Skip to content

FENG SHUI: la ciencia de sanar tu Casa

19 marzo 2016

Tu CASA: salud y abundancia

casa sana

Artículo original de Rosa Riubo (consultora profesional de feng shui), para la sección Terapias, en Maché Blog

En el feng shui, esta ciencia milenaria que trata de cómo armonizar los espacios que habitamos, para convertirlos en lugares que nos apoyen en nuestro desarrollo, nos centramos muchas veces en cómo conseguir mejorar nuestras relaciones o aumentar la prosperidad; sin embargo, la esencia del feng shui trata de cómo mejorar los espacios, para que nuestro cuerpo esté mas vital y armónico, es decir, para mejorar nuestra salud, mejorando la salud de la casa.

La casa, entonces, ¿podríamos decir que puede estar enferma? Sí, en la terminología de que un hábitat puede no fluir con la energía adecuada, se puede decir que la casa está enferma. Por esa misma razón, si hay una enfermedad de la casa diagnosticada, puede existir también una “medicina” para ella. A esa medicina la llamaremos feng shui o el modo de cambiar energéticamente un lugar, para convertirlo en un espacio más saludable.

Primero, veamos las causas que pueden llegar a diagnosticar un lugar como “enfermo”, según el feng shui:

  • La situación exterior o efectos del entorno a la vivienda, que pueden convertir la energía que llega del entorno próximo a la casa en una “sha” chi o mala energía.
  • El suelo donde está construida la casa, que puede afectar según si hay alguna corriente de agua subterránea o cualquier otra afectación del subsuelo, denominadas “geopatías”.
  • En las ciudades también tenemos una energía “sha” importante, que es la generada por la electro contaminación, cableado eléctrico, torres de telefonía, wifis etc. Cada día hay más personas que, al ser más sensibles, les afecta la electro contaminación, para descansar e incluso a su sistema nervioso, para su funcionamiento diario.
  • El desorden y el caos en el interior de una casa también influyen en la salud de la misma y por lo tanto la energía “caótica” también afectará a sus ocupantes.
  • Si la vivienda es muy irregular no diríamos que está enferma en sí, pero sí que puede faltar un equilibrio energético, ya que faltarán aspectos importantes en la vida de las personas que habiten esa casa.
  • Además, la lectura de los grados de orientación y el año en que se construyó la casa nos aportarán información de si, además, al “nacer” aquella casa tenia algunas energías desfavorables con las cuales la vivienda podría tener una enfermedad de “nacimiento”.

Podéis pensar que es complejo y que hay muchas cosas que pueden estar afectando a una vivienda, pero en realidad no son tantas, ya que posiblemente puedes tener una o dos de las anteriores causas de una casa enferma en tu hogar, en casos muy específicos pueden juntarse tres o cuatro y, en muy excepcionales, quizás todas las causas estén juntas en una sola casa.

Cada una de las afectaciones anteriores puede tener una cura mediante el feng shui, con más o menos efecto, dependiendo de su gravedad y de si ya están manifestando alguna enfermedad los habitantes de la casa, en cuyo caso es de vital importancia realizar los cambios de ubicación que un experto te indique, o poner las curas feng shui recomendadas.

Es importante tomar conciencia de que la casa en sí no va a producirte la enfermedad por sí sola (son tres las influencias energéticas que hay en tu vida, siempre hay que tener esto presente), pero si en tu proceso de vida necesitas pasar por una enfermedad, es muy probable que “elijas” de forma inconsciente un espacio que le ayude a la enfermedad a manifestarse, por lo tanto en el momento que entras en proceso de curación, el hábitat es necesario que también sea curado, para que no alimentes tu enfermedad con el entorno.

Cuando te digo que son tres las energías influyentes en tu vida me refiero a la energía del “cielo”, la del “hombre” y la de la “tierra”.

La energía del cielo es la que nos viene dada, mediante el lugar donde nacemos, el país, la ciudad, la familia de sangre, nuestro cuerpo físico determinado… esa energía es elegida por nuestra “alma”, para experimentar unas situaciones de vida que se presentarán a lo largo de nuestra existencia.

La energía del hombre es nuestra capacidad y fuerza para responder de un modo u otro a lo que la vida nos traiga como experiencias y también, por supuesto, a las experiencias que nosotros mismos atraemos con nuestro comportamiento, pensamientos, sentimientos y acciones.

La energía de la tierra es la que el entorno físico nos aporta, para ayudarnos en nuestro camino de vida. Aquí es donde el feng shui puede hacer que nuestros esfuerzos como humanos para superar las pruebas de la vida, sean apoyados por la energía de la naturaleza.

casa sana2

Si puedes ver tu hogar no como enfermo, sino como necesidad de ser curado dentro de tu proceso de vida, podrás al hacerlo y manifestar los cambios energéticos en tu hogar, sanarte a ti mismo a través de tu casa. Ese es el verdadero fin de hacer feng shui en un espacio, sanar junto con él cualquier aspecto que necesites de tu vida.

Por eso, cuando quieres prosperidad y la potencias en tu casa, la vida te pone situaciones para que elimines los obstáculos que impiden esa prosperidad en tu vida.

Cuando deseas mejorar las relaciones, al cambiar en tu hogar y armonizar la energía a favor de manifestar el amor, la vida te muestra todo lo que te aleja de él y que debes sanar, para manifestar el amor que deseas, tal y como reflejas en tu casa.

Cuando la salud es lo que necesitas curar, la casa te apoya; por eso, si elegiste una casa enferma, sanar la casa es un apoyo muy importante en tu proceso de curación personal. Tu espacio es tu reflejo, refleja salud en tu entorno y esa salud se manifestará en tu vida. Del mismo modo que seguir fumando no te ayudaría si quieres sanar tus pulmones, vivir en un espacio “enfermo” no ayudará a tu curación, pero tu energía y la del cielo también influirán en tu proceso.

El feng shui no es la totalidad de la causa de manifestación de una enfermedad pero sí que es la influencia de una tercera parte. Si puedes hacer que el feng shui te ayude, esa tercera parte ya la tendrás a tu favor, pero recuerda que tu proceso personal y el de tu camino de vida tienen también vital importancia cuando hablamos de una curación que ya se ha manifestado en el nivel físico de tu cuerpo a modo de una enfermedad.

Vive en un espacio saludable, cuida tu cuerpo con una buena alimentación y limpia tu mente de pensamientos que te alejen de vivir en paz. Entonces la energía del cielo te apoyará completamente y tu proceso de curación será un hecho.

Rosa Riubo
Consultora profesional de feng shui.

 –

Fuente: Maché Blog

Reedición artículo, título post: Freeman

Artículos relacionados, en Liberación Ahora:

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

2 comentarios leave one →
  1. 19 marzo 2016 12:20 PM

    Bellisimo !!! de gran ayuda gracias!

    • 19 marzo 2016 1:18 PM

      Gracias por apreciarlo María, un saludo grande.

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: