Skip to content

Globalización y Militarización: el desafío geoestratégico-corporativo por el control final de recursos, mercados y sociedades

31 marzo 2014

globalización-en-la-sociedad1Hoy como ayer, los diversos lobbies de la élite global en occidente tratan de imponerse sobre el resto



por Vishnu Bhagwat
23 Octubre de 2010

del Sitio Web GlobalResearch

traducción de Editorial-Streicher

14 Marzo 2014

del Sitio Web Editorial-Streicher

Versión original en ingles

Sobre la Globalización y la Militarización
El almirante Vishnu Bhagwat es un ex-Jefe del Estado Mayor Naval de India.

El siguiente texto fue presentado primeramente en la Conferencia Internacional de Físicos por la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW), efectuada en Delhi el 10 de Marzo de 2008.

Fue publicado por Global Research (globalresearch.ca) en Octubre de 2010, y ahora en este blog es presentado en castellano.

El almirante Bhagwat efectúa aquí un análisis de las causas y las implicaciones del siniestro proceso conocido como Globalización, que, en el examen, revela la profunda vinculación entre las grandes corporaciones transnacionales y las modernas guerras de los modernos ejércitos.

Señala en su definición también los principales rasgos que la identifican.

globalizacion


Globalización y Militarización

-La Causa Raíz de la Guerra a Nivel Mundial contra la Humanidad-

“No habrá paz.

En cualquier momento dado durante el resto de nuestras vidas habrá múltiples conflictos de formas cambiantes alrededor del globo… conflictos violentos dominarán los titulares…”.

Una “guerra perpetua para la paz perpetua”.

Wolfowitz y Perle en el preámbulo del esbozo del Proyecto para el Nuevo Siglo Estadounidense en los vertiginosos días de 1992, cuando la Unión Soviética había sido subvertida en su misma cúpula.


El “Nuevo Orden Mundial” exige el control y la apropiación del petróleo y los recursos minerales y los mercados de cada país por la fuerza militar o por medio de gobiernos delegados y élites nativas serviles, camufladas como “Globalización“, precedido por la subversión de los países elegidos.

De aquí que el nuevo proyecto colonial no tenga precedentes a escala histórica dentro de los países y las sociedades.

El líder de uno de los primeros movimientos en entender este militarizado “Nuevo Orden Mundial”, el subcomandante Marcos del Movimiento Zapatista en México, declaró con relación al NAFTA, el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, que la globalización neoliberal era,

“una guerra mundial emprendida por el poder financiero (oligarquías) contra la Humanidad” y la expresión de la crisis mundial del capitalismo y no de su éxito.

El 19 de Octubre de 2001 el vicepresidente estadounidense Cheney declaró que,

“la nueva guerra nunca puede terminarse. Al menos no en nuestro tiempo de vida. La manera en que pienso en ella es como una nueva normalidad”.

En la NSSD (National Security Decision Directive) del 1º de Marzo de 2005 dice que “Estados Unidos Es una Nación en Guerra”.

En Septiembre de 2005 Cheney nuevamente afirmó que la guerra (contra el terrorismo) podría continuar durante varias décadas, tal como las afirmaciones periódicas vienen sosteniendo en cuanto a,

  • la guerra y ocupación de décadas en Irak y Afganistán

  • la planificación para la “guerra larga”

  • el nuevo Oriente Medio para ser balcanizado en pequeños Estados, como lo estaba la URSS

  • el Asia del Sur formándose en la línea o siendo dividido en principados financieros para servir al “núcleo o centro metropolitano”, etcétera,

…para la Globalización o el capital financiero global, para integrar todos los mercados

Los Estados-naciones pueden seguir existiendo como entidades debilitadas para conservar el orden público local de su pueblo y para transferir sus excesos presupuestarios al “centro”. El Consenso de Washington es sobre esto.

Había afirmado conducir la libertad global, la prosperidad y el crecimiento económico por medio de “desregularización, liberalización y privatización”.

“¿Hay alguna alternativa al saqueo de la Tierra? ¿Hay alguna alternativa a hacer la guerra? ¿Hay alguna alternativa a la destrucción del planeta?”

(Wehrlof).

Mientras tanto,

  • la militarización del Espacio

  • la armamentización del fondo del mar

  • el uso sin trabas de la guerra nuclear de baja radiación con Uranio Empobrecido, no sólo matando e infectando con cáncer y leucemia sino además envenenando el aire, el agua, la flora, la fauna y cada mota de polvo para siempre

  • la disposición a usar agentes de guerra químicos, genéticos y gérmenes

  • la destrucción del agua y de los sistemas sanitarios, en Irak, en Afganistán, en Gaza,

…está siendo demostrada delante de nuestros propios ojos.

El soldado con uniforme ahora constituye sólo una muy pequeña proporción de las bajas que son de manera aplastante civiles – mujeres, niños y hombres – escuelas, hospitales, casas y sitios de trabajo.

En términos de porcentaje, los “daños colaterales”, como la gente es llamada, son el 90% de las bajas. Las estadísticas no siempre comunican los sufrimientos de la Humanidad.

Sin embargo, si,

  • la Primera Guerra Mundial causó aproximadamente 17 millones de mutilados y muertos

  • la segunda Gran Guerra alrededor de 50 millones de muertos

  • seguido de millones de asesinados en Corea, Vietnam, Camboya, Congo, Angola, Ruanda

  • ahora en Irak, Afganistán, Palestina, Líbano, la continua guerra civil en el Congo (5 millones)

  • los asesinatos de masas en Indonesia, Argentina, Guatemala, Nicaragua, Honduras

…las innumerables guerras civiles encendidas por las corporaciones en diferentes esquinas del mundo, todavía se dejan sentir

A propósito, cuando a Madeleine Albright, entonces ministra estadounidense de Asuntos Exteriores, se le preguntó su opinión frente a las sanciones contra Irak, como consecuencia de la guerra del Golfo de 1991, que habían causado la pérdida de medio millón de vidas de niños, si ella estimaba que “ese precio valía la pena”, ella contestó tranquilamente:

 “Pienso que sí”.

Esto resume la despiadada psicología y política que dicta este período de la historia contemporánea, su política económica con la militarización como su adjunto.

Brevemente, la Globalización es un impulso de muchas aristas para capturar y controlar recursos, tendencia del capital financiero y de las Corporaciones Transnacionales dominantes que conduce a guerras por recursos, no por territorios, lo que es secundario, en la medida en que el control del territorio es necesario para esclavizar a una sociedad por sus recursos.

  • ¿Cómo avanza a un ritmo creciente?

  • ¿Cuáles son las fuerzas impulsoras?

  • ¿Cómo está organizada?

  • ¿Quiénes son los jugadores claves?

  • ¿Por qué ha tomado esto una forma tan omnipresente y brutal?

  • ¿Cómo ha evolucionado históricamente?

  • ¿Por qué es interminable?

  • ¿Qué ideologías políticas y económicas la dominan?

  • ¿Hacia dónde está conduciendo esto a la Humanidad y al mundo?

La globalización neoliberal es un tipo de neo-mercantilismo totalitario en el cual todos los recursos, mercados, todo el dinero e instituciones financieras, todas las ganancias, todos los medios de producción, todas las oportunidades de inversión y todo el poder pertenecen a las corporaciones.

En el nuevo orden mundial, la democracia parece anticuada porque dificulta el negocio.

La noción del Pueblo como un cuerpo soberano ha sido prácticamente abolida, y la verdadera democracia es en gran parte inexistente, excepto en la forma manipulada, convenientemente engrasada por el financiamiento corporativo pero sin la sustancia de la formulación de políticas democráticas, con la gente en su núcleo.

Este sistema es apoyado por los medios corporativos, por su propiedad monopólica y su alianza con lo que ha sido adecuadamente descrito como las “Corporaciones de Guerra”, y las relaciones incestuosas de éstas con las élites del poder y los establecimientos dirigentes para permitirles ganancias excesivas desenfrenadas y operaciones predadoras.

La ley internacional, la Carta de Naciones Unidas, las convenciones de La Haya y Ginebra, el imperio de la ley, han sido todos dejados de lado.

Además los militares están prácticamente a disposición de los concejos corporativos de las élites financieras para maximizar la destrucción en el período de tiempo más breve, sin pensar en la pérdida de vidas civiles, propiedad e infraestructura, camuflada en ciertos casos como “intervención humanitaria” bajo los auspicios de Naciones Unidas.

Para dar sólo un ejemplo, la NBC, la red televisiva estadounidense, es un brazo de General Electric, el fabricante de los F-16, los B-2, el helicóptero Apache, el tanque Abrams, los motores del avión A-10, etcétera.

Murdoch, el barón del Imperio de los medios, está siempre en la vanguardia para golpear los tambores de guerra mediante los medios corporativos, un complemento de la guerra, y la incitación de la lucha sectaria.

La época de la colonización está repleta con los horrores del saqueo, el genocidio, las hambrunas artificiales, el pillaje, el engaño, el fraude y la sociedad íntima entre las compañías comerciales y los ejércitos coloniales.

En tiempos más recientes, en el siglo pasado, el petróleo se convirtió en la razón de las grandes empresas de las guerras de agresión europeas, anglo-estadounidenses, alemana y japonesa, y en el precursor de la política del petróleo en el Nuevo Orden Mundial (con la cortina de humo de hacer el mundo más seguro para la libertad y la democracia).

Las guerras contemporáneas han devastado sociedades enteras donde uno no ve democracias sino cadáveres de las víctimas de algunas de las armas más tecnológicamente avanzadas conocidas por la Humanidad. Estas armas aumentan la escala y la magnitud de este proceso de “matanza colectiva”.

Tan recientemente como la Segunda Guerra Mundial, mientras los soldados eran la carne de cañón para los Aliados y las potencias del Eje, sus grandes bancos y corporaciones estaban en sociedades encubiertas.

En Alemania, Italia y España, Ford, General Motors, Standard Oil, Dupont, Union Carbide, Dow Chemical, Westinghouse, General Electric, IBM, el Bank of New York y el famoso Banco de Pagos Internacionales (BIS) tenían un cercano trato financiero y comercial con los conglomerados alemanes,

  • Thyssen

  • Krupp

  • IG Farben

Por eso cuando las fuerzas aliadas marcharon por Alemania en 1945 les dijeron que evitaran varias industrias y negocios que tenían vínculos con intereses anglo-estadounidenses.

Las enormes compañías alemanas Krupp e IG Farben entre otras fueron acusadas en 1948, después de los principales Procesos de Nuremberg, de,

“la preparación, iniciación y emprendimiento de guerras de agresión e invasiones de otros países” y del “saqueo de propiedad pública y privada… conspiraciones para cometer crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad, incluyendo el uso de trabajo esclavo”.

Debido a la influencia de poderosos intereses políticos, por cuanto el interés estadounidense en Europa llegó a ser el de responder a la influencia soviética y proteger los sistemas políticos y económicos comunes de los Aliados y el Eje (excepto el de la URSS), a los directores y ejecutivos les dieron condenas menores por los cargos menores de saqueo y el uso de trabajo esclavo (vea Niloufer Bhagwat, The Privatization of War).

En África, los países de Angola y Congo en los años ’60 y ’70 son ejemplos principales de “guerras civiles” y genocidio estimulado por corporaciones multinacionales del petróleo y la minería.

Hombres, mujeres y niños sin ropa y sin alimento han estado viviendo y durmiendo en la humedad y el frío, encima de montículos y selvas debajo de los cuales yacen diamantes, piedras preciosas y materias primas estratégicas que nutren los arsenales que matan a la Humanidad a través del globo.

 


¿Puede haber coexistencia entre la Humanidad y esta cultura de apropiación por medios militares?

La globalización neo-liberal es equivalente a la subordinación de la política y la toma de decisiones por el gobierno corporativo. La libertad de la economía significa la libertad de las corporaciones.

Está la insistencia subyacente de que todas las naciones deben cumplir con los dictados de los “mercados libres” mundiales, lo que significa el diktat de las principales corporaciones financieras, petroleras y armamentísticas, y existe la amenaza de la acción militar si se juzgara que algún país se ha desviado del camino.

Son las corporaciones, y no el “mercado”, las que determinan las reglas de hoy del comercio, los precios y las regulaciones legales.

El reciente cambio desde bienes de consumo a armamentos es un desarrollo particularmente preocupante, con nuevas formas de “recintos” que surgen con la privatización de industrias públicas y bienes “comunes” que eran gratis y accesibles para la Humanidad en su conjunto, como el agua, los bosques tropicales, las regiones de biodiversidad o de interés geográfico, como rutas de tuberías, océanos, etc., que son ahora parte de los nuevos recintos de la privatización, con la amenaza del control militar de la herencia de la Humanidad en su conjunto.

Son las corporaciones las que dictan la política y, por lo que a ellas se refiere, no hay ningún lugar para el acuerdo democrático: la cosa pública se convierte en privada.

Los que se cruzan en su camino o desafían sus “derechos” son vilipendiados y en un grado creciente definidos como “terroristas”.

El Presidente estadounidense ha declarado la posibilidad de “ataques nucleares preventivos” si EE.UU. así lo decidiese. La actual doctrina estadounidense para armamentos nucleares de 2007 autoriza a los Comandantes su uso sobre “objetivos que pueden resistir ataques no-nucleares” (túneles, ataques subterráneos, etc.).

También en represalia por armas militares, biológicas, químicas… o EN CASO DE DESARROLLO MILITAR SORPRENDENTE (contra fuerzas estadounidenses) de una naturaleza no especificada.

Las minibombas nucleares (hasta seis veces el tamaño de la bomba atómica de Hiroshima) son descritas como armamento convencional.

El neoliberalismo y la guerra son los dos lados de la misma moneda. La guerra no sólo es buena para la economía sino que es en efecto su fuerza impulsora: la continuación de la economía por otros medios.

“La guerra y la economía se han hecho casi indistinguibles”.

(Werlhof 2005)

Las guerras del Golfo y los conflictos en África, comenzando con Congo, Angola, Chad, Ruanda, y las amenazas para Sudán, Somalia e Irán, son ejemplos obvios.

El militarismo una vez más aparece como el,

“ejecutor de la acumulación de capital” (Luxemburgo 1970),

…potencialmente en todas partes y duraderamente.

Unos cuantos ejemplos de a qué ha conducido la globalización en sus diferentes manifestaciones en la antigua URSS, Yugoslavia y ahora Irak.

En la Unión Soviética, el Secretario General del PC vendió todo, a pesar de un voto de referéndum aplastante a favor de la Unión, y de una carta firmada por el mariscal Akhromeyev, Jefe del Estado Mayor y 200 generales y almirantes y todas las autoridades de la Duma – el Parlamento soviético – oponiéndose a la movida de Gorbachev, y comparando su acto como peor que la invasión alemana que fracasó en aniquilar a la Unión Soviética.

En un golpe de Estado apoyado por Occidente y su máquina de propaganda, sin precedentes en la Historia, la URSS capituló políticamente, y Yeltsin comenzó a desmantelar instituciones, plantas y fábricas en favor de los oligarcas que simplemente usurparon la propiedad estatal.

La vendió por nada y lavó un billón de dólares a los bancos estadounidenses, aconsejado por gente como Jeffrey Sachs y Strobe Talbot; y el resto es historia.

Un pueblo y una nación puestos de rodillas por sus propios vendidos gobernantes.

Yugoslavia fue balcanizada a partir de entonces por varios dispositivos y medidas neo-liberales bien planeados:

  • el distanciamiento de los componentes federales al frenar las subvenciones federales

  • el reconocimiento de Croacia por Alemania

  • la privatización de la industria que condujo a un desempleo del 50%

  • la privatización del Banco Central y el nombramiento de un no-ciudadano como su Gobernador

  • la insistencia de la primera carga sobre los ingresos para el Banco Mundial/Fondo Monetario Internacional

  • el levantamiento de los controles de precios de los alimentos y otros elementos necesarios,

…lo que causó una especulación furiosa e inflación destruyendo la alguna vez feliz, pacífica y generalmente próspera Yugoslavia.

La historia para el resto de Europa del Este y los Balcanes es similar. Su reconstrucción está ahora únicamente en manos de corporaciones occidentales.

Por ahora, a pesar de los mejores intentos de los medios corporativos de comunicación, las mentiras usadas como pretextos para la invasión y la ocupación de Afganistán e Irak son de conocimiento común.

La propaganda para demonizar a Irán yace en ruinas después de que la Estimación de Inteligencia Nacional estadounidense de 2007 fue hecha pública por la comunidad de Inteligencia, aunque los analistas todavía insisten en que Irán tiene un programa de armamentos nucleares, lo que podría servir como un pretexto para la intervención militar si el colapso financiero de ciertos centros de poder requiriera tomar el control de los recursos y presupuesto nacional de otro país, como ocurrió en Irak.

Todas las razones planteadas en el Consejo de Seguridad de Las Naciones Unidas y en la comunidad internacional por EE.UU. en cada nivel, se ha demostrado que han sido fabricadas, como lo confirma,

  • el filtrado Memorándum de Downing Street

  • el fraude del uranio de Níger

  • los tubos de aluminio

  • la inexistencia de almacenajes móviles de armas de destrucción masiva,

…etcétera.

Las mayores compañías petroleras mediante sus representantes en los niveles más altos del Gobierno en Washington DC desean controlar los pozos de petróleo, a fin de no sólo controlar y dominar a los principales consumidores de petróleo – Japón, China, India, Europa, una región geopolítica muy sensible – sino también usurpar los petrodólares (Irak había cambiado a euros en Octubre de 2002) de los países de la OPEP a cambio de importaciones de armas inútiles y protección de seguridad para los regímenes más bien impopulares.

La influencia sionista en la política exterior estadounidense mediante,

  • la gran empresa

  • los bancos

  • las firmas de inversión

  • las oligarquías financieras

  • los medios de comunicación

  • Wall Street

  • la City de Londres,

…está documentada detalladamente.

La realidad es que la práctica de la “Puerta Giratoria” entre los ejecutivos de,

  • las corporaciones y bancos en Wall Street

  • la Casa Blanca

  • el Pentágono

  • la Tesorería

  • el Banco de la Reserva Federal

  • el Ministerio de Asuntos Exteriores,

…hace mucho más fácil asegurar la planificación, la coordinación y la continuidad de las políticas elaboradas por,

  • el Grupo Bilderberg

  • la Comisión Trilateral

  • el CFR

  • los conglomerados, políticas generalmente respaldadas en Davos en el Foro Económico Mundial, que es por definición una alianza de la gran industria y el establishment político

No es el Pentágono sino las salas de reuniones de Wall Street las que seleccionan a las entidades puestas en la mira. El presidente Eisenhower lo llamó el Complejo Militar-Industrial.

Uno puede añadir a esto a las principales compañías de energía y petróleo.

Hay constancia de que el plan sobre uso de armas nucleares fue preparado conjuntamente por los ejecutivos de negocios y los militares en la base aérea Offut en Nebraska en 2002.

Halliburton y su subsidiaria KBR han ganado cientos de miles de millones de dólares en contratos de un solo proveedor en Irak, y han sacado con sifón el petróleo iraquí no medido. Algunos pequeños ruidos pueden ser hechos por la Oficina de Contabilidad del Gobierno (GAO), ¡y eso es todo!.

El plan de “reconstrucción” para países puestos en la mira es por lo general elaborado antes del plan de “destrucción” en los concejos directivos.

El Banco Central de Bagdad (Irak) es dirigido por Morgan Stanley como una secuencia natural a la gran usurpación de los bienes iraquíes en su totalidad, comenzando con el Ministerio del Petróleo y las reservas y campos petrolíferos, por las 100 órdenes de Paul Bremer sin precedentes en la Historia, en abierto desafío de las convenciones de La Haya.

Todo por la “globalización”, la palabra en código para el proyecto colonial del siglo XXI.

Lockheed Martin, Halliburton, Bechtel, Aegis, BKSH Asociados, Bearing Pony, Custer Battles, satélites Loral, Qualcom, CACI, Titan, y otros, son los beneficiarios de la guerra y ocupación de Irak, tal como ellos han sido sus orquestadores con CNN, Fox, NBC (General Electric), Murdoch y la BBC en primer lugar.

Los precios de sus acciones se han triplicado con cada fase de la guerra. Incluso la red de medios iraquí está dirigida por un antiguo director de la radio Voz de América.

 


Arquitectura y Características de la Globalización

  1. La implementación de la agenda neo-liberal se lleva a cabo mediante una terapia de shock y programas de ajuste estructural, el Consenso de Washington.

    El capital financiero especulativo que está en el núcleo de la actual fase de “financialización” del capitalismo requiere la infusión aparentemente interminable de dinero en efectivo, lo que demanda más explotación y por ende más desigualdad.

    La violencia a menudo es considerada como una solución a todos los problemas para controlar la sociedad, incluso mientras las políticas económicas afectan a grupos más amplios de ciudadanos.

  2. La subversión de personal clave en las instituciones del Estado.

  3. Sanciones o amenaza de sanciones si es necesario, para debilitar al país seleccionado cuando se ha planificado un ataque militar algunos meses o años a partir de ahí.

  4. Desregularización de la economía y desmantelamiento del sector público como parte del paquete de reformas.

  5. Influencia sobre, manejo y toma de control de instituciones financieras, y posteriormente bancos, compañías de seguros y bienes inmuebles.

  6. Toma de control de los medios de comunicación mediante inversión extranjera directa.

  7. El mito del Libre Comercio.

  8. Control de los alimentos, las semillas, la tierra, los contratos agrícolas, los mercados de futuro y los productos farmacéuticos mediante una nueva Ley de Patentes, derechos de propiedad intelectual (IPR), y robo de activos genéticos y de biodiversidad.

  9. Extensión de leyes contractuales comerciales y a favor de las corporaciones, bajo el pretexto de modernizar las leyes y el marco legal.

  10. Destrucción constante del medioambiente y la ecología.

  11. Consumo no sostenible, provocando conflictos internos y competencia externa o conduciendo a guerras.

  12. Recurrir al terrorismo de Estado dando una falsa alarma por actos individuales artificiales de terrorismo, usando una amplia gama de instrumentos, desde fuerzas especiales hasta el bombardeo de hábitats civiles, tortura y ejecuciones, usando la propaganda de la “guerra contra el terrorismo” como una tapadera para la intervención militar para la invasión, ocupación y el control extranjero de los recursos nacionales.

    El compromiso corporativo con las armas en una economía de guerra es total donde el 85% de la producción es financiado por los militares, como J. K. Galbraith dice en su libro “The Economy of Innocent Fraud: Truth of Our Times“.

  13. Hacer cumplir las reglas de la Organización Mundial de Comercio, también referidas como la “Constitución Económica” del mundo, cuyo objetivo es aniquilar gradualmente los derechos y prerrogativas del Estado legítimo y democráticamente respaldado y de la gente.

    El Proyecto Davos 2020 forma la hoja de ruta para el “futuro global” provisto de personal por ejecutivos designados por las proliferantes Transnacionales cuya ideología está influida por el credo del “final de la Historia”.

    El Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la OMC constituyen un “Estado supranacional separado”. Las reglas de estas instituciones son aplicadas asimétricamente, y menos donde tales reglas interfieren con el capital financiero global, y sobre todo donde ellas fomentan la explotación de los ya empobrecidos.

    Esto está orientado hacia el control militar del planeta, por medio de una guerra multidimensional y permanente del Norte contra el Sur.

  14. El ethos contemporáneo de establecer una hegemonía es caracterizado por el Keynesianismo militar, es decir, la “guerra larga” y la ocupación de Afganistán, Irak y las guerras inminentes en el Oriente Medio para incrementar el gasto militar agregado anual a más de 1 billón de dólares en EE.UU., la expansión de bases militares globales a más de 700, y el aumento de la producción de armamentos y municiones enormemente costosos, sus exportaciones incesantes mientras se adula la ayuda para desarrollo en el G-8 y otras conferencias convocadas por Naciones Unidas, y en la práctica desatendiendo “la paz y la seguridad”, el propósito fundamental de la Carta de Naciones Unidas.

  15. “La preocupación más fundamental es la necesidad de proteger la reclamación anticipativa de Occidente de los superávits financieros del mundo árabe y del petróleo. Esto es esencial para asegurar su estabilidad política que hoy es irrecuperable y que está en una clara decadencia”

    (Sukumar Muralidharan en EPW, Marzo de 1991).

  16. “La globalización es la privatización del mundo”, como William Blum escribe. La “opción del primer ataque” es complementaria a esta idea, y está siendo discutida en la cumbre de la OTAN en Bucarest en Abril (2008).


La comandante del transbordador espacial que rodeó la Tierra en 2005, llamó y dijo que,

“el centro de África se estaba quemando”.

Ella quiso decir el Congo, en el cual el gran bosque tropical del continente se localizaba.

Dicho bosque tenía que desaparecer para que las corporaciones ganaran libre acceso a los recursos naturales del Congo, que son la razón de las guerras que plagan la región hoy en día. Después de todo, uno necesita diamantes, materias primas preciosas y estratégicas para las armas exóticas de hoy y mañana. Brasil ha seguido la misma política con respecto a la gran cuenca del río Amazonas.

Henry C. K. Liu, un banquero inversionista con sede en Nueva York que escribe prolíficamente para el Asia Times, señala:

“Para el déficit comercial de las economías en desarrollo, el comercio global neo-liberal hace que el viejo imperialismo del siglo XIX pasado de moda parezca benigno” (y que sus guerras predadoras, sus fraudes y saqueos parezcan el picnic de un osito de peluche).

El poder económico cuando es suficientemente enorme, como en el sistema globalizado contemporáneo que genera desigualdades sin precedentes y crecientes, se convierte, por su misma naturaleza, en poder político.

El poder político de la Gran Empresa ha disminuido la democracia y ha conducido al establecimiento del gobierno de una oligarquía.

La militarización del Estado y la sociedad es una consecuencia natural del gobierno ejercido por una oligarquía, enfocada en el “fundamentalismo del mercado” cuyo afectos son demasiado visibles a través del globo e incluso dentro del “núcleo” o centro metropolitano.

Thomas Friedman del New York Times, uno de los propagandistas de estas políticas anti-Humanidad, lo ha resumido gráficamente sin que nada quede a la imaginación:

“La mano oculta del mercado nunca funcionará sin el puño invisible… McDonald’s no puede prosperar sin McDonnell Douglas” (los fabricantes de los F-15).

 

La Política de la Globalización en Acción

El nihilismo de la globalización neoliberal es evidente.

El mundo “real” completo es buscado para ser transformado en dinero y transacciones especulativas con montañas de papel moneda creado, lo que es destructivo para el bienestar y el desarrollo humano. Los límites materiales de tal política se hacen más claros día a día: colapso global, ecológico, económico, monetario, social y político.

¿De qué otra manera podemos entender el hecho de que en tiempos cuando la civilización ha alcanzado su presunto zenit, un ser humano pase hambre (hasta la muerte) cada segundo?

Las riquezas originales de la “madre Tierra” están dando paso ahora a una tierra baldía estéril.

Desde los años ’80, son principalmente los Programas de Ajuste Estructural del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional los que actúan como los ejecutores del neoliberalismo.

Cuando la OMC fue fundada en 1995 en lugar del GATT, se establecieron diversos acuerdos operacionales:

  • el Acuerdo Multilateral sobre Inversiones (MAI)

  • el Acuerdo General sobre Comercio en Servicios (GATS)

  • el acuerdo sobre aspectos relacionados con el comercio en cuanto a Derechos de Propiedad Intelectual (conduciendo a India a desistir de su Ley de Derechos de Patentes)

  • el Acuerdo sobre Agricultura, que ha sido complementado ahora por el Acuerdo sobre el Acceso a Mercados No Agrícolas

Todos estos acuerdos facilitan el gobierno corporativo, y la liberación total de todas las actividades corporativas.

Nunca antes, ni siquiera en tiempos coloniales, los que están en el poder habían sido tan completamente “liberados” de toda la responsabilidad de sus acciones.

Las negociaciones del GATS han sido mantenidas en secreto desde finales de los años ’90. Que áreas sensibles como educación, salud o servicios de agua están excluidas de las negociaciones, es una mentira. Incluso los elementos – aire, agua, tierra, fuego (energía) – están cada vez más siendo convertidos en artículos de comercio.

Los servicios financieros, de seguros y los bienes inmuebles son los instrumentos para forzar el parto. Los genes de plantas, animales, e incluso de seres humanos son a veces pirateados y convertidos en la “propiedad” legal de alguien.

Vandana Shiva llama a este proceso “comerciando con nuestras vidas”, y en Corea hay un dicho popular:

“La OMC mata a los agricultores”.

Las corporaciones agroindustriales transnacionales ahora incluso hablan de una prohibición general de los métodos “tradicionales” de agricultura.

Los agricultores iraquíes han sido obligados a quemar sus semillas y a usar “semillas terminator” a cambio. Esto en Mesopotamia, la “cuna de la agricultura”…

En India también el modelo de Irak está siendo repetido, sólo que a una tasa más lenta de estrangulación hasta la muerte de nuestros agricultores. Una nueva infertilidad hace su aparición en el mundo en vez de una nueva creación… la consecuencia es una muerte artificialmente creada, una muerte a la que no le sigue una vida. Nadie parece saber cómo impedir esto…

Entre los ejemplos más absurdos está la idea de distribuir maíz anticonceptivo Genéticamente Modificado (GM), desarrollado por la compañía suiza Syngenta, en regiones que sufren de un supuesto exceso de población.

Alimentadas con ese maíz, las vacas alemanas murieron de diferentes formas de colapso circulatorio.

El Acuerdo sobre Agricultura, al inundar los mercados del Sur con alimentos GM subsidiados, está amenazando la supervivencia de tres mil millones de pequeños granjeros, ¡la mitad de la población del mundo!

Hoy los derechos de las corporaciones son mejor protegidos por los sistemas judiciales en todos los países… Podemos incluso decir que los “derechos humanos” sólo se aplican a las corporaciones.

La globalización neoliberal es una traición consciente de los intereses del 99% de la gente en este planeta. Es, tanto en su intención como en su efecto, una verdadera “arma de destrucción masiva”, aun cuando no estén siendo emprendidas guerras inmediatas.

¿Cuántas vidas son sacrificadas a esta globalización? Algunos estiman que las cifras ya van en cientos de millones.

En el primer borrador del Tratado de Constitución de la Unión Europea, rechazado por el referéndum, estaba el involucramiento en operaciones armamentísticas y militares.

El anteproyecto de la Constitución de la Unión Europea prometía ser parte de un esfuerzo para asegurar la paz, y se refiere a los actos de guerra como “intervención humanitaria”, o bien como “actos de defensa”, como la guerra de la OTAN [1] contra Yugoslavia y Afganistán y ahora en África (dondequiera que haya petróleo o materias primas estratégicas), junto con el estadounidense Comando Militar de África (AFRICOM).

[1]  La OTAN comenzó con una membresía de 15 países, y ahora tiene 26 miembros adicionales, y también 23 países asociados. “Sociedad para la Paz”. Tiene afiliados como la Iniciativa de Cooperación de Estambul, el Diálogo Mediterráneo y el Consejo de Cooperación del Golfo, todos facilitando la intervención, fuera del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para “proteger vidas humanas”. NdelA

Una vez más la globalización neoliberal y el militarismo aparecen como gemelos siameses…

Todo esto contra el telón de fondo de armamentos nucleares desplegables en Europa. La Unión Europea es consciente de los problemas inminentes de escasez de agua y energía en Europa del Sur. En la Conferencia de Seguridad europea (Munich) 2005 ya se habló de escenarios de rebeliones de gente pobre.

Harold Pinter, en su discurso de aceptación del Premio Nóbel vívidamente articulado como sólo un escritor puede, señaló:

“Esto significa que usted infecta el corazón del país, que usted establece un crecimiento maligno y mira el brote de gangrena…

Cuando el pueblo ha sido sometido o muerto a golpes… los militares y las grandes corporaciones se sientan cómodamente en el poder. Usted va ante el Parlamento y dice que la Democracia ha prevalecido”.


¿Cambiará la Marea?

La serie de movimientos populares, ya sean,

  • contra las conversaciones de comercio de la OMC en Seattle, Cancún, Hong Kong

  • contra los alimentos GM

  • la privatización de empresas del sector público

  • las Zonas Económicas Especiales

  • la privatización del agua (Vandana Shiva dice que “Negarle a la gente su derecho humano al agua no es desarrollo. Es genocidio”)

  • el desempleo

  • los derechos forestales y el desplazamiento desde regiones mineralmente ricas

  • contra la Guerra en Irak y los pueblos indígenas,

…movimientos en gran parte espontáneos, han sido llamados como la aparición del “segundo súper-poder”.

La actual rebelión que surge contra el neo-liberalismo a través de toda la periferia, conducida por la resistencia nacional iraquí, palestina, afgana y libanesa, será enfrentada por crecientes intervenciones del centro imperial del Sistema, un sistema malvado y destructivo que mutila, oprime y deshonra a aquellos que viven bajo él y que amenaza y ejecuta la devastación y la muerte para millones de personas alrededor del globo, avergonzando a la época de la Ilustración, en nombre de la libertad y la democracia.

Sin embargo, la opción de no resistir no es ninguna opción, y la resistencia de los pueblos ha ganado a través de toda la Historia.

“Lo que realmente es necesario, por supuesto, es nada menos que una civilización diferente. Una economía diferente por sí sola, o una sociedad o cultura diferente, no será suficiente…

Necesitamos una civilización que sea el opuesto exacto… Todavía quedaríamos con el daño que la Tierra ha sufrido… y todo esto que sucedió equivale a un nanosegundo dentro de la historia de la Tierra”.

(Werlhof)

Para concluir, el poder militar, no importa cuán fuerte sea, nunca podrá conquistar el deseo de la gente de ser libre y su amor por la paz, como la historia de la post-Segunda Guerra Mundial ha mostrado en nuestros tiempos, aunque se haya impuesto tanto sufrimiento y se siga haciéndolo durante algún tiempo más.

Cuando la Globalización neoliberal está en un modo auto-destructivo y su sistema financiero se dirige hacia un abismo, ¿qué retrasa su desaparición?

La respuesta es:

las élites “dirigentesde muchas naciones, entre ellas las oligarquías del petrodólar en colusión con alianzas militares, que han traicionado y siguen traicionando los intereses de sus pueblos.

Puesto que la Globalización está diseñada contra la Humanidad entera, tiene que ser derrotada por una Humanidad unida con estrategias diversas.

Es necesario recordar en tiempos como éstos, cuando las palabras “libertad y democracia” son expresadas por aquellos que han esclavizado incluso a sus propias sociedades, las sabias palabras de Mahatma Gandhi:

“La libertad y la democracia se hacen impías cuando sus manos están teñidas de rojo con sangre inocente”.

Fuente: Biblioteca Pléyades

Reedición, título post, nota imagen: Freeman

illuminatilw6Sólo la lúcida consciencia vence la oscura alienación

Enlaces de páginas y artículos relacionados, en Liberación AHORA:

UN PROGRAMA DE ACTIVISMO SOCIAL PARA EL CAMBIO DE PARADIGMA

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: