Skip to content

El Ágora Fractal. Ágora 02: El Héroe y el Mal

El Ágora Fractal

Ágora 02: El Héroe y el Mal

Descargar archivo: EL ÁGORA FRACTAL. Ágora 02: El Héroe y el Mal

Saludos de nuevo.

Existe algo de singular importancia que quisiera transmitiros lo antes posible, pues se encuentra en la raíz misma de la mayoría de los sufrimientos que afligen el mundo actual. Permitidme, pues, que hable de ello en primer lugar. Me refiero, como indica el título, a la verdadera naturaleza del Mal.

02.1 – EL HÉROE

Parece que no haya nada más que decir sobre estos temas, puesto que todos estamos ya muy familiarizados con las imágenes de héroes esforzados que combaten a los malvados con uñas y dientes. Es un cliché en el mundo del Cine y en innumerables relatos de ficción de todas las épocas. Normalmente el héroe acaba victorioso y merecedor de los favores de la chica guapa, después de sufrir innumerables peripecias que resultan muy entretenidas de ver para el público. También hay veces que no es así, y el pobre héroe acaba hecho unos zorros o se lo cargan del todo los muy malvados, aunque esto no suele resultar tan comercial.

Sin embargo un héroe no es necesariamente alguien que vive una serie de aventuras extraordinarias, más allá de la experiencia común. El verdadero heroísmo consiste en perseverar en lo que sabemos que es correcto, aunque parezca que nos va a perjudicar, y aunque parezca que nadie más hace tal cosa.

http://ramongali.files.wordpress.com/2008/10/solo_ante_el_peligro2.jpg

Un arquetipo en este sentido es el papel interpretado por Gary Cooper en el western “Solo ante el peligro” (“High Noon”, 1952). En su planteamiento, un sheriff tiene que defender un pequeño pueblo amenazado por unos bandidos. Y aunque los vecinos no se lo merezcan (pues nadie está dispuesto a ayudarle), y aunque tenga más probabilidades de acabar muerto o malherido que de tener éxito, él decide seguir adelante con lo que sabe en su fuero interno que es lo correcto. En este caso, su deber de defender este poblado tan ingrato. Lo que hace al sheriff un héroe no es vivir en el Oeste. De hecho el resto de los personajes también viven en el Oeste, pero no son héroes (ni los bandidos, ni los aldeanos). Lo que diferencia al sheriff del resto es, por supuesto, su determinación de permanecer en la elección correcta pase lo que pase, con o sin ayudas.

Hay quien piensa que una persona admirable está para admirarla, no para que los demás la imitemos ni sigamos su ejemplo. Nada más lejos de la realidad. La divinidad quiere que todos y cada uno de los seres humanos sea un héroe. Y no se trata de irnos todos corriendo a tierras exóticas, a luchar contra piratas o contra los indios tipo Hollywood. Se trata de que cada persona persevere en lo que es correcto todos los días, por muy mala pinta que pueda tener la cosa.

Lo que es correcto o no lo es se lo va a decir su propio corazón, no las leyes humanas (que son relativas, pues cambian de un país a otro), ni tampoco las costumbres sociales al uso (que también son diferentes entre distintas culturas, a través del tiempo y del espacio).

El héroe verdadero hace lo que tiene que hacer desde su verdadero Ser. Y lo hace no sólo una vez, sino de forma continuada todos los días pase lo que pase. Por tanto cualquier persona puede ser un héroe (un oficinista, una ama de casa, etc…), con tal de que así se lo proponga honestamente, y que se mantenga en esta voluntad con toda firmeza.


02.2 – EL UNIVERSO MALVADO

Todo el Universo en que vivimos es mente. Volveremos sobre ello en detalle más adelante, pero por el momento quisiera presentar dos de sus características más importantes para nosotros:


02.2.1 Todas las energías del Universo presentan dos polos

Por todas partes encontramos parejas antagónicas con las que estamos familiarizados desde siempre. Por ejemplo: lo bonito y lo feo, lo justo y lo injusto, el día y la noche, la oscuridad y la luz, etc…

Lo que hay que entender, es que cada una de estas parejas no está compuesta por dos energías separadas, sino por una sola energía que presenta dos polos opuestos. Pensemos en el típico imán con sus dos polos, uno positivo y otro negativo. Cuando la energía se manifiesta en su aspecto positivo le damos un nombre (por ejemplo “placer”), y cuando presenta su aspecto negativo le damos otro nombre distinto (como “dolor”). Aunque le demos dos nombres, en realidad se trata de una misma energía que, dependiendo de su grado, identificamos como uno u otro.

El Tai chi tu (o “El supremo último”) es el símbolo emblemático del Taoísmo. Ilustra a la perfección esta propiedad bipolar de las energías mentales. El Yin está en el Yang al igual que el Yang está en el Yin, ambos abrazados el uno al otro formando un solo círculo. Lo negro y lo blanco eternamente juntos e inseparables, siendo un todo.

https://i0.wp.com/institutotranspersonal.com/images/stories/fotosweb/ying-yang.jpg

En las inspiradas palabras de la antigua Filosofía Hermética:

Todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semi-verdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.

(Hermes Trismegisto: “El Kybalion”, principio Nº 4 “De la Polaridad”)

Por esto el saber popular nos dice acertadamente que el amor se convierte fácilmente en odio. El “amor” mental es una energía polarizada, y como tal tiene su otro aspecto, el odio. Este “amor” dice cosas tan raras como “te necesito”, “eres mía”, “tengo celos”, o “hagamos el amor”. El Amor Verdadero nunca nos va a decir cosas así. No tiene un opuesto/complementario, pues como todas las energías superiores, no presenta polaridad (es decir, no hay nada opuesto al Amor Verdadero). Es un Poder maravilloso de entrega incondicional, ajeno a las necesidades biológicas de reproducir los genes de la especie. No necesita nada ni a nadie, no posee nada ni a nadie, no siente celos por nada ni por nadie, y desde luego no es algo que nadie pueda “hacer”.

Dios no ama, es el Amor mismo. Sentimos resonar su vibración de Amor Verdadero con cualquier persona sin que importe su sexo o su edad (y en especial con aquellas que tienen un trato “amable”). También sentimos Amor Verdadero hacia las plantas o los animales (es muy real amar a tu perro o a tu gato, no hay ninguna locura en ello), o hacia un lugar amado, o una mirada, o un instante, hacia un juguete de la infancia, o un recuerdo feliz. No hay límites a lo que puede resonar con el Amor Verdadero, que todo lo llena, que todo lo transciende, que todo lo une y todo lo perdona. Nada que ver con el dúo amor/odio, cuya existencia está limitada a la polaridad de la mente.

Todo esto guarda relación con el tema que estamos tratando de “El Héroe y el Mal” porque ahora podemos comprender que el Bien y el Mal son una misma energía, un todo, que se manifiesta en su polo positivo o en su polo negativo.

Por eso el Bien se convierte fácilmente en Mal, y el Mal se convierte fácilmente en Bien. “Los extremos se tocan”, vamos a verlo con un par de ejemplos. Nuestra comida favorita cocinada en un sitio agradable nos va a parecer un placer (es decir, un Bien). Sin embargo, si aumentamos mucho la cantidad de alimentos que comemos, no obtendremos más y más placer indefinidamente, sino que pillaremos una indigestión. Es decir, tendremos un Mal ocasionado por aumentar un Bien. Lo mismo nos va a pasar con el alcohol, con el tabaco, con las medicinas o con cualquier otro Bien que tomemos o que utilicemos en exceso.

El caso complementario lo encontramos, por ejemplo, en la Homeopatía. Esta palabra significa literalmente “similar sufrimiento”. Es una técnica importante de sanación, que básicamente consiste en administrar al cuerpo enfermo una dosis infinitesimal de un veneno o tóxico, con el fin de estimularle una respuesta similar a la que debería tener contra el mal que ya está padeciendo. De esta forma se consigue fortalecer sus defensas naturales y el organismo supera por sí mismo la enfermedad. La Homeopatía es muy interesante por varios motivos, pero fijémonos ahora en el fondo de la cuestión: estamos añadiendo un Mal semejante al Mal que ya existe. Y lo que obtenemos no es un Mal mayor devastador, sino que la suma se convierte en un Bien muy deseado (en este caso, la sanación del paciente).

Una idea similar se encuentra en la base de la Toxicología moderna, como ilustra la famosa cita de Paracelso:

Todas las substancias son venenos; no existe ninguna que no lo sea. La dosis diferencia a un veneno de una medicina”.

(Paracelso: “Von der Besucht”, 1567)

Es decir, el Bien se convierte en Mal y el Mal en Bien, dependiendo del grado que apliquemos. Viven el uno dentro del otro como en el símbolo taoísta, y no se pueden separar pues ambos son siempre una misma energía.

En lugar de imaginar el típico imán con sus dos polos separados, es más útil visualizar cada energía como un dial circular que se puede girar a derecha o a izquierda. Si lo ajustamos a su extremo superior (a las 12 en punto, si fuera un reloj), la energía estará por completo en su polo positivo. Y si lo ajustamos a su extremo inferior (las 6 en punto del reloj), estará al máximo de su polo negativo. Si vamos girando el dial (da lo mismo a la derecha o a la izquierda), la energía gradualmente pasará de positiva a negativa y viceversa. De forma similar a como el día sigue a la noche, y la noche sigue al día. Si giro mucho el dial, paso de la zona del Bien a la zona del Mal. Y si lo sigo girando más allá de su punto álgido de Mal, volverá a entrar otra vez en la zona del Bien.

Hay que comprender que el Mal (al igual que el Bien) es nuestro propio cuerpo físico, todos nuestros sentimientos y todos nuestros pensamientos. No así nuestra alma inmortal que, como veremos más adelante, se encuentra más allá del Bien y del Mal. El alma está fuera de la mente, vibrando a frecuencias más elevadas de energías integras no polarizadas.

Es útil visualizar nuestros cuerpos, sentimientos y pensamientos como un gran panel de diales. Podemos ajustar cada dial (cada energía) de forma independiente según nuestra voluntad. El Mal no nos viene de fuera, es una propiedad inherente a nuestro propio cuerpo según cómo establezcamos dichos ajustes.

Igualmente el Mal es todo el Universo en el que estamos inmersos, está en todas las cosas que nos rodean. O mejor dicho, es la propia composición de todas las cosas universales. Si con algún aparato inimaginable pudiéramos destruir por completo el 50 % “maligno” de todo el Universo, no nos quedaríamos con un 50 % “benigno” y asunto solucionado. Lo que tendríamos sería un Universo tristemente reducido a la mitad, cuyas energías seguirían todas oscilando entre sus dos polos positivos y negativos.

Recordemos ahora películas como “El Señor de los Anillos”, cuando van todos los héroes armados con sus espadas y sus hachas dispuestos a pegarle un palizón tremendo al Señor del Mal y que se entere de una vez. Esto queda muy bonito en la ficción, pero es materialmente imposible de llevar a la práctica. Lamento desilusionar, pero no se puede combatir al Mal de ninguna manera. De igual forma, tampoco es posible negociar ni pactar con el Mal.

Me parece que nadie acierta a expresarlo con una agudeza mayor que el gran Maestro Yi Ching. Oigamos sus sabias palabras:

[…] la fuerza no debe presidir directamente a la lucha. Si el mal se ve delatado, piensa en armas; y si le hiciéramos el favor de luchar contra él golpe por golpe, perderíamos al final, porque de este modo nosotros mismos nos vemos envueltos en el odio y la pasión. Por consiguiente, es importante empezar por casa, estar en guardia en nuestras propias personas contra las faltas que hemos denunciado. De esta manera, al no encontrar antagonista, quedarán mellados los afilados cantos de las armas del mal. Por las mismas razones no deberíamos combatir directamente nuestras propias faltas. Mientras luchemos contra ellas, seguirán viviendo, victoriosamente. En fin, la mejor manera de luchar contra el mal es hacer grandes progresos en el bien”.

(Yi Ching, “El Libro que Cambia”: Hexagrama Nº 43 “Kuai – Arrojo (Resolución)”)

Una ley de la naturaleza está actuando. El mal no sólo destruye al bien, sino que también se destruye a sí mismo. Ya que el mal, que sólo vive por la negación, no puede seguir existiendo a base de su propia fuerza”.

(Yi Ching, “El Libro que Cambia”: Hexagrama Nº 23 “Po – Desunir”)

El Mal es simple negación, por tanto no es posible combatir contra él ni es posible negociar con él. La única manera de vencer al Mal consiste en perseverar en el Bien. O dicho de otra manera, en ajustar los diales de nuestras energías a sus respectivos polos positivos en lugar de a sus polos negativos.

Mahatma Gandhi nos lo supo mostrar a la perfección con su propia vida y con sus palabras. La violencia sólo trae más violencia. El camino para la paz es perseverar en la propia paz. No se trata de una ingenuidad simplista y bienintencionada por su parte, sino todo lo contrario. El Maestro Gandhi mostraba una sabia y profunda comprensión de la verdadera naturaleza universal y humana.

https://i2.wp.com/www.languageinindia.com/dec2002/gandhi2.jpg


02.2.2 El mundo físico es nuestra creación mental

Como decía antes, hay una segunda característica del Universo-Mente que quisiera destacar en estos momentos. Se trata de que todos los seres humanos somos co-creadores de todas las cosas del mundo físico. Es decir, de cada una de sus formas y de cada uno de sus acontecimientos.

Esta verdad se encuentra explicada en diversas tradiciones orientales y también en la ciencia moderna. Según nos enseña la Física Cuántica, el Universo subyacente es como un inmenso océano de energías indiferenciadas donde todas las posibilidades coexisten simultáneamente. Volveremos sobre ello más adelante en detalle. Pero por el momento quisiera destacar que el punto clave para la Física Cuántica es la figura del Observador. Es decir, todo cambia al incluir un ser humano en el experimento que se esté realizando. No importa si el Observador humano interviene en el momento mismo del experimento, o si lo hace posteriormente al revisar las grabaciones.

El caso es que en presencia de un Observador humano, la indefinición de infinitas posibilidades se congela es una única realidad “sólida”, que es el mundo físico que reconocemos a nuestro alrededor. Si el humano se retira, nuevamente desaparece la realidad física y sólo queda el eterno océano subyacente de probabilidades. En otras palabras:

There is no reality in the absence of observation”

(The Copenhagen Interpretation of Quantum Mechanics)

No hay realidad en ausencia de observación. O reformulando esta famosa frase a su forma positiva, para la ciencia actual sólo hay realidad cuando está presente un ser humano. Es la presencia humana la que crea el mundo sólido, físico y espacial que reconocemos, a partir de las energías del Universo Subyacente (el cual es invisible para la percepción humana).

En este sentido, cada uno de nosotros somos verdaderos creadores. Dioses y diosas participes de este inmenso Poder tan sumamente increíble y singular.

Si es la primera vez que oyes hablar de este tema, te puede sorprender por el alcance de sus implicaciones. Significa, por ejemplo, que cuando te despiertas como humano cada mañana y abres los ojos, lo primero que haces antes de bostezar es crear todo el espacio tridimensional que percibes con tus sentidos corpóreos: tu cama, tu mesita de noche, la habitación entera, tu casa entera, …e incluso tu propio cuerpo físico. Es tan tremendo el poder que eres, que haces todo esto y mucho más sin ningún esfuerzo por tu parte, con una facilidad enorme. Ni siquiera necesitas poner tu voluntad en ello, o ser consciente del proceso. Llevas toda tu vida participando constantemente en este Acto sagrado que llamamos Creación.

Para una mejor comprensión de estas afirmaciones fundamentales de la ciencia, que tal vez nos puedan parecer extrañas o desconcertantes, quisiera recomendar a quien esté interesado la excelente película documental “¿Y tú qué sabes? Dentro de la Madriguera” (“What the Bleep!? Down the Rabbit Hole”, 2006). Contiene unas explicaciones muy claras sobre la Física Cuántica, orientadas al gran público. Y también aborda muchos otros temas de gran interés con rigor, humor y amenidad.

http://gubaan.files.wordpress.com/2008/08/ytq2.jpg

Si eres creyente en alguna religión, estas afirmaciones no deberían ser incompatibles con las verdades fundamentales de su credo. Existe solamente un UNO Creador, como también veremos más adelante. El alma inmortal de los hombres sólo es capaz de participar en el gozoso y sublime Acto de la Creación porque participa de la verdadera Energía Creadora, situada más allá de la mente. O si se prefiere pensarlo de otra manera, es Dios el Único Creador y en Su Sublime Grandeza dispone actuar en determinados aspectos de la Creación Verdadera a través de sus hijos bienamados, los hombres y mujeres comunes.

Como digo, explicaremos todo ello más adelante con una cierta extensión. Por el momento, y para no perder el hilo argumental de esta exposición, nos limitaremos a ver a continuación tan solo algunos aspectos prácticos de la mecánica interna del Acto Creador.


02.2.2.1 Creo lo que Creo

El lenguaje a menudo contiene muchas verdades profundas que se nos suelen pasar desapercibidas. Por ejemplo, cuando digo “Yo Creo” puedo estar hablando de que tengo algún tipo de creencia en algo. O también me puedo referir a que actualmente estoy creando algo nuevo (por ejemplo una canción, o el diseño de un vestido).

Desde el punto de vista de la comprensión humana normal, no tiene nada que ver una creencia con una creación. Son dos verbos separados e independientes, que se usan para expresar distintas acciones. Y sin embargo ambas palabras son un mismo acto en la realidad.

Es decir, los seres humanos crean nuevas formas físicas (y modifican en el tiempo las que ya existen) a partir de las creencias que depositan en el fondo de sus mentes. Tanto a nivel individual de cada persona como a nivel colectivo de toda la Humanidad. Lo que hoy esperamos encontrar (por ejemplo, tu dormitorio al despertar por la mañana) es el futuro que viviremos mañana. Y de la misma manera, lo que vivimos hoy es resultado de lo que nos convencimos a nosotros mismos en el pasado.

Si tu personaje humano es hoy por ejemplo un médico, es porque en algún momento del pasado te viste a ti mismo como médico. Cada cosa que te ha pasado en la particular historia de tu personaje ha sido algo que te ha parecido probable o seguro tiempo atrás. ¿No te suena de algo la exclamación “¡Mira que lo sabía…!”?. Vives hoy algo que sabías/creaste en el pasado.

Esto funciona tanto para Bien como para Mal, el mecanismo es neutro en este sentido. Quiere esto decir que si, por ejemplo, te convences internamente que vas a tener éxito en la vida, las cosas tenderán a irte Bien. Y esto a su vez te reafirmará en tu convencimiento de tu propio éxito.

Igualmente, si piensas que todo va a salir Mal las cosas te irán saliendo Mal. Y según se acumulen tus fracasos, la experiencia te reafirmará en esa idea de que todo va Mal. Con lo cual se produce una retroalimentación, que hace que cada vez sean más y más fuertes ambas cosas: tus fracasos y tus expectativas de nuevos fracasos.

Si crees en tu éxito estarás en lo cierto. Y si crees en tu fracaso estarás en lo cierto.

El mecanismo es el mismo para un pensamiento positivo o negativo. Pasará lo que en tu fuero interno esperas que pase, y esto a su vez te reafirmará en tu manera de pensar. A menos, claro está, que decidas romper con este círculo vicioso a la luz del nuevo entendimiento de las cosas que estás teniendo ahora.

Por último, y para cerrar este apartado, quisiera comentar también que hay algunas limitaciones en el alcance de tus creaciones que conviene tener en cuenta.

Por una parte no estás tú solo. La Creación de la realidad espacial es un trabajo en equipo entre todos los seres humanos, y siempre se parte de la situación actual para diseñar la situación futura. Si por ejemplo quiero que mañana el mundo sea de color rosa, no va a suceder así. Simplemente porque el resto de humanos no esperan despertarse en un mundo rosa. Tampoco habremos dispuesto un mecanismo plausible por el que la situación actual se pueda volver rosa de la noche a la mañana. Este tipo de voluntades locas ajenas a la corriente creadora principal, simplemente no funcionan.

Otra limitación es que no sirve de nada que yo diga “mañana todo será rosa”, pero en mi fuero interno esté pensando “¡qué tontería, seguro que no va a pasar…!”. Porque el acto creador no ocurre a partir de lo que yo diga o no diga superficialmente, sino de lo que creo en lo más profundo de mi mente (la mal llamada “mente subconsciente”, de la que hablaremos a su debido tiempo). En el ejemplo anterior, al subconsciente no llega la primera sentencia (“mañana todo será rosa”) sino la segunda (“seguro que no va a pasar”). Este “seguro” es determinante: lo que creo de verdad es lo que creo de verdad.

Finalmente, otra limitación importante es que creamos hoy lo que viviremos en el futuro, no nuestra experiencia inmediata. Por ello el hombre sabio no busca resultados ahora, sino que ordena todas las fuerzas para que den sus frutos más adelante.

Cuanto más complejo sea lo que queremos crear, o más distante esté de la situación actual de partida, más cantidad de tiempo y energías puede requerir materializarlo efectivamente en el mundo espacial. Si lo que queremos es verdaderamente digno y justo, tendremos que reafirmarnos a menudo en que estamos convencidos de nuestros propósitos. Como en tantas otras cosas, se trata de perseverar. Y en este caso, la fe verdaderamente mueve montañas.

También es relativamente frecuente que tu mente no te haga mucho caso al principio. El principio es similar a lo que ocurre con esos niños caprichosos que van por la calle pidiendo todo lo que ven en los escaparates. Sus padres normalmente no le van a comprar todo a la primera, entre otros motivos por el propio bien del crecimiento correcto y la seguridad del niño. La mente humana, cuando no está disciplinada a confiar y someterse al Espíritu vía el corazón (es decir, a obedecer a quien tú eres realmente, más allá de tu personaje temporal), a menudo adopta papeles que no le corresponden. Como pretender ser tu tutor o tu guardián.

En realidad, la mente no está en su derecho al querer gobernar un alma inmortal, pero tenderá a fabricar un ego y engañarte con él. También hablaremos más adelante de estos procesos. Por el momento cabe indicar que generalmente la mente mira hacia el pasado, pues es lo único que conoce. Tendrá tendencia a recelar de tus deseos de renovación futura, y deseará que todo siga igual que siempre. Aunque ese “igual que siempre “ pueda ser un sufrimiento inaguantable para ti.

Digamos que tu mente profunda prefiere el malo conocido a lo bueno por conocer. Por tanto, a menudo lo que se opone entre tú y tus deseos es en realidad tu propio personaje. Será necesario disciplinarlo correctamente e insistir a menudo en tus propósitos. Siempre que estos sean legítimos, por supuesto.


02.2.2.2 Reforzar nuestra Creación con sentimientos

Lo comentado anteriormente se verá extraordinariamente reforzado si va acompañado por nuestros sentimientos. Digamos que los sentimientos son un aporte extra de energía, que le dan más fuerza al Acto Creador.

Por ejemplo, si temo que me pase algo malo y la sola idea ya me hace sentir un terror intenso, estaré reforzando que ese escenario espantoso se haga realidad en mi futuro. Recordemos que este mecanismo es una herramienta neutra, que no sabe si nos beneficia o nos perjudica. Como un cuchillo, que lo puedo usar para cortar una loncha de jamón o para herirme. Hay que entender que el mecanismo creador, como el cuchillo del ejemplo anterior, es un mero instrumento en nuestras manos. Si se usa inconscientemente es más probable que alguien salga herido.

Por poner también un ejemplo positivo, si mientras organizo una fiesta ya voy sintiendo alegría al imaginar a mis futuros invitados contentos y felices, estaré provocando que cuando se celebre la fiesta sea todo un éxito.

Existen técnicas muy interesantes de imaginación y de visualización creativa que se pueden encontrar en muchos libros actuales de psicología o de auto-ayuda. Suelen ser lecturas muy interesantes y provechosas, que aportan métodos y experiencias de terceros. Estas técnicas funcionan porque se basan en los principios profundos que estamos comentando.


02.2.2.3 Reforzar nuestra Creación con el habla y/o la escritura

Otra circunstancia que refuerza nuestra Creación es si, además de pensar en ella y de pre-sentirla, también la afirmamos en voz alta o la dejamos consignada por escrito. De esta forma, queda más anclado en la mente colectiva el propósito de nuestra alma.

Esto se puede usar como una técnica intencionada. Si afirmamos algo que ahora mismo no es así, no debemos pensar que estamos mintiendo, ni que la mente profunda se va a dar cuenta de esta falsedad y se molestará de alguna manera. La mente nunca va a reconocer como una mentira nada de lo que le digas, sino que va a intentar por todos los medios posibles que tal afirmación sea tu realidad futura.

Por tanto si hoy afirmamos lo que queremos para el futuro, no debemos sentirnos mal por mentir descaradamente, pues no es una falsedad en realidad. Estaremos creando conscientemente nuestro escenario futuro, haciendo un uso inteligente de las herramientas que tenemos disponibles.


02.2.2.4 Reforzar la Creación actuando en grupo

La realidad humana es transpersonal. Si un grupo de seres humanos se concentra en un mismo propósito creador, el efecto se ve tremendamente más ampliado que cuando se trata de la intención de una sola persona en solitario.

En este aspecto hay también una evidente justicia en el Universo, que tiende más a complacer los deseos de una mayoría necesitada antes que el posible capricho de uno solo.

Ejemplos bien conocidos de actuación grupal son las oraciones y las bendiciones dispensadas por congregaciones de voluntarios en torno a una petición como puede ser la sanación de una persona. Los resultados suelen ser impresionantes, reafirmándose por tanto la confianza y la fortaleza de los participantes en cada nueva ocasión.


02.2.2.5 Pensar y sentir en positivo

Las personas que acostumbran pensar en positivo suelen resultar más agradables a sus compañeros humanos que las personas negativas, aunque sea porque tienen mejor gusto. Seguro que todos conocemos a algún agorero (el típico cenizo que siempre lo ve todo negro), o algún derrotista (que hagas lo que hagas seguro que sale todo mal), o algún aterrado (que no se atreve ni a salir de casa ni a estar en su casa), etc…

Hay otros motivos de índole práctica por los que conviene acostumbrarse a pensar y sentir en positivo. Si por ejemplo yo quiero que haya más justicia en el mundo, puedo formular este bello deseo de dos maneras:

a) En positivo: “Quiero Justicia”

b) En negativo: “No quiero más injusticias”

Desde el punto de vista de nuestro pensamiento humano normal, ambas frases son equivalentes. Sin embargo, hay que saber que la naturaleza de nuestra mente profunda es simbólica, no verbal. Por tanto el subconsciente tiende a quedarse solamente con la palabra principal de cada una de estas frases. Veamos lo que entiende la mente que queremos crear con nuestras frases anteriores:

a) “Justicia”

b) “injusticias”

Por tanto, en el caso del pensamiento positivo nuestra mente reforzará la creación de más Justicia.

Sin embargo, en el el caso del pensamiento negativo nuestra mente reforzará la creación de más injusticias. Es decir, exactamente lo contrario de lo que queríamos obtener. Nuestra intención era buena, pero nuestra formulación del deseo ha sido nefasta. Es como esos cuentos de ficción, en los que el protagonista le pide tres deseos felices a un genio que sale de una lampara. Al final todo sale siempre mal, porque los deseos no estaban expresados correctamente conformes a la forma de pensar del genio.

Por ello no se puede exagerar la gran importancia de acostumbrarnos todos a pensar y a sentir en positivo. Nuestra mente está todo el tiempo escuchando todo lo que decimos y todo lo que pensamos, esto es parte de su funcionamiento. Por tanto, hay que poner cuidado en afirmar en positivo siempre que nos sea posible.


02.2.2.6 Lo que más atendemos, crece

Ya para finalizar este apartado, un último apunte sobre la mecánica de la creación humana del mundo espacial. Me refiero a la propiedad por la cual tiende a crecer aquello que dispensamos más atención en el tiempo, y tiende a estancarse o marchitarse lo que abandonamos.

Es como un jardín. Si todos los días vigilamos las plantas y experimentamos el regocijo de su presencia, el jardín tenderá a crecer sano y feliz. En cambio si perdemos la ilusión y lo abandonamos, poco a poco irá marchitándose.

Se puede pensar que el motivo está en que las plantas son seres vivos, y por tanto precisan de diversos cuidados para subsistir (como son el agua, el abono, protegerlas de parásitos, etc…). Pero esto sucede también con objetos inanimados. Por ejemplo, cualquier colección (de sellos, monedas, libros, etc…) puede pasar por las fases de crecer desaforadamente durante el entusiasmo inicial de su propietario, para luego encontrar cierta estabilidad o empezar a declinar conforme se va perdiendo el interés.

La explicación profunda para este fenómeno se encuentra en la renovación periódica del aporte de energía que canalizamos al objeto de nuestra atención. Si lo atendemos con más frecuencia, aportaremos más vitalidad que si no lo hacemos. Esta energía extra es el factor que provoca su crecimiento más rápido. Sin duda, los sentimientos de amor y el entusiasmo hacia nuestras plantas o nuestras colecciones siempre hacen maravillas en este sentido.


02.3 – LAS CAUSAS DEL SUFRIMIENTO HUMANO

Probablemente una mayoría de personas estarán de acuerdo en que las causas del sufrimiento humano están evidentemente en el Mal. Después de todo:

  • Esta idea conforma buena parte del corpus principal de creencias en muchas religiones y filosofías. Sin ir más lejos, en nociones de la Iglesia Católica como el demonio o el pecado.
  • Es también lo que nos han enseñado a casi todos de pequeñitos. Según tus actos, eres un mal chico y te mereces un castigo, o eres un buen chico y tal vez obtengas alguna recompensa.
  • Como hemos visto, la figura del héroe esforzado en lucha contra los malvados se encuentra en todo tipo de mitos y leyendas antiguos, en las obras de ficción de todos los tiempos, y en el cine moderno. Casi hace raro ver una película en la que no quede claro desde el principio quién es el tipo bueno y quienes son los tipos malos. Además, el bueno siempre es guapo y bueno en todo, y los malos siempre son feos y malos en todo sin excepción.

Por tanto, estamos todos muy familiarizados con esta idea de que los malvados son quienes nos provocan los sufrimientos, y que por tanto han de ser castigados pronto y sin piedad.

Me parece que lo veremos mejor con un ejemplo:

Supongamos que yo soy un periodista profesional, que publico regularmente una columna de opinión en un periódico de gran tirada. Y supongamos que estoy concienciado con los problemas del mundo actual. Por ejemplo, con que existe una minoría despótica que tiene planes para imponer a la Humanidad un engendro llamado “nuevo orden mundial”. Obviamente la mayoría de personas no desean más genocidios en la Tierra, ni más tiranías, ni más esclavitud, ni nada parecido.

Por tanto, decido utilizar mi columna en el periódico para hablar sobre el tema. Mi razonamiento es claro: ese “nuevo orden mundial” ni es nuevo, ni es orden, ni nada bueno. Es otro intento del Mal de destruir lo que más queremos y de ocasionar nuevos sufrimientos inimaginables al planeta, y esta vez a una escala nunca vista. Por tanto, sigo razonando, debo hacer que esta información llegue al mayor número posible de personas, para así luchar entre todos contra semejante canallada y que nunca llegue a hacerse real.

Aprovecho la primera oportunidad que se me presente para escribir un artículo incendiario. Por ejemplo, el día que aparecen nuevos indicios sobre el intento de implantar forzosamente un microchip a todos los seres humanos. La verdad es que motivos no faltan nunca: cuando no son vacunas asesinas, son falsos colapsos financieros, o auto-atentados, o macro estafas como el imaginario “calentón global provocado por el hombre”, o amenazas de implantar leyes marciales, etc…

El caso es que, al hilo de los nuevos indicios sobre el microchip, yo escribo mi artículo. Como quiero llamar la atención de mucha gente, y que todos se opongan a semejante locura, me aseguro de que mi artículo mencione muchas veces el peligro inminente. Si puede ser, acompañado con fotos y con titulares muy negros que están calculados para provocar el horror de la gente. Mi tono será beligerante, violento, sin concesiones. El tiempo apremia, y por tanto me aseguro de transmitir a la gente esa sensación de urgencia. ¡No queremos el Microchip!. ¡Estamos todos en peligro!. Ya puestos, también intentaré que quede claro quién es quién. Ellos y nosotros. Ellos son los malvados, y nosotros los chicos buenos que los vamos a castigar. Y de forma más o menos explicita, permito también que el odio se canalice contra ellos. Algo así como “¡¡ cabrones os vais a enterar, vamos a por vosotros !!”.

Bueno, una vez publicado mi artículo ya estoy un poco más contento. Queda mucho por hacer, por supuesto, pero al menos he tenido el heroísmo de aportar mi pequeño granito de arena a la buena causa. He hecho lo correcto, ayudando a que la gente esté informada. Cada día veo que hay más y más personas concienciadas, por lo que estoy más tranquilo pues veo que vamos avanzando por el buen camino.

Hasta aquí el relato de este pequeño ejemplo de ficción. Pero veamos lo que sucede a continuación en la mente colectiva, a la luz de lo que hemos aprendido en el apartado anterior:

  • Al pretender combatir directamente el Mal en lugar de perseverar en el Bien, el Mal se fortalece y se arma todavía más que antes.
  • Al estar formulado el mensaje en negativo en lugar de en positivo, lo que queda en la mente colectiva es que queremos crear el microchip. Que se haga pronto una realidad para todos.
  • Al darle una gran difusión mediante el periódico de gran tirada, este mensaje pasa de ser la creación de una sola persona (el periodista) a ser la creación de un grupo numeroso. Por tanto el Universo se apresta a satisfacer cuanto antes este deseo tan compartido de crear una nueva realidad con microchip.
  • Al repetirse la palabra “microchip” tantas veces en el artículo, se refuerza el proceso creador de la realidad del microchip.
  • Al ir acompañado el mensaje de grandes sentimientos de horror, apremio, violencia, etc… se refuerza el proceso creador de la realidad del microchip.
  • Al consignarlo todo por escrito, y provocar que otros a su vez hablen sobre ello (y quizás a su vez lo escriban en mails, foros, debates, etc…), se refuerza el proceso creador de la realidad del microchip.
  • Al provocar inquietud social con este tema, la gente volverá de cuando en cuando sobre ello. Por tanto al prestar al tema una atención prolongada en el tiempo se refuerza el proceso creador de la realidad del microchip.
  • Además, al canalizar tanto odio y tanta violencia (no importa si el grupo despótico se lo merece o no), la mente para complacernos se asegura de que la creación de esa realidad del microchip venga acompañada de grandes dosis de odio y violencia contra toda la población.

En realidad, éste es el impacto en la mente colectiva solamente durante las primeras horas o días de la publicación de mi artículo. A continuación pueden venir dos escenarios diferentes:

  • Si al pasar los días va cayendo todo en el olvido, la fuerza para crear esta realidad indeseada se debilitará progresivamente.
  • Si no es así, y más y más personas añaden más y más escritos y comentarios parecidos según van pasando los días, el efecto en la mente profunda es como una avalancha. Todos y cada uno de los puntos anteriores que fortalecen el Acto Creador se repetirán en una progresión geométrica. Además se producirá otro efecto de retroalimentación al interactuar todos estos refuerzos entre sí e influirse unos a otros. Será materialmente imposible de calcular la fuerza creadora de todas estas combinaciones de efectos y refuerzos.

En este último caso, podemos estar seguros de que en el futuro viviremos esa realidad del microchip implantado violentamente a la población mundial, puesto que nos hemos esmerado entre todos en la compleja tarea de co-crear tal escenario en la trama futura de nuestro espacio-tiempo.

A medida que se vayan produciendo las primeras víctimas, la idea del microchip se hará una realidad aterradora para más y más personas, no una posibilidad teórica remota. Por lo que a su vez se fortalecerá más y más el proceso de co-crear tal realidad pronto para todos. Supongo que en ese momento, como periodista, pensaré: “Ah cabrones, al final lo habéis conseguido pese a todos mis esfuerzos para concienciar a la gente; ¡mira que yo sabía que esto acabaría pasando!”.

Bien, hasta aquí el relato de las consecuencias últimas emanadas de aquellas acciones que emprendimos en el pasado con una indudable buena intención.

Mi objetivo no es molestar a nadie diciendo todas estas verdades dolorosas, sino que todos comprendamos de una vez por todas a qué se debe el penoso estado actual de la Humanidad. Por tanto, sigamos hasta el final el análisis de este ejemplo.

Como decía al principio de este apartado, todos sabemos que la causa del sufrimiento humano es el Mal… Pero un momento, ¿o puede que no sea así?.

Veamos. En nuestro ejemplo, la triste realidad del microchip no ha sido co-creada en la mente colectiva por una pequeña minoría malvada. Lograrlo ha sido un gran esfuerzo de co-creación por parte de una inmensa mayoría humana normal. En otras palabras, el miedo y la rabia a esos posibles indicios de un plan descabellado, nos han llevado entre todos a una avalancha de acciones que lo han materializado como una realidad inevitable, que acabamos viviendo y sufriendo todos. El sufrimiento viene en primer lugar durante el proceso revolucionario de luchas y enfrentamientos, y a continuación cuando acabamos obteniendo exactamente lo contrario de lo que queríamos.

En este punto, ha llegado el doloroso momento de tener que admitir que el caso expuesto no es una simple ficción sin ninguna base. Por desgracia, se trata de algo muy real. Es el proceso que se ha repetido una y otra vez a lo largo de toda la historia humana. Es la principal explicación a la pregunta de cómo es posible que los deseos de unos pocos en el poder (o mejor dicho, el temor a lo que deseen unos pocos) acaba casi siempre imponiéndose a la voluntad de una mayoría, y convirtiéndose para todos en esa penosa realidad que prácticamente nadie hubiera querido.

Por supuesto históricamente han habido otros factores que han provocado desgracias: terremotos, inundaciones, etc.. Pero la principal causa de desgracias ha sido siempre un mal uso del proceso co-creador de la realidad que estamos estudiando. El terror al avance de la peste, ha hecho más real la peste. El terror ante una nueva guerra, ha hecho más real la guerra. Lo que está en el fondo de la mente colectiva, sobre todo lo que está tan reforzado con sentimientos intensos, es lo que vive la sociedad en su futuro. Si se colocan miserias en la mente, a continuación se vivirán miserias.

A menudo se considera a Joseph Goebbels como el creador de la propaganda moderna. Este hombre fue el responsable del Ministerio de Educación Popular y Propaganda durante la Alemania nazi de Hitler. ¿Y qué es en realidad la llamada “propaganda”?. Pues ni más ni menos que el estudio de técnicas eficaces para difundir entre la población las mentiras creadas por los poderosos, de tal forma que la gente se las crea y pasen a formar parte de esas “verdades que todo el mundo sabe” en el imaginario colectivo. Veamos por ejemplo el “Principio de Orquestación” de Goebbels, esa autoridad indiscutida en el campo de la propaganda (es decir, en engañar a todo el mundo):

La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad»”.

(De la Wikipedia, artículo “Propaganda”)

Por supuesto. O dicho más exactamente, como hemos visto: cualquier cosa que se repite suficientemente (sea verdad o mentira), acaba por convertirse en realidad.

Por cierto, ese tipo de propaganda estatal deleznable pasó después al mundo empresarial con otro nombre, pero con las mismas intenciones y usando técnicas similares. Se trata de la “publicidad” actual. Sí, hablo de esos anuncios estúpidos que parecen tan inofensivos, o incluso divertidos, con sus musiquillas pegadizas y sus personajillos tan simpáticos. Esos que no paran de repetirse miles de veces cada día en las televisiones y por todas partes. Esa repetición avasalladora de ideas tan cortas no es una casualidad accidental. Es un intento deliberado de usar técnicas para engañar a todo el mundo y colocar mentiras en la mente colectiva, aprovechando la existencia de los mecanismos naturales que hemos ido viendo.

Por tanto, y para volver al hilo conductor de este apartado, hay que concluir que:

  • La principal causa del sufrimiento humano no es el Mal sino la Ignorancia, como ya nos han advertido tantos sabios y filósofos en el pasado.
  • El Mal nunca podría apoderarse de la mayoría humana si ésta no amplificara su efecto debido a su Ignorancia inconsciente.

La mayoría de gente quiere el Bien por la naturaleza elevada y divina de sus almas. Sólo unos pocos, en su Ignorancia de muchas cosas o en su locura, quieren un Mal para todos como hemos visto con el anterior ejemplo del microchip. Esta minoría nunca puede ser suficientemente fuerte por sí sola para co-crear tal realidad. Se precisa la colaboración inconsciente (o al menos el permiso) de una gran mayoría de personas horrorizadas.

Como vemos con el ejemplo anterior de Hitler, los “poderes” humanos actuales utilizan el hecho de que el colectivo humano crea la realidad para conseguir sus propios fines, que frecuentemente son deshonestos. No tienen un entendimiento claro de cuanto estamos exponiendo. Pero saben que les funciona una serie de cosas: Que una mentira repetida se hace realidad; Que la gente aterrorizada se maneja mejor; Que es más fácil engañar a una multitud que a una sola persona, etc… No importa que en el fondo no entiendan por qué es así. Simplemente utilizan sin escrúpulos estas técnicas para sus fines egoístas. Por ello intentan mantener a la sociedad asustada y amenazada permanentemente. Y por ello, de vez en cuando, vemos como los gobiernos organizan sus auto-atentados espectaculares para crear un golpe de efecto que aterrorice a todos, ablande el tejido social, y les permita así moldearlo a su gusto (o a su mal gusto, vaya).

Lo que trae el sufrimiento a la Humanidad no es pues el Mal minoritario, sino la Ignorancia que se encuentra en una amplia mayoría creadora. Ignorancia fatal de quienes somos realmente los humanos. E Ignorancia de los mecanismos naturales para superar el Mal y para co-crear la realidad feliz que verdaderamente deseamos.

Es la Ignorancia la que provoca que nos arrastre el miedo en lugar de aceptar la guía sabia y amorosa del Espíritu que somos realmente. Y es el miedo quien desata el Caos, toda la sucesión de despropósitos que acaban en desastres terribles. Como afirma el saber popular, las desgracias nunca vienen solas.

Dicho de otra manera, y aunque de verdad me duela el decirlo, la mayoría de las tragedias acaecidas durante la historia humana no han sido motivadas directamente por el Mal o por demonios. Las mayores tragedias del pasado han sido siempre una Creación de la propia Humanidad debida a su Ignorancia. No hay otros artífices externos a quienes culpar. Somos víctima y verdugo al mismo tiempo.

El Hombre ignorante, frecuentemente con su mejor intención, ha sido en verdad un lobo para el Hombre.

Tal ha sido la actuación del “Homo Sapiens Sapiens”, aquel que ha dado en llamarse a sí mismo “Hombre Sabio Sabio”.


02.4 – EL HÉROE Y LO CORRECTO

Como hablábamos al principio de este documento, la divinidad nos quiere a todos héroes, y el heroísmo es la actitud de perseverancia en aquello que sabemos correcto (aunque parezca que nos pueda perjudicar, o que nadie más lo haga así).

El punto clave es: ¿qué es lo correcto?.

Hemos hablado ampliamente de lo que no se debe hacer. Concluyamos este documento con su complementario positivo, hablando de lo que cada héroe sí puede y debe hacer.


02.4.1 Contra la Ignorancia sí que se puede luchar

No se puede combatir el Mal, pues forma parte de nuestra naturaleza. No sucede lo mismo con la Ignorancia, que no forma parte del ser humano. Se puede y se debe combatir para evitar tantos sufrimientos innecesarios e improductivos.

Para ello:

  • Hay que adquirir el entendimiento que nos falta
  • Hay que retirar confusión de la mente
  • Hay que perseverar, es decir, ser héroes

El tercer punto es una opción personal de cada uno, que es libre de seguir o no, por lo que no hay mucho más que comentar en estos momentos. En cambio los otros dos puntos se refieren a la mente colectiva, por lo que sí debemos añadir todas las explicaciones que sean necesarias para lograr estos fines.

Sólo el Espíritu es el Poder capaz de ordenar el mundo, y sólo el Espíritu es la Sabiduría. En relación con esta Verdad grandiosa, hay tres ideas básicas en esta serie de documentos que actúan como un verdadero hilo conductor entre los diferentes temas que se tratan. Estas tres ideas, sobre las que volveremos a menudo, son los siguientes:

1. Hay que escuchar a nuestro Ser verdadero a través del corazón, cultivando la serenidad y la higiene mental

2. Hay que prestar atención a la Vida a nuestro alrededor. La Verdad siempre proviene de los acontecimientos

3. Hay que utilizar el nuevo entendimiento sobre todas las cosas que acompaña al retorno del Rey verdadero

Estas tres ideas se van a desarrollar a lo largo de los diferentes documentos de esta serie, por lo que no conviene añadir ahora más explicaciones sobre las mismas. Sin embargo, cabe notar que las tres ideas tratan en realidad sobre adquirir entendimiento y sobre retirar confusión. Es decir, el objetivo último de estos tres hilos conductores, y de todo este trabajo en su conjunto, es explicar a la mente cómo vencer la Ignorancia, y así desterrar de una vez por todas sus sufrimientos.


02.4.2 Tienes dos caballos

Tu cuerpo-mente es un carro del que tiran dos caballos: uno blanco y otro negro.

A la mayoría de humanos nos han enseñado desde pequeñitos que al caballo negro hay que matarlo. O al menos amordazarlo, atarle las patas, y mantenerlo escondido fuera de la vista de los demás para que nadie sepa nuestra terrible vergüenza de tener un caballo negro. En esto consiste buena parte del adiestramiento mental que llamamos “Educación”.

El problema es que difícilmente podemos hacer avanzar nuestro carro en esas condiciones penosas, queriendo que un solo caballo tire de todo mientras el otro está caído y lleno de bloqueos.

El Amor viene en nuestra ayuda para sacarnos de estos errores. Y como siempre hace, es unificador en sus planteamientos. No se debe combatir a ninguno de los dos caballos, ni al blanco que se llama “Bien”, ni al negro que se llama “Mal”. Tenemos dos caballos porque hay que usar los dos caballos simultáneamente, ni más ni menos. Recordemos que el Universo entero es una Creación perfecta, y que como tal, no se iba a abandonar al azar un tema de tal importancia.

Dicho de otra manera, Dios creó el Bien y Dios creó el Mal en Su Perfección infinita (lo que Dios no creó fue la Ignorancia; es legítimo combatirla). Ni el Bien ni el Mal son defectos vergonzosos a ocultar, ni ninguno es algo que nos sobre, sino que como hemos visto, ambos son aspectos complementarios de una sola realidad. Ambos son perfección manifiesta, están ahí para nuestro amplio uso y disfrute. El camino correcto es aceptar y amar el Bien y el Mal, de esta forma integramos ambos de una forma útil a nuestro servicio.

El Universo Subyacente, aquel fuera de nuestra vista en el que se recrea el Universo Espacial, es un mero material de construcción. De forma similar al cemento que usan los albañiles para levantar un edificio. Se compone de dos principios básicos: uno que crea formas, y otro que destruye formas.

Ambos son necesarios para las transformaciones. Pensemos en un alfarero, que va añadiendo arcilla a un torno que gira con el fin de crear un jarrón. Si solamente añade arcilla, no tendrá al final la forma de un jarrón, sino un montón indiferenciado de barro dando vueltas. Si solamente retira arcilla, tampoco tendrá el jarrón deseado, sino una nada absoluta al final. Como el alfarero consigue su creación es añadiendo y retirando arcilla, combinando ambos movimientos una infinidad de veces. Así es como va generando poco a poco todas sus formas: el cuerpo del jarrón, las asas, la decoración, etc…

El Universo Subyacente tiene una utilidad similar. No para de girar y moverse como el torno del alfarero. Y en las sabias manos de lo Creador, el Bien y el Mal colaboran armoniosamente para generar todas las formas, todas las reformas, y todas las transformaciones.

El conflicto cósmico verdadero no es la lucha entre el Bien y el Mal como tantos creen. Ambos son dos aspectos necesarios y útiles del propio Universo. El conflicto verdadero es la oposición entre Caos y Orden.

El Orden, como venimos insistiendo, sólo puede emanar del Espíritu. No hay otro Poder capaz de ordenar todas las cosas.

El Caos es la ausencia de orden motivado por ausencia de acción del Espíritu. A nivel humano sucede cada vez que actuamos desde la simple comprensión de la mente, o desde el impulso irracional de las vísceras, sin escuchar correctamente al corazón. Es un extraño poder el de cada ser humano. Podemos manifestar tanto Orden como Caos.

Por otra parte el miedo, con toda su amplia multiplicidad de variantes, desde el terror más intenso hasta la simple inquietud (pensemos en sustos, pánicos, pesadillas, ansiedades, etc…), es simplemente la experiencia humana del Caos, cómo sentimos nosotros el Caos por dentro. (Y por cierto, el mundo del dinero es el mundo del miedo, pero de esto ya hablaremos en otro momento).

No debe confundirse este Caos verdadero con lo que la ciencia moderna llama “La Teoría del Caos”. La ciencia comienza a vislumbrar la tremenda complejidad de los procesos de interrelación que existen entre todas las cosas, pues el Todo es Uno. A dicha complejidad la está llamando “sistemas caóticos”, para diferenciarla de una imaginaria mayoría de la Naturaleza que no sería tan compleja o “caótica”.

En realidad la interrelación no es un “sistema cerrado” aislado, aparte del Universo, sino que es una propiedad importante que define al Universo entero: todo está conectado con todo, en su sentido más literal. Y la interrelación tampoco es una manifestación del Caos, sino de su opuesto, la Presencia ordenadora del Espíritu Creador. Lo que la ciencia considera “no-caótico” son simples abstracciones mentales que sólo existen en el pensamiento humano, no en la Naturaleza. Por tanto los nombres están cambiados, como ocurre con tantas otras cosas de la comprensión humana actual. Lo que la ciencia llama “caótico” es el Universo ordenado. Y el verdadero “sistema caótico”, cerrado y aparte del grandioso Universo natural, es la limitada creación humana en ausencia del Espíritu.

Volviendo al tema que tratábamos, cabe añadir que nuestra alma inmortal sabe perfectamente adonde quiere llegar cuando escoge los caminos del mundo. Y como decíamos antes, dispone para el viaje de un carro especial que es nuestro cuerpo-mente. Por tanto, hay que aceptar en paz que tenemos un carro con dos caballos y hacernos cargo de ambos.

No se puede dejar que cada caballo haga lo que quiera. Fácilmente pueden tirar en cualquier dirección, incluso cada uno en direcciones opuestas. Los caballos son energía bruta, grandes fuerzas, y por eso les damos trabajo. Pero no podemos confiar en su inteligencia, que es muy limitada. Los caballos no saben cual es el propósito del alma, ni tampoco podrían entenderlo aunque se lo contáramos pacientemente. Si les permitimos andar a su antojo, es seguro que no alcanzaremos nunca nuestro destino. Y peor aún, los caballos desbocados serán peligrosos para nosotros mismos como humanos, y también para cualquier otra persona que se cruce en nuestro camino. Sin el gobierno firme del alma, las energías materiales desatadas son Caos y puede haber personas que resulten heridas. Es el Poder y la Responsabilidad del alma conducir correctamente estas energías.

No basta pues con aceptar y amar nuestros dos caballos, blanco y negro. Además ambos deben estar debidamente disciplinados a nuestro servicio. Sólo de esta forma nos proporcionan utilidad y deleite. Hablaremos de este punto a continuación.


02.4.3 Usar correctamente la mente

Por norma, hay que saber como funcionan todas las herramientas antes de intentar usarlas. Nuestra mente es una herramienta más a nuestro servicio (tú no eres tu mente, ni lo que piensas, ni lo que sientes), y por tanto no escapa a esta norma. Hay que saber cómo funciona la mente antes de intentar usarla.

No importa los errores que hayamos cometido en el pasado, ni tampoco importa las ignorancias en que hayamos incurrido. Estamos todos llamados a hacer lo correcto. Y por tanto, siempre estamos a tiempo de evitar la repetición de los errores del pasado, y siempre estamos a tiempo de adquirir el entendimiento glorioso que derrota a la Ignorancia.

El uso correcto de la mente consiste en:

1. Subordinarla al corazón

2. Balancear las energías entre sus dos polos, el Bien y el Mal

El segundo punto consiste en afirmar lo que queremos que sea y en negar lo que queremos que no sea, simultáneamente. De esta forma trabajan ambos caballos conjuntamente, y el avance del carro es más fluido y relajado, más fácil y equilibrado.

Veamoslo mejor con un ejemplo. Si yo digo:

HAZ LO QUE SABES QUE ES CORRECTO + NO HAGAS NADA QUE SEPAS INDIGNO

Lo que estoy haciendo en la mente colectiva es:

  • Usar el caballo blanco para ajustar el dial de una energía, el dúo “correcto/incorrecto”, en su aspecto positivo “lo correcto”. De esta forma, añado fuerza (la arcilla del alfarero) al material positivo “lo correcto”, que se incrementa en consecuencia.
  • Usar el caballo negro para ajustar el dial de otra energía, el dúo “digno/indigno”, en su aspecto negativo “lo indigno”. De esta forma, quito fuerza (quito arcilla) al material negativo “lo indigno”, que disminuye en consecuencia. O dicho en su forma complementaria, la polaridad de esta energía se sitúa en su aspecto positivo “lo digno”. Esta mecánica fundamental del Universo Subyacente no sigue la lógica “normal” del mundo humano, sino la lógica del mundo de las energías. Por ello no conviene esforzarse demasiado en intentar comprenderla desde la óptica peculiar de la lógica humana. En realidad la Naturaleza nunca sigue la lógica ni el modo de pensar humano, que es un aparte en la Creación (es una joya única, valiosa, fascinante y enigmática dentro del Todo). La Naturaleza no se puede comprender bien con la lógica humana, sino que se sintoniza con ella desde el Ser. Todas las paradojas se reconcilian desde el corazón.
  • Uso ambos caballos, blanco y negro, Bien y Mal conjuntamente, para moldear la arcilla y darle así la forma que quiero. Es decir, para co-crear con todos vosotros la realidad del Mundo Espacial futuro tal como quiero que sea.
  • La mera acción de escribir estas frases ya ha grabado mis intenciones (mi “afirmación + negación”) en la mente colectiva. No es necesario que toda la Humanidad lea esto. Ni siquiera es necesario que quien que lo lea esté completamente de acuerdo con lo que escribo. Mi Acto Creador está realizado.

Ejercer este Poder Creador del que somos participes conlleva siempre alguna Responsabilidad. Un Poder verdadero no es algo que tengamos, es algo que somos. Por lo tanto nadie nos lo puede robar. La Responsabilidad no consiste en esconder el Poder a buen recaudo bajo siete llaves, sino en usarlo correctamente y en responder ante las autoridades por su utilización.

No es responsable, por ejemplo, hacer las cosas al revés (afirmar lo que debe disminuir y negar lo que debe crecer). Este despropósito no es responsable con el uso correcto de la mente. Un ejemplo de ello sería el periodista que hemos visto anteriormente en el apartado “02.3”, quien afirma una y otra vez y sin aportar matices la existencia de aquello que debe disminuir (el microchip, en el caso del ejemplo). Con las consecuencias catastróficas de liberar los caballos desbocados, más y más fortalecidos según corren sin control. Como un alud que se acelera según va cayendo cuesta abajo, al ir arrastrando más y más materia en su caída.

Por supuesto los caballos desbocados y los aludes son Caos. En este caso, provocados por un uso irresponsable de la mente colectiva debido a la Ignorancia de su funcionamiento. En otras palabras, por usar esta herramienta poderosa sin la prudencia de saber antes cómo funciona.

Una cosa es que un periodista publique un dato objetivo, más o menos contrastado, por ejemplo “ayer la bolsa de Wall Street subió medio punto”. Y otra cosa es que se publique algo (por parte de un periodista, o de cualquier otro, como un político o una empresa comercial) con una intención de influir en la opinión pública. Publicar un dato objetivo no tiene impacto creador. En cambio la intencionalidad de influir en la mente colectiva es lo que marca la diferencia, y es cuando hay que poner un cuidado exquisito en las formas del mensaje. Si sacamos al genio de la lampara, hay que tener cuidado al formular nuestros tres deseos para evitar malentendidos terribles. No importa si la intención es altruista o si es interesada para vendernos un detergente, la mecánica de la herramienta es la misma. Y en general es preferible llamar a la calma que a la histeria.

Por otra parte, a menudo nos encontraremos con que conviene usar solamente uno de los dos caballos. Es decir, sólo declararemos “Haz lo que sabes que es correcto”, o sólo declararemos “No hagas nada que sepas indigno”, sin usar el caballo compañero. En este caso nuestro balanceo de las energías requerirá de un cuidado adicional.

Pueden haber excepciones, pero como norma general, si hay que elegir uno deberemos escoger usar el caballo blanco, es decir, afirmar el Bien.

El motivo, como hemos comentado, es que la naturaleza de la mente subconsciente es simbólica, no verbal. Por tanto tiende a retener solamente la palabra principal de una frase, no todo el conjunto de palabras que se matizan las unas a las otras, como estamos acostumbrados a hacer los seres humanos.

En el ejemplo anterior, si solo usamos el caballo blanco la mente colectiva tiende a retener la palabra “correcto”, y aumentar esta idea. Y si solo usamos el caballo negro, la mente tiende a retener la palabra “indigno”, y aumentar esta idea, que es lo contrario del efecto que queremos obtener.

Somos libres de elegir lo que queramos. Pero para evitar la tendencia natural a este error, por norma general:

  • Siempre es preferible afirmar el Bien en lugar de negar el Mal.
  • Siempre es preferible mantener un pensamiento y un sentimiento positivo en cualquier situación de la Vida.
  • Siempre es preferible poner la atención en los bienes que en los males, pues donde pongamos la atención tenderá a crecer.
  • Siempre es preferible poner la atención en la Perfección presente que somos y que nos rodea, que en el Caos que vemos, provocado desde nuestro pasado por la Ignorancia humana. Esta elección condiciona la calidad del futuro que compartiremos.

Puesto que la naturaleza de la mente es simbólica, además de usar estas técnicas de declaraciones verbales se pueden obtener mejores resultados utilizando también símbolos. Por supuesto, siempre que se entienda el funcionamiento correcto de tal herramienta antes de pretender usarla. Pero esto lo veremos más adelante en esta serie de documentos, cuanto tengamos más conceptos previos debidamente entendidos y asimilados.


02.4.4 Unas palabras de despedida

Amados, son momentos difíciles y hay que ser fuertes y luchar por aquello que es correcto y justo.

La victoria no está en presentar un combate desordenado y enloquecido, sino en disciplinarse voluntariamente dentro de una estrategia global. Tal estrategia de éxito consiste en conocer nuestras propias armas (que son muchas y variadas), y en saber cuando avanzar y cuando conviene retirarse atendiendo a los tiempos (y saber retirarse en su momento adecuado no es lo mismo que una huida). No olvidemos que el enemigo verdadero que combatimos y vamos a derrotar es la Ignorancia. Nunca combatiremos contra nosotros mismos, ni contra la Creación divina, ni contra nada que forme parte de nosotros.

Ha llegado el momento de cerrar este tema. No con una despedida definitiva, sino con un cariñoso “hasta pronto compañeros”. Es tiempo para reflexionar sobre lo aprendido y para integrar toda esta información internamente.

¡Os saludo, héroes!. Vuestro esfuerzo, vuestro heroísmo de hoy, será recordado en el futuro con todo el asombro y la admiración que se merece. Vuestros actos de hoy son los mitos legendarios del mañana.

Si tuviera que elegir un tema musical para todos vosotros, sin duda escogería como Himno de la Victoria la canción “Héroe” de Il Divo. Con mi mayor agradecimiento para estos grandes artistas:

Son muy pocos que se arriesgan por Amor,

pero tú tienes la fe y eso lo es todo.

No decaigas, que vivir es aprender

y no hay nada que temer si crees en ti.


Y como un libro el corazón nos enseña que hay temor,

que hay fracasos y maldad, que hay batallas que ganar.

Y en cada página el Amor nos convierte en luchador,

y descubres lo común; no hay un héroe como tú.”

(Il Divo: “Héroe”. Tema inicial de su álbum “Ancora”, 2005)

Un fuerte abrazo en el Amor infinito,

Arturo

Arturo Rafael Seguí López. El Ágora Fractal © 2010. Liberación AHORA

35 comentarios leave one →
  1. 3 mayo 2010 6:12 AM

    Es increible tanta sabiduria en sus escritos.
    No pude “sacarle los ojos de encima” y me lo lei de un solo tiron.
    Se necesitan mas personas como Ud.,para el “despertar de la Humanidad”.

    Un abrazo cosmico.
    Jose

  2. 4 mayo 2010 2:59 AM

    Queridos Amigos y hermanos, Arturo y Freeman. Creo que sobran las palabras, pero si he de decir alguna, es simplemente ENHORABUENA.

    Al final me habéis hecho que me saltaran las lágrimas.

    Deseoso de continuar leyendo y aprendiendo las siguientes partes.

    Una vez leí en algún sitio, (no recuerdo cual) una frase que jamás se me olvidará y siempre la repito cuando tengo ocasión.

    EL CONOCIMIENTO NOS PROTEGE

    Infinitas gracias a los dos, HEROES

    Y recibid de uno que os admira, un fortísimo abrazo

  3. 4 mayo 2010 8:46 AM

    Muchas gracias a ambos. Es un placer, de verdad.

    Jorge, comprendo que se salten las lágrimas, al tener que forzar la vista para leer esto tan mal escrito. Pero ¿qué le vamos a hacer?. Es lo que hay… 😉

    Un fuerte abrazo,
    Arturo

  4. 5 mayo 2010 1:30 AM

    Así es, Arturo, esos legajos tan mal escritos solo podían publicarse en un mísero blogucho como este. Esto es lo que podemos ofrecer, no hay más…

    Jajajajaj ejjejejejejejje.

    Nuestro hermano Arturo es así de entrañable, campechano y sencillo, y con ese humor “a prueba de ego”, tan hilarante.
    Saber reirse de uno mismo y dar espacio de expresión a nuestro niño interior es algo muy saludable, que recomiendo a todo el mundo.

    Un abrazo fuerte a los tres, queridos compañeros-héroes, vuestra presencia es una bendición que agradezco de corazón.
    (CHIM-POM)
    jejejejjejee
    Freesbie

  5. Nacho permalink
    18 mayo 2010 7:58 AM

    Hola y como siempre un verdadero placer compartir con ustedes.

    Las palabras de esta sección tienen una profundidad ENORME, tanto como el corazón mismo, es increible que sean cosas tan sencillas y vivas, pero a la vez también, tan infinitamente complicadas para poder aplicarlas correctamente, y esto lo demuestra el estado de la conciencia humana actual, distraida por agentes ajenos a la creación misma que no le permiten vivir al hombre en paz ni en armonía

    Yo coincido totalmente que el hombre es bueno por naturaleza, y a todos al momento de la creación se nos concedió el gran poder de escoger entre lo bueno y lo malo, pero muchas veces se ve distorcionado debido a la ignorancia, y si le preguntásemos ¿porqué haces eso? contestaría sin titubear “porque así es”, “es que eso todo el mundo lo sabe” etc., etc., y esto en cualquier ambito de nuestras vidas, desde que la adolescente ya tiene que empezar a maquillarse o el jóven enrolarse en el servicio militar, ¿porqué? PORQUE ASI ES ¡¡, y si uno se sale de esa línea social la misma masa es la que te ridiculiza y te hace sentir extraño, es como si la masa alienada estuviera anestesiada incapacitada para poder responder o darse cuenta de que es lo que los mueve en esta vida, quienes son realmente.

    Pero lo bonito de todo esto es que nosotros podemos cambiar eso, coincido que es básico pensar en positivo, y esto implicará siempre un gran sacrificio, el que es pesimista deberá dar mucho de sí para poder cambiar ese mal hábito, y si lo logra su futuro se verá cambiado también, inclusive su mente pensará mas claramente. Pero lo anterior jamás se podrá dar si no escuchamos a nuestro corazón o a nuestro interior, ese como susurro que viene desde muy adentro, esa vos interna que nos habla todo el tiempo todos los días, a esa vos hay que hacerle caso no a lo exterior.

    El tema de los héroes es maravilloso, todos podemos ser héroes, es más todos DEBEMOS ser héroes, y no necesitamos ser perfectos… será coincidencia que poco después de leer este artículo mi esposa me invitó a ver una de sus películas favoritas, es una película francesa se llama “Amelie”, se las recomiendo mucho, la protagonista es precísamente el héroe descrito en esta sección. Y una película totalmente opuesta que describe a detalle como se influye de manera negativa en la conciencia colectiva es “Full Methal Jacket” de Stanley Kubrick también se las recomiendo.

    Les mando un abrazo y gracias Arturo de corazón por tus palabras y tu paciencia y orden al escribir

    Un abrazo

  6. 19 mayo 2010 1:32 PM

    Buenos días, querido Nacho.

    Así es. Todos somos más poderosos de lo que nos parece, y tenemos todo lo necesario para tomar las riendas de nuestras propias vidas. No hemos nacido desarmados, así que no hay motivos para sentirnos víctimas.

    Desde luego, como bien dices, no es nada fácil. Supongo que si fuera fácil, no tendría la misma gracia este singular juego de Héroes y Dioses, ¿verdad?

    Siempre es más fácil bajar una montaña que subirla. Siempre es más fácil dejar que el polvo y los trastos se acumulen en casa de cualquier manera, que esforzarnos en limpiar y poner orden. En este juego de la Vida en que participamos tenemos plena libertad de elegir entre estas cosas. Pero eso sí, hay que hacerse cargo de las consecuencias de nuestras decisiones. Las que atraemos sobre nosotros mismos y las que atraemos sobre los demás, pues todos somos Uno.

    Podemos traer orden y ascenso al mundo, o podemos elegir más caos y decadencia. Es nuestra potestad tal elección. El primer camino parece complejo, y realmente lo es: se trata de la labor de toda una vida. El otro camino parece más fácil, pero se entra fácilmente en una espiral de sufrimientos sin sentido.

    Cada cual deberá elegir libremente. Pero eso sí: elijamos todos desde el Entendimiento, no desde la Ignorancia.

    Muchas gracias por tus recomendaciones tan cinéfilas, y un fuerte abrazo,
    Arturo

  7. 17 junio 2010 3:10 PM

    Arturo, no tengo palabras para describir lo que acabo de leer, en 2 palabras, es im-presionante jejeje

    No, en serio, admiro tu capacidad de enlazar todas las cosas, de resumirlo tan bien todo y de sacar esas conclusiones tan sabias.

    El punto número 3, “Las causas del sufrimiento humano”, es simplemente genial.

    Una pregunta: Me puedes recomendar algún libro de autoayuda de imaginación y visualización creativa como comentas en el punto 2.2.2?

    Muchas gracias por compratir tu sabiduria y 10.000 abrazotes más!

  8. 17 junio 2010 8:14 PM

    Mi querida amiga Roser, cómo me alegro de verte por aquí… !!

    Lo de enlazar todas las cosas, es la técnica básica que sigue esta serie de Ágoras. Más que cosas nuevas, aquí se explican cosas que ya sabemos todos y que están a la vista. Pero son como las piezas de un puzzle, que por primera vez mostramos en su sitio correcto. Al hacerlo así todo cobra un nuevo sentido, de pronto tenemos otro entendimiento que antes no teníamos sobre nosotros y sobre el Todo.

    Este nuevo entendimiento es un regalo impagable que el Espíritu trae ahora a la Humanidad, y es precisamente lo que está divulgando este proyecto. La sabiduría nos viene a todos de una forma natural cuando empezamos a ver las cosas como son.

    Hay varios libros de autoayuda, pero me temo que no estoy al día con los que se han publicado recientemente. A mí me gusta mucho uno que publicó en España hace unos años la editorial Robin Books. Es de Jessica Macbeth, y se titula “ABRE TU MENTE. Un curso práctico de visualización creativa”:

    http://www.robinbook.com/libro/detalle/id/841

    Tal vez sea difícil de encontrar en las librerías. Se puede probar en las de segunda mano, o comprarlo por Internet (en la web de la propia editorial, o en otros sitios). Te he buscado alguna página para que lo puedas descargar gratis en formato PDF, pero no he podido encontrar nada.

    Se trata de un cursillo práctico que tiene mucha calidad, y que está escrito con un cariño y una sensibilidad que seguro te gustarán.

    Perdona que no esté al día de nada más reciente. Supongo que lo más sencillo será acercarse a alguna librería buena y ver lo que tienen. Cuando elijas recuerda guiarte por la intuición más que por la razón.

    Muchas gracias por todo, querida amiga.

    9.999 abrazotes 😉
    Arturo

  9. 17 junio 2010 9:41 PM

    ¡Muchas gracias hermanito mayor!

    Miraré a ver si encuentro el libro que me propones y sino me guiaré por mi intuicion como dices para encontrar alguno que valga la pena.

    Es un placer participar en este proyecto, me ha enganchado y mira que solo voy por el Agora 2.

    Besotes y abrazotes hermanito!

    • 20 junio 2010 12:52 PM

      Tengo en casa un ejemplar del libro, que no uso y está como nuevo. Si lo quieres es tuyo. Sólo dame por mail o por Facebook una dirección para enviártelo.

      Besos,
      Arturo

  10. 21 junio 2010 12:43 AM

    Gracias hermanito! Recuerdame que te de mi direccion. Besotes y abrazotes mil!

  11. 21 agosto 2010 6:17 AM

    AYYY BB PRECIOSO Y AMADO DE MI ALMA. SABES AL LEERTE ENCONTRE RESPUESTAS PARA MI. EL SENTIR QUE SOMOS POLARIDAD, QUE SOMOS DUALES, QUE SOMOS DOS POR IGUAL EL BIEN Y EL MAL. Y QUE NUESTRA LUCHA ES PRECISAMENTE COMO DICES TU MANEJAR EL DIAL DE LAS MANECILLAS DEL RELOG HACIA EL PUNTO MEDIO ARRIBA Y NO HACIA ABAJO. Y AL LEER TU MENSAJE VERDADERAMENTE ME SENTI HEROE. HEROE POR MI LUCHA INCANSABLE DE VENCER EL MAL EN LOS PENSAMIENTOS QUE ME LLEGAN A LA MENTE CUANDO LOS DEMAS ME TRATAN FUERA DE MI CONTEXTO Y LO CREO COMO INJUSTICIAS CONTRA MI YO PERSONAL. AL LEERTE PUDE ACEPTAR ESE LADO NEGATIVO, ESA OSCURIDAD, ESE MAL QUE HAY EN MI CONTRAPUNTEANDO EL BIEN QUE HAY EN MI CONTRA ESE MAL. PERO ENTENDI QUE CADA VEZ QUE LOGRO TRANSCENDER EN MIS ACTOS LLEVADOS POR LA OSCURIDAD QUE EXISTE EN MI SOY UN HEROE Y NO HEROE DE PELICULA SINO HEROE DE LA VIDA REAL EN LA CUAL EXISTO EN ESTOS MOMENTOS. ME ENSEÑASTE A HACEPTAR LA PARTE OSCURA QUE HAY EN MI PARA PODER AVANZAR EN LA LUZ QUE QUIERO PERMANECER Y QUE POR MIS ERRORES COMETIDOS NO HE PODIDO AVANZAR EN LA RAPIDEZ QUE HUBIESE QUERIDO HACER. Y AL LEERTE ACEPTE QUE ASI COMO AMO PARA DAR MI VIDA POR EL OTRO TAMBIEN SE ODIAR COMO PARA PODER QUITAR LA VIDA DEL OTRO DANDO DESAMOR EN VEZ DEL AMOR QUE ES LA ESENCIA DE LA VIDA, LA ESENCIA DE MI PADRE MADRE CELESTIAL Y DE TODO CUANTO EL NOS REGALO PARA VIVIR EN ARMONIA CON EL UNIVERSO DESDE ANTES DE NACER A ESTE MUNDO. SIENTO QUE LA ESENCIA ES EL AMOR Y QUE DEBO CONTINUAR GIRANDO LAS MANECILLAS DE MI RELOG HACIA EL BIEN, HACIA EL AMOR. TE AMO. GRACIAS POR TU COMPARTIR PARA MI Y PARA TODOS.

  12. 21 agosto 2010 8:46 PM

    Muchas gracias, Beatriz.

    Es importante entender que no debemos combatir el mal. Forma parte de nuestro cuerpo, de nuestros sentimientos, de nuestros pensamientos, y del Universo entero. Pretender erradicarlo es tan inútil y agotador como querer vaciar el océano con una cuchara sopera.

    Tampoco debes ajustar tus diales al bien. Lo que hay que hacer es subordinar todos los diales al Espíritu. Hay que mantener la mente en paz y confianza, para que sea tu Ser quien gobierne y ajuste el polo de todas las energías. Así, todas las formas se crean y se destruyen en armonía, dentro del Orden superior del Espíritu.

    Más allá del bien y del mal está el Amor que eres realmente, lo que hay en ti de divino, de esencial, sutil, eterno e inmortal. Debes permitir que tu alma gobierne tu cuerpo, tu mente, y tu vida entera.

    Un gran abrazo, querida amiga
    Arturo

  13. Wallie ...del bosquecillo permalink
    16 septiembre 2010 4:24 AM

    Queridos agoreros!

    Muchísimas gracias por compartir este esfuerzo de amor y síntesis de las enseñanzas a disposición de la olvidadiza humanidad en la que me incluyo jejejej!

    Al leer estos maravillosos párrafos que nos vienen a recordar que además de integrar la mente en el corazón hemos de ser algo menos “budas perezosos” y darle un poquito más a la práctica del manejo equino!, no puedo sino compartiros una tremenda experiencia que vino a aclararme algunos de los puntos descritos por Arturo.

    Un día allá por el año 2000, año de mi despertar espiritual por así llamarlo (llevaban años llamándome pero la sordera es una vieja amiga jejeje), algo hizo que mis ojos se posaran sobre una marquesina, de esas de las paradas de autobús. No entendí bien porque mis ojos se quedaron clavados ante la marquesina, quizás queriéndome decir que prestara atención.

    Horas después, en un periódico, vi un anuncio de un producto en el que usaron una marquesina rompiéndose sobre una persona, aplastándola. No recuerdo el mensaje del anuncio, pero sentí que había un hilo conductor entre la visión de la marquesina por la mañana y aquel anuncio.

    Al caer la noche y encender el televisor (una práctica que abandoné hace años jejej) una noticia me esperaba:

    Un señor había muerto aquel día aplastado por el desplome de una marquesina…

    Aquello francamente, me dejó pensando mucho….

    Un abrazo!

    • 16 septiembre 2010 4:45 PM

      Querida Wallie,

      Muchas gracias por tu amable atención a este ágora, y también por la tremenda experiencia que compartes con todos. Es un buen ejemplo de lo que el famoso psicoanalista Carl Gustav Jung denominó “sincronías”. Se trata de sucesos aparentemente inconexos entre sí, pero que son demasiado significativos como para poder considerarlos meras casualidades. Tales acontecimientos están, pues, relacionados los unos con los otros. Pero guardan un tipo de relación que no somos capaces de describir (no es una relación tipo “causa-efecto”, ni ninguna otra conocida).

      En general conviene prestar mucha atención a las sincronías, pues es una de las maneras que usa la Vida para llamar la atención de nuestro entendimiento hacia algo.

      Aprovechando tu comentario, quisiera también aclarar que los participantes en el proyecto Ágora Fractal somos “AGORISTAS”, no “agoreros”.

      El término “agorero” proviene de los “agüeros”, que eran los métodos de adivinación en la antigua Roma basados en estudiar el movimiento de las aves y las entrañas de ciertos animales sacrificados para tal fin. El “agorero” era el portavoz de los resultados de tal acto de adivinación.

      Lo que ocurre es que, como los pájaros solían ser de “mal agüero”, las noticias que portaban los agoreros tendían a ser siempre pésimas. Así que con el uso y el tiempo, el agorero se convirtió en aquel que nos viene con malas noticias. Es decir, prácticamente un sinónimo de “gafe” o “cenizo”.

      Esos agoreros cenizos no tienen nada que ver con los “AGORISTAS”, que somos las personas que con una actitud positiva colaboramos en el proyecto Ágora Fractal por el bien común. Como sabemos, el término “Ágora” designa la plaza pública de las antiguas ciudades griegas, donde tenían lugar los intercambios sociales y políticos de la ciudadanía. Y por cierto, otro término también relacionado es “Agoreo”, que es uno de los epítetos del dios Hermes, y viene a significar “el Protector del Ágora”.

      Muchas gracias por todo, querida Wallie. Es memorable la imagen mental del buda activista, esforzado en sus manejos equinos, jajajaja

      Un gran abrazo
      Arturo

    • 20 septiembre 2010 3:07 AM

      Los agoristas somos algo así como las coristas del Gran Teatro Espiritual. Ayyy, jejejejejee. Abrazotes hermanito.

    • 20 septiembre 2010 2:57 AM

      Bienvenida Wallie a esta sala de altas vibraciones. Lo del manejo equino me encantó, jejejejeje, y me recuerda a otros manejos y monturas, jajajjaa jejejjee.

      Lo de la marquesina fue muy fuerte. Pero lo más fuerte es que hubo testigos que aseguraron haberte visto empujando la marquesina, ayyyyyy, jejejejjee jajajajaaa. Que maloteeeeeeee, estoy hecho un sátiro.

      Abrazo!
      Freeman

  14. Wallie del bosquecillo permalink
    22 septiembre 2010 2:12 AM

    jajaja qué pájaro eres Freeman! casi te llamaré agorero por eso de vaticinar que fui la responsable del descalabro aquel!…

    Arturo, tomo nota de tu cariñosa corrección…

    Bendiciones a los dos!
    Wallie

  15. 5 octubre 2010 5:56 AM

    Mi estimado Sr. Segui:
    Me permito felicitarlo por esta iniciativa valiente, de intentar transmitir el mensaje con la mayor fidelidad posible, ya había leído su modo y estilo, hace ya un par de años, no recuerdo el tópico especifico, pero si se el lugar: el portal de astrofisica, ciencia y otras cosillas a las que he tenido acceso,(otros son fríos lugares de datos científicos y solo eso) son sus voces que plasmadas en texto, me han acompañado en la elección de la pastilla, ya roja, ya azul, cada vez que la vida me pone ante tal situación, que dicho sea de paso: ¿Acaso no es : el tiempo., ese que nos toca compartir; otra cosa que una sucesión de elecciones entre rojas y azules , aderezada de vida , en el transcurso de la misma? Ustedes en el ¨supuesto¨ viejo continente¨, nosotros en ¨la joven¨ América (otro supuesto que habrá de caer), escuchando su pensamientos y elecciones que cruzan la mar océano, venciendo las barreras naturales y las impuestas, rebosa de frescura sin dejar de lado el análisis de la cuestión y poniéndole, sobre todo corazón. Le comento en este sentido, pues por la mañana después de terminar la lectura, decidí compartir con algunos conocidos el ¨Agora Fractal¨, para solo comprobar como la gran mayoría de los que creemos hablar de unidad, seguimos atascados en el dogma, empantanados en el sistema cristiano, musulmán y/o de cualquier otra denominación institucional. Entender el mensaje de Jesús Maestro es casi imposible desde dentro, es por eso que le repito !felicidades y bendiciones! Por tan valiente iniciativa, que finalmente comparo con la obra musical de Fredye Mercury, comparten el modo alternativo de transmitir el ¨mensaje¨ a lo largo y ancho de su discurso, bueno; él con la necesidad de encriptar y Usted con el lenguaje llano y claro, sencillo para quien aun no es un iniciado en las artes conspiarnoicas, !enhorabuena!
    Y, eso de blogucho, mi queridisimo Freeman es falsa modestia, se nota el orgullo por el trabajo realizado, ¨por sus frutos les conoceréis ¨. Lo único que realmente lamento, es la distancia física que me impide estrechar las manos de tan fértiles cerebros! Seguid, Segui …
    Paz.

    • 6 octubre 2010 12:02 AM

      Muchas gracias de todo corazón por todos estos comentarios tan sumamente amables.

      Ciertamente la vida está llena de decisiones cotidianas, unas de mayor alcance que otras. A veces algunas que nos parecieron intrascendentes en su momento, han resultado estar repletas de sentido al contemplarlas con la perspectiva que nos da el tiempo. Por ello es aconsejable estar bien informados de la actualidad en que vivimos, y sobre todo es importante acostumbrarnos a escuchar continuamente nuestra sabiduría interior.

      En cuanto a las personas que practican alguna religión, quisiera comentar que no me considero cualificado para enjuiciar nada. Me limito a respetar con humildad, y a intentar aprender, todas sus sabidurías. Sinceramente creo que hay una infinidad de vías que nos acercan a la divinidad, tantos caminos como hombres hay en el mundo. Cada persona debe andar el suyo propio. Y sin duda las religiones tienen mucho que ofrecernos para ese viaje.

      Los fundamentos en que se basan las religiones se pueden conciliar entre sí poniendo un poco de buena voluntad. Es momento de centrarnos en aquello que nos une, que es mucho y fundamental. No me parecen tan importantes las pequeñas diferencias.

      En mi modesta opinión, y sin ánimo de molestar a nadie, me parece maravilloso si una religión nos acerca más a Dios, si trae felicidad y plenitud a nuestras vidas, y si nos facilita servir a los demás con éxito. En cambio, me parece un despropósito trágico cualquier doctrina mal entendida que nos aleje de la Voluntad divina, o que nos vuelva desgraciados, o que se utilice como excusa para causar sufrimientos a nuestros hermanos.

      La divinidad es tan grandiosa, que innumerables caminos conducen hacia ella.

      Muchas gracias por todo. Ah, por cierto: también me gusta mucho Freddie Mercury.
      Un gran abrazo,
      Arturo

  16. 6 octubre 2010 12:58 AM

    Querido amigo y hermano Unfearly, no hay distancia física que logre evitar la conexión y el abrazo de todas nuestras almas, las que compartimos de corazón esta labor de servicio a la sociedad. Como bien ya intuye y en el fondo sabe, somos Uno.
    Muchas gracias por el calor, luz y amabilidad en sus comentarios; de igual modo quiero yo felicitarle sinceramente por estar manteniendo, allá en México, bien alta la antorcha de la luz, la consciencia y la fraternidad universal.

    Un gran abrazo, Paz y bendiciones,
    Freeman

    PD: a mí también me gusta mucho Queen/Freddie Mercury, jejejeje, empezando por Bohemian Rhapsody (obra maestra) y otras grandes obras maestras que le siguieron después.

    A vuestra salud, amigos.

  17. 8 octubre 2010 7:07 AM

    Gracias mil por brindar, con tan exquisito licor, a nuestra salud !va! Y con su permiso:
    creo que me voy a “empinar” otra, haber sin no me pongo “beodo” Ja,Ja,Ja!
    Un abrazo y bendiciones para vosotros.

  18. Luisa permalink
    9 octubre 2010 10:30 AM

    Estimados Freeman y Arturo: Vine a “caer” en vuestro blog buscando la fuente de un artículo que recibí por correo electrónico, enviado por un amigo que a su vez lo recibió de otro, sin que ninguno mencionara su procedencia. Se trataba del “¿Qué pasa si…?” Me encantó, y mi impulso inmediato fue “pasarlo”, pero quise antes verificar su autenticidad, quiero decir, saber si no habían sido trocados sus términos originales, o si no habían sido adaptados de alguna manera. Porque ante todo respeto las opiniones ajenas, y además amo el lenguaje y este nuestro idioma, y conozco la importancia del valor de las palabras, y cuánto puede cambiar el sentido de una frase el empleo de una u otra palabra. Total que encontré vuestro blog, y no me alcanzaban los ojos para ver todo el material que tienen en él, y desesperada por la escasez de mi tiempo para leer, traté de pasar rápidamente los ojos por los títulos, y me detuve en esta Ágora, llamada mi atención por El Héroe y el Mal.
    Sólo quiero decirles que estoy fascinada por la maravillosa claridad en la explicación de los conceptos. Porque admiro en otras personas su capacidad para expresarse con las palabras más adecuadas al entendimiento de todos, de manera que hasta al más despistado le quede claro lo que quisieron decirle.
    Este blog es para mí todo un descubrimiento, una magnífica fuente de información y de conocimiento. Me conmueve y me causa admiración vuestro entendimiento y claridad, tanto como me conmueve un trabajo bien hecho, bien llevado a término, y este blog y todo su contenido me parecen “redonditos”.
    MUCHAS GRACIAS por vuestro trabajo, por vuestro tiempo, y sobre todo por vuestro corazón, pues ya en la intención de informar y formar se siente el Amor por los demás, único Camino, pese a las diversidades que pueda haber, para la realización de nuestro SER, hermanos todos, hechos de una misma Esencia.
    Me gustaría , al ir leyendo los diferentes temas, poder compartirlos con más personas. Y una vez que, al final del artículo, está puesta la posibilidad de hacerlo, me sentiré debidamente autorizada 🙂
    Con admiración y respeto y agradecimiento, vaya para vosotros un abrazo fraterno, de parte de una abuela uruguaya.
    Luisa.

    • 10 octubre 2010 4:22 AM

      Querida Luisa, muchísimas gracias por expresarnos tu apoyo y tu cariño en la entusiasta manera que lo haces, esto es sin duda estimulante para nosotros, nos inspira para seguir superándonos y mantenernos firmes en este servicio. A Arturo ya le dijeron en alguna ocasión que su escritura es adictiva, jejejee, porque tiene la virtud de atrapar tu atención por lo clara, profunda y amena que es. Esto, junto a su rica experiencia vital, le permite ofrecernos un regalo de consciencia y luz, como son los Documentos del Ágora Fractal, con los que nos bendice a todos, y a este humilde blog.
      Por cierto, la calidad humana y literaria de las abuelas urugayas… es muy alta! jejejejejee. Me agradó mucho leerte, Luisa, se nota la riqueza interior de tu alma, a través de tus palabras.

      Un abrazo grande y muchas bendiciones,
      Freeman

    • 10 octubre 2010 9:53 PM

      Querida Luisa,

      Muchas gracias por dedicar tu valioso tiempo a este proyecto y a escribirnos tu amable nota. Por cierto, la he re-leído varias veces con sumo placer. Lo cuentas todo de una manera tan vivida, que no cuesta nada imaginarte saltando de artículo en artículo hasta acabar en éste. Como ya sabes en tu corazón, este encuentro mágico no tiene nada de casualidad.

      Veo que tenemos una gran proximidad en varios aspectos: en los temas que tocamos, en apreciar la calidad, en la precisión en el empleo del lenguaje, en el Amor incondicional, etc… Nosotros no le solemos conceder demasiada importancia a nuestras creaciones del pasado (más bien, nos reímos de nosotros mismos). Pero te agradezco de todo corazón tantas buenas palabras que has tenido para estos humildes servidores.

      Creo que te divertirán muchas de las entradas publicadas en el Blog cuando sigas leyéndolo. Y por favor, adelante: disfruta compartiendo todo lo que tú sientas conveniente, en las formas en que te parezca más adecuado. Sin duda harás mucho bien a muchas personas con esas acciones tan sencillas.

      Te envío un gran abrazo de un papá español (sí, la Vida me ha bendecido con dos hijitas preciosas. El Amor a ellas ha evitado que me diera por vencido en los momentos más difíciles).

      Besos !!!
      Arturo

  19. 12 enero 2011 6:01 PM

    Si este es uno de tus peores artículos, los menos malos deben ser la leche. 😄
    ¡Qué labia que tienes! (no sé si para la escritura se puede usar esta expresión.)
    ¿Has pensado en juntar todas las ágoras y escribir un libro o dar conferencias?

    Ahora voy a “atracarme” los otros ágoras.

    Gracias,
    Juanjo

    • 12 enero 2011 9:43 PM

      Jajaja Muchas gracias, querido Juanjo. “I Love Ya” (que en inglés se lee “Hay Labia”).

      Lo del libro es una posibilidad que podemos estudiar en el futuro. Si es que aparece un editor lo bastante loco como para querer publicar algo así, claro. La contraportada del libro debería incluir una nota del tipo: “Usted no necesita comprar este libro; puede descargarlo gratuitamente desde esta dirección de Internet: http://…”. Supongo que al pobre editor le dará un síncope cuando le presentemos una línea comercial tan innovadora, jajaja.

      Otra línea de futuro podría ser publicar también el material en formato audiovisual. Hay personas que tienen dificultades para leer y entender textos largos, por mucho que intentemos usar un lenguaje sencillo. Sin duda los vídeos basados en “El Ágora Fractal” recibirían miles de visitas si se cargan en servidores populares como YouTube o Vimeo.

      Un gran abrazo, querido Juanjo. Y mucha suerte con los siguientes ágoras.
      Arturo

  20. bertha permalink
    23 abril 2011 6:48 PM

    Me ha costado decidirme a dejar mi comentario. Bueno, bueno…¡Super bueno¡ ergo buenísimo. Empiezo por el final porque aprietan las emociones y las libero. Felicidades, gracias, ánimo, familia, qué sé yo. Me ha superado todo lo contenido – y leído – con humildhasta ahora. Lo llamaré mi blogisimo y mira que una recorre las webs…. con humildad y hambre de conocer, SABER. Arturo me has dado una lección, ignoro si eres periodista como yo, de cómo tratar la información con Responsabilidad. Precisamente acabo de escribir sobre los microchips y el “afán” que se muestra por parte de la clase política en que nos habituemos a su uso. Desde tarjetas de transporte público hasta los Iphones4 (por pone ejemplos). No lo he hecho con ganas (conscientemente) de alarmar sino de que la gente sepa que se acaba de aprobar en la UE con poco respaldo de los usuarios. Por azar, por casualidad, por mi necesidad – ya lo voy a analizar con tiempo- me dedico a los temas de Consumo pero por libre. Es decir, desde una organizacion no gubernamental de defensa de las personas como consumidoras. Por tanto, no constreñida a consignas de hacer o escribir lo políticamente correcto. Pero aún y con todo ¡ que cuidado deberé poner¡ Arturo o como quiera que sea tu NOMBRE real, eres un artista enseñando de forma tan sencilla pero didáctica. ¿Sabes? Antes de irrumpir como elefante en cacharrería en el Blog, me he tomado el respeto hacia sus autores de leer todo lo posible para después participar. Voy a huir de halagos o literatura bella, pero sencillamente genial define para mí el blog y sus autores. Freeman llegué a ti a través del blog de otro amigo tuyo que tambien ha participado en este tu proyecto y de Arturo. Casualidad? Qué más da. Una gozada aunque creía que con 61 tacos pocas cosas me sorprenderían ya. Tonta de mi. No sigo este comentario porque me quedo si me dejaís. Ya tendré más oportunidades.
    Sentid mi abrazo como el de una abuela amorosa, amorosa y tierna, mis queridos Niños sabios. Namasté

    • 25 abril 2011 1:46 AM

      Hola Bertha, un placer y una alegría leer tu comentario entusiasta, tan amable y cariñosa. Bievenida a este rinconcito cálido e iluminado de la internet. Estás en tu casa. Muchas gracias en nombre de todo el equipo de Liberación Ahora. Arturo de momento está ocupándose de asuntos personales que requieren toda su atención, pero estoy seguro de que cuando lea tu comentario se va a sentir muy contento, al sentir una vez más que estos textos, tan amorosa y cuidadosamente elaborados, cumplen la función para la que fueron escritros.
      Tus 61 años, por otra parte, son realmente saludables y lúcidos, y en verdad, el tiempo no existe.

      Un abrazo grande,
      Namasté.

  21. Maria Medina permalink
    9 febrero 2015 12:22 AM

    En hora buena, llega a mis manos estos escritos cuando sentía que necesitaba avanzar un poco mas. felicidades y gracias por compartir ese conocimiento tan maravilloso. Muchas cosas tengo que interiorizar en mi, pero que bueno cuando se siente la necesidad de entrar muy adentro e ir desvelando lo que realmente somos.

    • 9 febrero 2015 12:31 AM

      Bienvenida María, que disfrutes de esta herramienta y pueda serte de utilidad e inspiración, pues para eso vino a través de Arturo, que puso tanto esmero y cariño para brindárnosla.
      Sí, desvelar lo que realmente somos, ahí está el más alto y provechoso propósito.
      Una pista: la Vida es una…

    • Maria Medina permalink
      12 febrero 2015 12:10 AM

      Saludos, recordaba que hace unos días atrás me dirigía en mi automóvil algo cargada por los acontecimientos que veo atreves de los medios de comunicación y un hondo sentimiento como una suplica salio de mi y dije lo siguiente; “Dios no deseo seguir viviendo mas en esta dimensión donde el ser humano no solo atenta contra con otras especies sino contra la suya misma, llévame y cuando deba regresar por favor quiero nacer en otra aunque en ella sea la mas atrasada, estoy dispuesta a mantener mente abierta y aprender.” Hoy me río a carcajada porque en esa misma semana di con este lugar y al leer este segundo Agora pude entender ese principio de la complementación del bien y el mal. Dicen que la ignorancia es atrevida…. Nunca lo había entendido así como lo explica Arthuro. Hace algún tiempo vengo leyendo libros como; El Poder del Ahora, Una Nueva tierra de Echart Tolle y de otros autores que corren en esa linea y realmente me han sido de mucha ayuda, mas hacia unos meses que sentía la necesidad continuar abriendo mas mi entendimiento y conocimiento de todo esto,realmente esta siendo de mucha bendición. La sencillez con la que se explican los temas me ayuda mucho. Nuevamente le agradezco por mantener este espacio abierto esta es la maravilla de la Internet que aun en una larga distancia nos podemos comunicar y ayudarnos a crecer.
      Bendiciones a todos. y un gran abrazo fraternal.

    • 14 febrero 2015 12:28 AM

      Gracias por compartirlo, es muy grato cuando se puede brindar algo útil y se producen estos intercambios enriquecedores.
      Abrazo y bendiciones.

Trackbacks

  1. ¡INDIGNAOS, COÑO! Dos magníficos ancianos dan una lección de integridad a millones de jóvenes y adultos alienados « Liberación AHORA

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: