Saltar al contenido.

De la Medicina Tradicional China a la Medicina Energética

14 febrero 2010

http://paulgoodchild.net/blog/wp-content/uploads/2009/09/yin_yang.jpg

DE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA A LA MEDICINA ENERGÉTICA


Mientras no se derriben los falsos clichés existentes sobre la Medicina Tradicional China los médicos occidentales no asumirán que está científicamente fundamentada y su eficacia clínicamente probada. Pero cuando eso se sepa de forma masiva, éstos conozcan bien su enorme capacidad preventiva y curativa y, además, asuman la ventaja de que carece de los efectos iatrogénicos de los fármacos sintéticos empezará a practicarse por buena parte de ellos. Así lo asevera al menos el doctor Antonio Carlos Nogueira quien sin embargo se muestra escéptico con las posibilidades de los cada vez más numerosos dispositivos bioenergéticos informatizados de diagnóstico y tratamiento que existen hoy debido a la irregularidad de sus resultados y a que obvian la Regulación Energética que según él sólo un profesional de la salud -y no una máquina- puede realizar con eficacia.

Antonio Carlos Nogueira -miembro de nuestro Consejo Asesor- se formó como médico en la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana y es en la actualidad director en España del Centro de Enseñanza de la Medicina Tradicional China (CEMETC). Diplomado en Acupuntura por el Instituto de Estudios Avanzados de Beijing (China), ex catedrático de Medicina Tradicional y máster en Salud Natural es asimismo miembro de la Academia de las Ciencias de Roma, de la Asociación Latinoamericana de Acupuntura y Moxibustión, de la Sociedad Internacional de Acupuntura, de la Unión Europea de Escuelas de Acupuntura y fundador de la Asociación Mundial de Médicos Acupuntores. Ex Delegado en España de la World Federation of Acupuncture-moxibustion Societies -adscrita a la Organización Mundial de la Salud (OMS)- es igualmente presidente honorífico de la Asociación Científica de Titulados Universitarios en Ciencias de la Salud. Cabe añadir que es autor de varias publicaciones entre las que destaca Acupuntura Bioenergética y Moxibustión (Ediciones CEMETC), obra de casi 3.000 páginas publicada en tres tomos con la que ha intentado explicar a sus colegas occidentales, acostumbrados a dar validez sólo a lo que puede medirse, pesarse y estudiarse con el método científico, que también es así en el caso de esta milenaria disciplina oriental.
Nogueira tiene claro que el principal problema que ha tenido la Medicina Tradicional China para su pleno reconocimiento en Occidente es el lenguaje que utiliza y el hecho de que además de una base científica tiene una base filosófica cuyos conceptos tampoco se entienden bien. “El conocimiento es un TAO –nos diría Nogueira usando un término que se puede traducir como camino, vía, método o dirección- compuesto de yang (ciencia) y yin (filosofía). Y es que no puede haber ciencia sin filosofía ni filosofía sin ciencia. Bueno, pues en medicina es igualmente así y se trata de un problema porque en este ámbito concreto en Occidente predomina la ciencia y en Oriente la filosofía”.
De ahí que para él entender que la Medicina Tradicional China es en realidad una Medicina Energética -en el más estricto sentido científico de la expresión- sea el primer paso para empezar a superar el actual rechazo irracional que provoca fruto de la tendencia de la medicina occidental a pensar que la tradición debe quedar restringida a los libros de historia. Y en este sentido habrá que recordar que no es la primera vez que mirar hacia atrás permite avanzar hacia adelante. De hecho durante siglos Occidente y su ciencia vivieron asentados en una cosmogonía basada en conceptos científicos que ya habían sido superados miles de años atrás en Oriente. La teoría de la Tierra como centro del universo perduró hasta Copérnico que fue quien en el siglo XVI cambió el concepto aunque fuera para sustituirlo por el Sol como centro del mismo. Cuando miles de años antes estelas sumerias ya reflejaban -con un inexplicable conocimiento astronómico- cómo eran los planetas los que se movían alrededor del Sol. Y sólo cuando volvió a recorrerse el camino perdido que los sumerios y otros muchos pueblos de la antigüedad ya conocían nuestra ciencia volvió a avanzar. Bien, pues puede que hoy estemos en el mismo punto en lo que a la Medicina se refiere y para progresar sea necesario pararse y mirar hacia atrás con una nueva visión.
Y es que la Bioenergética sitúa hoy en el ámbito de la energía la causa real de todos los procesos bioquímicos, incluidos los que tienen lugar en el interior del ser humano. “Pretenden convencernos de que nosotros somos el resultado de meros procesos bioquímicos cuando no es así –afirma con rotundidad Nogueira-. La verdad es que no se produce un enlace si no hay energía. No hay química sin energía. Es la energía la que induce el enlace, la que produce la química. Hoy día los físicos ya no dicen que la molécula de agua es el resultado de la unión de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Hoy definen la molécula de agua como 0’2 electrón-voltio, la energía necesaria para conseguir el enlace, el tropismo electromagnético. Si el nivel de energía es menor o mayor no se produce el enlace (es lo que se llama el todo o nada en Física Cuántica). Por tanto si la energía está armonizada las reacciones bioquímicas consecuentes serán las adecuadas pero si está desarmonizada estarán alteradas”.
En suma, a partir de esta realidad se abre una nueva manera de contemplar la salud y la enfermedad que hoy se va abriendo paso poco a poco entre nuestros médicos más jóvenes.

UNIVERSIDAD DE SANTIAGO
Hace ahora 12 años empezó a impartirse en la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela –el curso tenía una duración de dos años- el Primer Master de Medicina Natural y Comunitaria. Sus organizadores pretendían con él dar a conocer a los futuros médicos otras formas de abordar los problemas de salud. Y para impartir los cursos de Acupuntura se contrató a un prestigioso maestro chino que con su mejor voluntad pretendió explicar a los sanitarios que se apuntaron a él las bases de la Medicina Tradicional China: la Ley Yin-Yang, la Ley de los 5 Movimientos (madera, fuego, etc.), la existencia de  chakras, nadis y meridianos en el cuerpo, etc. La respuesta de los alumnos no se hizo esperar: comenzaron a marcharse en el primer receso. No entendían absolutamente nada de lo que allí se estaba diciendo. Así que ante lo acaecido uno de los coordinadores del curso, el doctor Fernando Pinto, que había sido alumno de Antonio Carlos Nogueira en los cursos de Acupuntura de CEMETC en Galicia, propuso a éste que se hiciera cargo de las clases en sustitución del maestro chino. Nogueira aceptaría pero reiniciaría las clases enfocando la enseñanza desde la Bioenergética tendiendo así puentes que permitieran interpretar primero e integrar después las aparentes diferencias -la mayor parte de ellas simplemente semánticas- entre ambas medicinas.
Las encuestas de valoración realizadas entre los asistentes una vez terminado el master –recuerda Nogueira- premiaron a la Acupuntura Bioenergética con la más alta valoración. El alumnado captó rápidamente que esa estructura holística o integrativa era un auténtico cuerpo doctrinal que permitía explicar el funcionamiento de la mayor parte de las medicinas no convencionales, especialmente de la Homeopatía, la Osteopatía, la Terapia Sacro-Craneal, las técnicas manuales y terapias como la Cromoterapia, la Musicoterapia, la Aromaterapia y otras”.
De hecho el éxito fue tal que las autoridades académicas se plantearon impartir esas mismas enseñanzas a los estudiantes de 5º de Medicina. Y para sorpresa de algunos miembros del equipo docente pronto se comprobó que lejos de recibir rechazo la Acupuntura Bioenergética suscitó gran interés entre el alumnado. Los alumnos, de alguna manera, intuyeron que quizás pudieran reducirse drásticamente los diagnósticos idiopáticos –es decir, de origen desconocido- a través del estudio bioenergético del ser humano. A partir de ese momento se crearon en la Universidad de Santiago de Compostela postgrados en Acupuntura Bioenergética y Moxibustión que permiten a los nuevos médicos iniciarse en el mundo de la energías biológicas.
Nogueira está convencido de que formar médicos en Bioenergética permitirá que el día de mañana éstos sean responsables de equipos interdisciplinarios en los que haya acupuntores, homeópatas y naturópatas, algo que redundará en una mejoría de la atención primaria y permitirá reducir los disparatados costes actuales de la Sanidad Pública.

Enlace al resto del artículo: Discovery DSalud

_____________

¿Utopías? ¡NO! Derechos Fundamentales INELUDIBLES

DESIGUALDAD EXTREMA SIN TAPUJOS. El abismo entre ricos y pobres como fiel reflejo de un sistema mundial psicópata y decadente

LIBERTAD INFORMATIVA AMENAZADA EN INTERNET. Infowars.com y PrisonPlanet.com censurados en varios paises

Acción social por el cambio a un paradigma más humano y armónico

OTRO REALIDAD ES POSIBLE, SÚMATE A LA VISIÓN: ¿QUÉ PASA SI…?

DESOBEDIENCIA CIVIL: infórmate y prepárate

Encuesta de Liberación AHORA: más CONSCIENCIA, más DIFUSIÓN

BASTA


About these ads
8 comentarios leave one →
  1. 28 marzo 2011 5:46 AM

    Una pregunta hace unos dias fui a ver a alguien de medicina china… Me dijo que la energia no fluia bien y hizo segun una prueba energetica… Yq eu se puso sagre oscura… y asi pero como que no crei todo por eso te pregunto si es cierto eres el experto..

    • 29 marzo 2011 1:34 AM

      Mi opinión a título personal -sin ser experto en la materia- es que la medicina energética (la China es una de ellas) y sus principios están muy ampliamente documentados y contrastados desde hace tanto como milenios. Esto te lo digo a partir de mi bagaje cultural y experimental, y desde mi propio discernimiento. Otra cosa muy distinta es la cualificación y competencia de cada terapeuta. Y aquí, como en cualquier otro trabajo o profesión (mismamente en la medicina convencional), siempre puede haber deficiencias o fraude. Como no conozco a tu terapeuta ni conozco ese tipo de pruebas, no puedo opinar en tu caso particular. Entonces, lo mejor siempre es tener buenas referencias o conocimiento de la persona que nos va a tratar.
      En cualquier caso, la medicina energética-vibracional será sin duda impartida en todas las universidades serias y decentes, a no mucho tardar. Es inevitable. Para eso, la corrupción del sistema sanitario actual ha de ser completamente destapada y removida. Saludos.

Trackbacks

  1. SALUD HOY: ¿nuestra, o de la industria? Análisis y visión alternativa del “copago” y la dependencia de fármacos « Liberación AHORA
  2. SALUD HOY: ¿nuestra, o de la industria? | La Caja de Pandora
  3. “El Vacío es lo que nos conecta a todos”. Entrevista a NASSIM HARAMEIN. Por Alish y Suzanne Powell « Liberación AHORA
  4. “POSTHUMANIDAD – Inteligencia Luz”. Con Luis Frutos, científico y divulgador « Liberación AHORA
  5. La Madre Nikolassa (17) | Liberación AHORA
  6. LA ENERGIA SIGUE AL PENSAMIENTO – Entrevista a Marta Puig, por Alish | Liberación AHORA

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.118 seguidores

%d personas les gusta esto: