Saltar al contenido

LA CAJA: fiel representación de la MATRIX

12 junio 2021

LA CAJA. Cortometraje de animación de Dusan Kastelic

Omeleto. En una caja oscura y extraña vive un grupo de criaturas humanoides ancianas con cabeza de caja y raíces en lugar de piernas. La mayoría de estas criaturas están sumidas en un sueño catatónico, sin darse cuenta de nada fuera de su mundo hermético y sellado. Pero uno de ellos emerge de la multitud, aturdido y consciente.

Joven y en crecimiento, la criatura comienza a causar un alboroto alegre, pero lucha contra la desaprobación y el rencor del resto de sus habitantes. Mas luego el joven comienza a contraatacar, buscando una forma de salir de la caja pero enfrentándose a sus fuerzas más opresivas hasta el momento. El cortometraje de animación del escritor / director / animador Dusan Kastelic es una alegoría surrealista pero exuberante sobre los placeres y peligros de la no conformidad, ser un individuo y superar los obstáculos hacia un nuevo nivel de conciencia.

La narración toma la frase “fuera de la caja” y la convierte en una narrativa hipnótica y profundamente imaginativa que se asemeja a un cuento de hadas. Sin embargo, no es una versión infantil saneada de un cuento de hadas: la película se parece a los cuentos de hadas europeos originales, que eran oscuros, psicológicamente complejos e inquietantes en su violencia emocional. Las imágenes son de pesadilla, con sus evocaciones de carne distorsionada y colores turbios. Pero la expresividad de las criaturas y la atención al detalle, creadas en el software Blender de código abierto 3-D, son notables desde un nivel técnico y emocional, y atraen a los espectadores con una poderosa combinación de gestos, sonidos y narraciones.

A pesar del mundo claustrofóbico retratado en la película, hay salpicaduras de humor y alegría estrafalarios, particularmente cuando la criatura más joven expresa su ser infantil desenfrenado. La partitura musical y el diseño de sonido de Mateja Staric contribuyen en gran medida a crear un contraste entre la conformidad embrutecedora y el individualismo juvenil, además de mantener la narrativa a un ritmo constantemente atractivo.

No obstante su apariencia extraña, la alegría desinhibida y el buen humor de la criatura recién emergida se parecen mucho a la energía de los niños, y los espectadores no pueden evitar relacionarse. Sin embargo, “The Box” se vuelve genuinamente triste y dolorosa cuando el joven es derribado repetidamente y reducido a su tamaño, y se enfrenta a los mecanismos de la caja misma que mantienen a sus habitantes dóciles y en la oscuridad.

Ver esa lucha se convierte en una poderosa metáfora de la opresión y la conformidad que todos enfrentamos, ya sea la caja en la que la sociedad nos pone o en la que nos metemos nosotros mismos. Ver a la criatura luchar contra un mundo oscuro y estrecho es difícil, y sin embargo , como descubre la criatura, mientras puedas sentir una chispa de un yo esencial, siempre hay un camino hacia la luz.

Fuente: Omeleto

Edición, título post: Freeman

Nota del editor: respecto a cualquiera de las áreas y contenidos de información/conocimiento alternativos que se publican, está en el lector indagar, contrastar, reflexionar y ejercitar su discernimiento, para tomar lo que le resuena o le es útil, dejando a un lado lo demás. Pues entendemos que ninguna persona está en posesión de la verdad absoluta sobre nada, ni ésta se halla tampoco en libros o en cualquier tipo de organización.

Relacionado:

ES TIEMPO DE EMANCIPARNOS: empodérate, reasume tu propio poder personal

El tiempo de proyectar afuera las causas de las circunstancias que vivimos debe terminar definitivamente, para recobrar, en cambio, el poder personal y colectivo que fue cedido o entregado a las falsas autoridades y los poderes usurpadores y abusivos que acudieron y aprovecharon, de manera lógica, la llamada vibratoria de una masa de seres desempoderados que, en su interior, se han sentido históricamente víctimas, incapaces, ignorantes, inútiles o culpables (y, por tanto, merecedores de privaciones y castigos).

De manera inevitable, el ser humano ha de tomar conciencia de su naturaleza e identidad real, auténtica, incondicionada, espiritual, asumiendo al fin cada individuo -y, luego, cada sociedad- su integridad y soberanía irrenunciables, así como la responsabilidad por sus propias interpretaciones, actitudes, pensamientos, sentimientos, emociones, palabras y acciones, que son los materiales con los que realmente construye cada uno su propia realidad día con día.

Leer más: ATENCIÓN: tu estado anímico y expectativa es lo que tratan de controlar. Recupera la facultad de guiar tu pensamiento y actitud

Declaración Universal de Derechos Humanos, “Artículo 19. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

PARA PROFUNDIZAR: COVID-19

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

8 comentarios
  1. Morrigang permalink
    12 junio 2021 3:09 AM

    Qué historia tan terrible. 😑

    • 12 junio 2021 3:23 AM

      Pero se libera, al fin! 😀

    • Morrigang permalink
      12 junio 2021 11:33 AM

      Me sigue pareciendo terrible, quizá porque expresa mejor que nada que haya visto antes la horrenda situación de la humanidad. ¿Qué te parecen los compañeros de habitación? ¿Crees que la ignorancia les hace felices? ¿Su maldad al desear una vida de zombi a los demás le beneficia en algo? ¿Responde a alguna de las preguntas importantes o no deja más que incógnitas? ¿Dónde va cuando se libera? Quizá salga de la sartén para caer en las brasas. ¿Por qué están en una habitación encerrados, es un símil con la vida en la Tierra? ¿Qué hay más allá? ¿Seguirá siendo aterrador? En fin, me surge una cantidad ingente de preguntas con este cuentito. Soy realmente pesimista, o puede que esté tocando fondo otra vez. A veces creo saber qué debo hacer para liberarme, pero cada día me doy cuenta de que no tengo fuerzas ni habilidad para acometer esa empresa y que la fe no resuelve nada. Quiero tener certezas y no puedo. Dichoso tú.

    • 12 junio 2021 5:33 PM

      Amiga, ¿qué sientes cuando estás en medio de una pesadilla o un sueño muy vívido, que lo estás sintiendo como la realidad y del cual no te das cuenta de que es un sueño hasta el momento que te despiertas… en otro sueño?
      Y si te dijera que todos tus intentos de liberarte son en vano… porque en realidad nunca estuviste presa?
      Sé que te vas a reir de todo esto -y a carcajada suelta- más pronto que tarde. Sé que ya lo estás haciendo (te he sentido), aunque tu dial no esté situado en esa emisora.
      Aquí, en el agua, si dejas de removerla y te quedas tranquila, contemplando relajada sin más, enseguida la superficie se aclara y permite ver el fondo.
      Te envío un abrazo muy grande.

    • Morrigang permalink
      12 junio 2021 8:54 PM

      🙂

Trackbacks

  1. “Habló de putas la tacones” – Alfredo Diaz. Y otras 4 video-raciones de sentido común | Liberación AHORA
  2. La fortuna de ser simplemente uno mismo | Liberación AHORA
  3. QUÍTATE EL BOZAL – Mártin Sánchez. Desmontando la plandemia a ritmo de Rock, con activistas invitados de auténtico lujo | Liberación AHORA

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: