Skip to content

Signos claros de una civilización terminal. ¿Preparad@s para un nuevo comienzo?

18 septiembre 2017

Suicidio: falta visión ‘civil’

Por Juan Gérvas, en Acta Sanitaria

Juan Gérvas (4) sep-15
Juan Gérvas, Médico general jubilado, miembro del Equipo CESCA
NOTA: Por favor, lea hasta el final la historia que sigue y no se pierda la moraleja.

No se empieza una guerra nuclear con cinco misiles.

El 26 de septiembre de 1983 Stanislav Petrov evitó lo que pudo ser una catástrofe mundial cuando se produjo el llamado ‘Incidente del Equinoccio de Otoño‘, que colocaría al mundo a escasos segundos del Apocalipsis Atómico. A las 00.14 (hora de Moscú), un satélite soviético dio la alarma: un misil estadounidense intercontinental se había lanzado desde la base de Malmstrom (Montana, Estados Unidos) y en 20 minutos alcanzaría la Unión Soviética.

Stanislav Petrov estaba a cargo del búnker Serpujov-15, el centro de mando de la inteligencia militar soviética desde donde se coordinaba la defensa aeroespacial rusa. Su misión era verificar y alertar de cualquier ataque a sus superiores, con lo que se iniciaría el proceso para contraatacar con armamento nuclear a los Estados Unidos.

Solo tres semanas antes, la Unión Soviética había derribado un avión de pasajeros surcoreano que había invadido el espacio aéreo soviético, con lo que mató a las 269 personas a bordo, incluidos varios estadounidenses. La OTAN pronto comenzó el ejercicio militar “Able Archer 83” “, interpretado por el KGB (agencia espía soviética) como la preparación de un ataque.

Ante el suicidio, los médicos ven soluciones médicas. Ni se les ocurre pensar en la mejora de la civilización, pues en general les falta ‘educación civil’

El KGB había enviado un mensaje a sus espías en Occidente, para advertirles de que se prepararan ante una posible guerra nuclear.

En principio, Petrov pensó que debía de tratarse de un error, porque no tendría sentido que los estadounidenses atacaran con un único misil. Más tarde los ordenadores indicaron que cuatro misiles más se dirigían hacia la URSS.

Petrov conocía bien las peculiaridades del sistema satélite OKO de alerta temprana rusa y creía que este podía equivocarse, así que consideró de nuevo que eran muy pocos misiles, solo cinco, cuando Estados Unidos tenía miles. Decidió esperar y se descubrió que era una falsa alarma causada por una rara conjunción astronómica entre la Tierra, el Sol y la posición específica del satélite OKO. Cuando le preguntaron por qué no había dado la alerta, contestó: “La gente no empieza una guerra nuclear con solo cinco misiles”. https://es.wikipedia.org/wiki/Stanislav_Petrov

La importancia de la civilización (educación civil)

“Tenía todos los datos (para sugerir que había un ataque con misiles en curso). Si hubiera enviado mi informe a la cadena de mando, nadie habría dicho nada en contra”. Stanislav Petrov -que se retiró con el rango de teniente coronel y ahora vive en un pequeño pueblo cerca de Moscú- era parte de un equipo bien entrenado que servía a una de las bases de alerta temprana de la Unión Soviética, no lejos de Moscú. Su entrenamiento era riguroso, sus instrucciones muy claras.

Su trabajo consistía en registrar los ataques con misiles e informar de ellos a la cúpula militar y política soviética. En el clima político de 1983, un ataque en represalia habría sido casi seguro. Y, sin embargo, cuando llegó el momento, asegura que casi se congeló en su lugar.

“La sirena aulló, pero me senté allí durante unos segundos, mirando a la pantalla roja, grande, retroiluminada con la palabra ‘lanzamiento’ brillando en ella”. El sistema le decía que el nivel de fiabilidad de dicha descripción era el “más alto”. No podía haber ninguna duda. Estados Unidos había lanzado un misil. “No había ninguna regla sobre cuánto tiempo se nos permitía pensar antes de informar de un ataque”.

“Un minuto más tarde la sirena sonó de nuevo. El segundo misil había sido lanzado. Entonces la tercera y la cuarta y la quinta. Los ordenadores cambiaron de alerta de ‘lanzamiento’ a ‘ataque con misil’”.

“No había ninguna regla sobre cuánto tiempo se nos permitía pensar antes de informar de un ataque, pero sabíamos que cada segundo de retraso se llevaba un tiempo muy valioso. El liderazgo militar y político de la Unión Soviética necesitaba ser informado sin demora”. “Todo lo que tenía que hacer era alcanzar el teléfono para llamar por la línea directa a nuestros altos mandos, pero yo no pude moverme. Me sentí como si estuviera sentado en una sartén caliente”.

Aunque la naturaleza de la alerta parecía muy clara, Stanislav Petrov tenía algunas dudas. Además de especialistas de informática, como él, la Unión Soviética tenía otros expertos también observando las fuerzas de misiles de EE.UU.. Un grupo de operadores de radar por satélite le dijo que no habían registrado ningún misil. Pero esas personas eran sólo un servicio de apoyo. El protocolo decía, muy claramente, que la decisión tenía que ser sobre la base de las lecturas del ordenador. Y esa decisión correspondía a él, el oficial de guardia.

Stanislav Petrov llamó al oficial de guardia en el cuartel general del ejército soviético e informó de un fallo en el sistema.

Si se equivocaba, las primeras explosiones nucleares habrían ocurrido minutos más tarde. “Veintitrés minutos más tarde supe que no había pasado nada. Si hubiera habido un ataque real, lo hubiera sabido entonces. Fue un gran alivio”.

El protocolo soviético indicaba que los militares debían responder a un ataque nuclear con otro. Ahora, 30 años después, Stanislav Petrov cree que las posibilidades eran del 50%. Admite que nunca estuvo completamente seguro de que la alerta fuera falsa.

Era el único oficial de su equipo que había recibido una educación civil. “Mis compañeros eran soldados profesionales, se les enseñó a dar y obedecer órdenes”.

Por lo tanto, en su opinión, si alguien más hubiera estado en el turno, la alarma se habría lanzado.

Pocos días después, Stanislav Petrov recibió una reprimenda oficial por lo que pasó esa noche. No por lo que hizo, sino por los errores en la bitácora. Se mantuvo en silencio durante 10 años. “Pensé que era una vergüenza para el ejército soviético que nuestro sistema fallara de esa manera”. Pero, tras el colapso de la Unión Soviética, la historia llegó a los medios. Stanislav Petrov recibió varios premios internacionales. Pero él no piensa en sí mismo como un héroe. “Ese era mi trabajo”, dice. “Pero ellos tuvieron la suerte de que fuera yo el del turno de la noche”.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/09/130926_internacional_ruso_detuvo_ataque_nuclear_jrg

Moraleja

Ante los problemas, los militares ven soluciones militares.

Ante el suicidio, los médicos ven soluciones médicas. Ni se les ocurre pensar en la mejora de la civilización, pues en general les falta ‘educación civil’, en palabras de Stanislav Petrov. Ante el suicidio ven enfermos, no sociedad enferma.

Si se revisan exhaustivamente las intervenciones para disminuir suicidios, todo es médico o cuasi-médico, directo y concreto y no se dedica ni un párrafo al problema general de una sociedad enferma que, por ejemplo, “estabula” durante décadas en aulas anti-creatividad y anti-espontaneidad a niños y a adolescentes y que recorta ayudas y apoyo a los desempleados y marginados. No se escribe una palabra sobre “tratar a la sociedad” al incrementar la solidaridad y la equidad y no hay ni una mención a la dignidad humana, ni a la justicia, ni a la libertad ni a la igualdad.

¡Qué ceguera médica, qué peligro social!

 

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

Fuente: actasanitaria.com

Reedición, título post: Freeman

brujula-interior

Artículos relacionados, en Liberación Ahora:

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

lighthouse-2307273_1920

ser

Traducción: “En el Profundo Bosque del Corazón, todos los senderos conducen a la Unidad en Amor”.

Nota del administrador: cualquier anuncio o publicidad que aparezca aquí o en algún otro lugar de este blog corresponde únicamente al sistema automático de WordPress, siendo completamente ajeno a Liberación AHORA.

Anuncios

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: