Skip to content

Cómo puedo colaborar en la construcción de una sociedad armónica o solidaria (y 3). Por el Prof. Juan Carlos Burrone

11 marzo 2013

colaboración2Cómo puedo colaborar en la construcción de una sociedad armónica o solidaria (y 3)

Por Juan Carlos Burrone*

En un reciente informe periodístico de un diario de mi país, salió una estadística reciente sobre el conocimiento de que de las 100 familias más ricas del mundo, si éstas decidieran donar un cuarto de sus fortunas, habría para acabar con la miseria o pobreza del mundo cuatro veces.

Creo que si lo hicieran, igual el mundo tarde o temprano volvería a ser como ahora, ya que el mecanismo de crecer a costa de los demás está inserto en cada uno de nosotros. Los pobres son saqueados aparte de sus míseros sueldos, proponiéndoles ganancias mágicas con sorteos, casinos, juegos, etc., y con eso se anula aquella consciencia de cada uno sobre su mayor riqueza: su capacidad de transformarse y transformar el mundo que lo rodea, entrando en cambio en una mecánica repetitiva, una dimensión de “muchos ponen para que pocos tomen”.

Y si los pobres hacen esto de entrar en ese juego de ganar mágicamente, es porque no creen o no ven la importancia de su capacidad creadora, simplemente adoptan las reglas del “poderoso”, queriendo ellos mismos llegar a ser así de “poderosos”.

El trabajo ahora está connotado como algo forzado, que generalmente hacemos sólo para subsistir, pero en realidad es la puesta en acción de esa capacidad transformadora en uno mismo, y para quien como yo ha tenido esa experiencia de hacer lo que uno quiere y disfrutar de ello, no hay nada, ningún sustituto, ni dinero, ni drogas, ni posición de poder que lo reemplace.

carpinteros

Y en realidad en esta “sociedad global” que vivimos actualmente, no hay promoción de vivir de su propio trabajo, no hay cultura del trabajo.

En el mundo de los negocios, en el marketing, aún hoy y más que nunca tienen la osadía de declarar: “no está mal tener dinero (rentas)”, y se les escapa que para amontonar dinero es preciso diezmar el entorno. Vivimos en un mundo finito y si algo se amontona en un lado es a costa de su empobrecimiento alrededor. Existe una mala distribución de las riquezas (la energía, no el dinero, cuyo valor intrínseco es –o debería ser- sólo de intermediario entre los valores materiales).

¿Se imagina un diputado o senador, diciéndole a su pueblo que para mostrar que se puede vivir con un sueldo mínimo, él mismo se limitaría sus ingresos a ese valor? Pues un “emprendedor”, tal como se considera en el Nuevo Paradigma al equivalente a un líder en el sistema actual, haría eso.

Y sólo creo en los líderes si todos somos líderes. Líderes de nosotros mismos.

http://eduardomassieu.files.wordpress.com/2009/07/unidad.jpg?w=600

Entonces, surge una pregunta:

“En la nueva sociedad, ¿quién o quiénes tomaría/n las decisiones, y cómo lo haría/n, desde qué instancia y con qué método o mecanismo lo haría/n?”

Las decisiones las tomarían todos y cada uno de los que la integran. Algo que es posible, para lo cual se pueden tomar ejemplos de la construcción de un hipertexto, que es el equivalente a una sociedad que contemple la totalidad y los ritmos y velocidades de crecimiento de cada uno de sus singularidades (nodos y sus enlaces para un hipertexto). O también analizar cómo trabaja una organización en red, que toma estos parámetros hipertextuales de desarrollo. Ampliaremos esto de una construcción en red hipertextual en otra entrega.

Por supuesto que ese ejercicio de toma de decisiones será proporcional a cada singularidad, ya que no todos tienen la misma capacidad. Lo extremadamente importante, y que no se hace ahora, ni se hizo, es verificar que ese “plus” creativo de cada singularidad esté activo siempre, no solamente en el momento de votar, sino en cada acción o vivencia diaria. Porque de ello se posibilita que “una manzana no pudra al resto”.

La representatividad de los directorios, consejos (a mi juicio no son buenas las autoridades unipersonales como presidente o director) es sólo de las directivas encaminadas por la totalidad a través de sus sucesivos subgrupos, desde los más amplios, hasta los que llegan al contacto directo con esos representantes, que de esta manera, sus decisiones serán emergentes de las directivas propuestas por las mayorías.

Para que esto se sustente y no degrade, como viene ocurriendo historicamente, es necesario e imprescindible el mecanismo de feed-back o retroalimentación, de manera que lo que se produce en todos los ámbitos como realización de cada proyecto puesto en marcha, vuelva como resultado, bueno o malo, para su evaluación por las fuentes básicas desde donde se implementaron tales proyectos, y permita las correcciones del caso. Y en sentido inverso, para constatar que cada singularidad está real, verdaderamente ejerciendo su derecho a activar su “plus” creativo, su condición humana por excelencia.

En agricultura orgánica existe lo que se llama “trazabilidad”, que consiste en un dispositivo informático que permite rastrear un producto desde su emergencia en el lugar de consumo, hasta su lugar de origen, registrando todas las instancias por las que ese producto pasó. Es un requerimiento de las normas ISO, que en algunos casos en nuestro país se respeta.

¿Se imagina si hubiera ese dispositivo para constatar el grado de capacitación que tuvo un profesional, un funcionario o un ejecutivo, privado o estatal?

¿O que cada ciudadano pudiera ver dónde fue a parar su pago de impuestos? Con el apoyo de Internet y las computadoras sería muy fácil hacer eso, y seria bueno empezar a pedirlo ahora, ya.

Por último, insisto en esta diferencia, para mí extremamente importante, que es lo que veo que el mundo todo aún no hizo, no probó:

Integrando la relatividad en nuestra cosmovisión y acción en la vida, podemos entender que es más rápido y efectivo si la orientación de los cambios necesarios para vivir en una sociedad armónica, libre, no sometida, y la concreción de ello, los hacemos con prioridad o mayor énfasis en nosotros mismos. Podemos y debemos convocar, sugerir, mostrar con los hechos a los demás para hacer lo mismo, pero sin descuidar lo hecho en uno mismo. Para no esperar a los demás, no desanimarnos si las cosas no pasan tan rápido como nosotros lo queremos, PERSISTIR en la propia actitud asumida.

Se han hecho muchos intentos históricamente en educación para llegar a una sociedad así, menciono sólo algunas que tengo en mente: las escuelas de Wilhelm Reich, las hermanas Cossetini en nuestro país, Argentina, en los años 50, Montessori, Summerhill en Inglaterra, y muchos otros, no sólo en el campo de la educación sino en el orden social, que tuvieron mucha repercusión pero no llegaron a a instaurarse masivamente, generalmente por represión o censura de los gobiernos de turno.

Pero estamos entrando o entramos en la era de Acuario, y se facilita este emprendimiento. Una síntesis de las características del acuariano dice que son: “muy productivos, serviciales, con tendencia a trabajar grupalmente o respetar lo grupal, a pesar de su fuerte individualismo”, o de “saber bien lo que quieren”, al mismo tiempo que son excéntricos, es decir renuentes a una idea central o la dirección de algún líder.

Ahora bien, si son productivos trabajando en grupos, y no aceptan la hegemonización de líderes o ideas rectoras: ¿de dónde sale la coherencia grupal, cómo se construye la organización del grupo? Es una buena referencia para tener en cuenta…

*Juan Carlos Burrone
Psicólogo – Profesor de Psicología
Psicología del Nuevo Paradigma en la Educación
Sistemas Integrales Multimediales
web: cualopercepción.com.ar
mail: jcburrone@hotmail.com

JCB

Artículo compartido por Juan Carlos Burrone

Edición de Freeman

https://sites.google.com/site/jorge1270/imagenes/LiberacionAHORA.PNG

Entregas anteriores:

Artículos relacionados, en Liberación AHORA:

colaboracion

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

2 comentarios leave one →
  1. Lic. Alfonso Germán Arreola permalink
    11 marzo 2013 8:22 PM

    Lo que se requiere, es una capacitación, para que las mayorías se den cuenta de la importancia que tienen una paternidad y maternidad responsables, y la capacitación necesaria para producir e intercambiar bienes y servicios útiles.
    Hay tecnología y materiales suficientes para que haya sanatorios, escuelas, transporte publico, parques y centros de reunión para celebrar acuerdos y convivir de una mejor manera.
    A cualquier país, se le califica por el promedio de sus habitantes y los hay con organización, disciplina, capacitación y sin desempleo.

Trackbacks

  1. Pablo Rizzo, activista de software libre y hacker: “El gobierno argentino nos infiltró” | Liberación AHORA

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: