movilización que en la de movimiento, aunque a partir de su proceso de autoorganización podemos concluir también que ha generado un movimiento social.

Entrando a hacer balance, entre lo más destacable observamos una consecuencia general del 15M: la politización. La ocupación de las plazas supone la apertura de un espacio-tiempo que hace visible una tentativa masiva de recuparación de la política, entendiéndola como una activitad de la ciudadanía deliberativa y decisiva sobre los asuntos de la esfera pública.

Los procedimientos democráticos experimentados –las plazas como espacio de reflexión resolutiva y las asambleas populares como momento de decisión– han sido, aún con sus carencias, la característica más meritoria e innovadora de esta movilización. También la más fructuosa: decenas de miles de personas se han adentrado en la dimensión política de sus vidas y muchas de ellas han proclamado que ésta no puede ser usurpada por una élite de “representantes” ni relegada al olvido.

Por lo tanto, podemos caracterizar el 15M como una catarsis politizante: buena parte de la población ha despertado, en diversos grados, de la letargia política en que, desafortunadamente, vivía.

Otro aspecto destacado del 15M es que, implícitamente, ha puesto sobre la mesa algunos retos importantes y urgentes para la humanidad contemporanea. De esta manera, si el el 15M ha sido una tentativa precaria, discontínua y todavía débil para recuperar la política, el reto que tenemos por delante consiste en recuperarla permanentemente y de manera institucionalizada.

Si el movimiento social ha vivido una celebración efímera del espíritu de la comunidad, el desafío consiste en convertir la sociedad en una extensa comunidad de comunidades. Si éste ha generado centenares de asambleas populares, el objetivo no es otro que conseguir que éstas lleguen a ser soberanas.

El 15M estalló porque estamos sufriendo intensa y extensivamente las consecuencias de una profunda crisis multidimensional (económica, ecológica, social, ideológica y política) originada por las dinámicas de concentración de poder y creciemiento económico constante inherentes a las principales instituciones del sistema actual: la economía de mercado y el Estado.

Otro gran desafío consiste en erradicar estas dinámicas y sustituir tales instituciones, encauzando el movimiento masivo y liberador que dé luz a un nuevo sistema de organización social basado en la autonomía, la comunidad y la reintegración en la naturaleza. Aún así, en tanto que muchas personas han adquirido mayor conciencia de estos grandes retos a través del 15M, éste no ha podido afrontarlos todavía. Tenemos que abonar más el terreno para generar la semilla del fenómeno radicalmente transformador que necesitamos.

Aunque una movilización social indignada sea necesaria y deseable, le faltan las bases sólidas imprescindibles para iniciar un proceso de transformación que nos conduzca hacia un nuevo sistema de organización social. El 15M ha girado acertadamente en torno a la organización asamblearia pero raramente se ha esbozado la construcción de una nueva sociedad donde éstas – las asambleas estudiantiles, de la ciudadanía, las del colectivo trabajador, etc.- sean la institución sobre la que pivota la vida colectiva.

Los “consensos mínimos” adoptados en el marco de la movilización han sido medidas parciales que fácilmente pueden generar la adhesión de muchas personas, pero no pueden quedarse ancladas en ellas porque el barco está naufragando irremediablemente. Es necesario que nos preguntemos seriamente si estos “mínimos” son los objetivos factibles y deseables en los que invertir nuestra energía política, por los cuales vale la pena luchar. Un análisis profundo, global e histórico del sistema actual y sus dinámicas nos indica que los “consensos mínimos” son, en el mejor de los casos, insuficientes. Incluso en el caso improbable de que algunas de estas medidas se implementasen como resultado de una árdua y tenaz protesta popular, sólo conseguiríamos un ritmo ligeramente más lento al rápido empeoramiento de la crisis multidimensional actual: la fuente de los males, es decir, este sistema de economía de mercado capitalista. Y el Estado seguiría fluyendo.

Durante las últimas décadas, los imperativos sistémicos -mercantilización, crecimiento, progreso, etc.- se han ido haciendo cada vez más incompatibles con las demandas de la sociedad civil. En otras palabras, las necesidades de las personas y del planeta, por un lado, y las del sistema económico vigente, por otro, se encuentran en un conflicto cada vez más irreconciliable. Hoy, más que nunca, un “capitalismo con rostro humano” es una contradicción de términos.

Para finalizar, de este balance podríamos sacar una conclusión de carácter general: obtendremos el resultado más positivo de de la movilización del 15M si conseguimos que pase a formar parte de un proceso de aprendizaje colectivo que nos conduzca a un nuevo estadio histórico de la lucha social. Es necesario que nuestro horizonte de intervención política vaya más allá de la repetición o la continuación del 15M. También debemos trabajar para unirnos a través de un proyecto liberador que apunte claramente hacia la sustitución progresiva del sistema oligárquico actual -éste que se basa en el Estado y la economía de mercado capitalista- por uno realmente democrático, basado en redes de asambleas populares soberanas y en una economía diseñada para satisfacer las necesidades de todas las personas, por lo tanto y gestionado democráticamente por ellas mismas. Compartamos un proyecto alter-sistémico de este tipo y podremos poner en práctica una estrategia para el cambio social radical y global a la altura de los tiempos que vivimos. Podremos juntarnos no sólo en base a asambleas y consignas populares, también a través de prácticas enmarcadas en un paradigma liberador. Para llegar a este nuevo estadio no es tan necesario un incremento cuantitativo de nuestra energía como un desarrollo cualitativo de nuestras capacidades.

* Texto basado en el artículo “Balanç del 15M amb mires a l’emancipació” (Blai Dalmau, 2012) disponible en www.democraciainclusiva.org

Autor: colectivo de activistas Afinidad Rebelde

Fuente: ¡Rebelaos!

Texto HTML compartido por Miquel Ángel

Edición para Liberación Ahora: Freeman

Artículos relacionados, en Liberación Ahora:

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

17 comentarios leave one →
  1. Raúl Ibáñez Martínez permalink
    26 mayo 2012 11:20 AM

    La corrupción, la usura, la rapiña, la mentira , la injusticia, son moneda de cambio habitual en la sociedad actual.
    La llamada “democracia” permite el trueque y negocia con una moneda revestida de oro, dignidad, honestidad, justicia, cuyo interior putrefacto es una aleación o amalgama que admite los peores por depravados e innobles materiales, cuyo valor real vamos descubriendo dia a día, en la medida que nos lo permite el desgaste del revestimiento noble, para valorarla en toda su magnitud -nada-.
    El 15M -todos-, exige ya, un cambio de moneda, en las 14.700 propuestas hechas hasta ahora. Llegaremos a poder acuñar y emitir moneda de un material noble -oro- sin aleaciones, sin trampas, cuyo valor sea igual en el marcado al valor del oro, sin mayor devaluación que el provocado por la pérdida del material por desgaste de uso.
    El valor del euro es fluctuante, hace un mes, la reflotación de Bankia se valoraba en un orden de magnitud de 5.000.-M., luego de 7.500.-M, más tarde en 15.000.-M, hoy son más de 20.000.-M de euros lo que los “carteristas” van a sacar de nuestros bolsillos, para reponer lo que se llevaron crudo sin responsabllidad alguna.
    Los antisistema honesto son ellos, los corruptos. Los honesto-flautas reivindicamos el cambio, no de sistema, sino de valores, de moneda falsa por otra que valga, sin engaños, lo que el Banco Honesto -oximorón (contradictio in terminis)- emisor diga que vale y ya no nos sirve la tasación del Banco de España, ni la del Banco Central Europeo, ni la del Fondo Monetario internacional ,acuñadores y emisores de moneda más falsa que un duro sevillano (moneda falsa acuñada a finales del siglo XIX)

Trackbacks

  1. El 15-M como una experiencia en el camino de recuperación de la ... | • You can do anything you set your mind to, m8 • | Scoop.it
  2. Pueblo Gitano y capitalismo, a debate « Liberación AHORA
  3. ASAMBLEA: modo natural de organización política de cualquier comunidad humana. Autogobierno popular libre e igualitario « Liberación AHORA
  4. CASX: Cooperativa de Autofinanciación Social en Red. Una banca asamblearia, autogestionada y sin intereses « Liberación AHORA
  5. Dossier 25-S: MADRID “a la Griega”. Masiva manifestación rodeó el Congreso y degeneró en violencia. Gran número de heridos y detenidos, tras la represión indiscriminada. Amplio Editorial: “25-S y jarabe de palo” « Libera
  6. Dossier 25-S: MADRID “a la Griega”. Masiva manifestación rodeó el Congreso y degeneró en violencia. Gran número de heridos y detenidos, tras la represión indiscriminada. Amplio Editorial: “25-S y jarabe de palo” « Libera
  7. Dossier 25-S: MADRID “a la Griega”. Masiva manifestación rodeó el Congreso y degeneró en violencia. Gran número de heridos y detenidos, tras la represión indiscriminada. Amplio Editorial: “25-S y jarabe de palo” « Libera
  8. Dossier 25-S: MADRID “a la Griega”. Masiva manifestación rodeó el Congreso y degeneró en violencia. Gran número de heridos y detenidos, tras la represión indiscriminada. Amplio Editorial: “25-S y jarabe de palo” « Libera
  9. Dossier 25-S: MADRID “a la Griega”. Masiva manifestación rodeó el Congreso y degeneró en violencia. Gran número de heridos y detenidos, tras la represión indiscriminada. Amplio Editorial: “25-S y jarabe de palo” « Libera
  10. 26-S. Cuando los pececillos se unen… « Liberación AHORA
  11. REPSOL y Correa: algo apesta en el amazonas ecuatoriano. Biólogo denuncia vertido tóxico de 31,500 barriles « Liberación AHORA
  12. EL TIEMPO DEL SÍ: hitos en el proceso emergente de transformación social integral | Liberación AHORA
  13. DEGRADANTE CONTRADICCIÓN en la Constitución Española: “todos somos iguales ante la ley… excepto el Rey” | Liberación AHORA
  14. “Los Indignados” « jonrebo
  15. “Juego de Tronos”: ni reyes ni republicanos quieren un pueblo soberano autogestionado | Liberación AHORA
  16. El cambio de paradigma empieza DENTRO | Liberación AHORA

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: