Skip to content

Los 10 mayores mitos sobre la Marihuana, desmentidos por la ciencia. Paul Armentano

24 julio 2014
740_doctorsPushDrugs_esp¿Una planta eficaz y accesible? Adivina a qué industria le interesa mantener los mitos sobre el cannabis

Los 10 mayores mitos sobre la Marihuana… desmentidos por la ciencia

por Paul Armentano
13 Mayo 2014

del Sitio Web Alternet

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles

Paul Armentano es el subdirector de NORML (National Organization for the Reform of Marijuana Laws) y co-autor de Marijuana Is Safer: So Why Are We Driving People to Drink (Chelsea Green, 2009).

Por cualquier análisis objetivo, el cannabis y los cannabinoides superan los estándares actuales de la FDA para la medicina.

Los oponentes del cannabis medicinal son aficionados a promover muchos mitos y conceptos erróneos sobre la hierba.

Estos son los hechos.

 

1 – El Cannabis medicinal es demasiado peligroso para recomendar como medicina

La planta del cannabis y sus componentes biológicamente activos, conocidos como cannabinoides, poseen un impresionante perfil de seguridad en comparación con otros agentes terapéuticos convencionales.

De acuerdo con la Academia Nacional de Ciencias, el Instituto de Medicina, la marihuana posee un riesgo de dependencia prevista de menos del diez por ciento. (Otros han reconocido que el verdadero potencial de dependencia de la marihuana es probablemente aún más bajo.)

Este porcentaje es aproximadamente el mismo que los fármacos ansiolíticos como Xanax y Valium y mucho más bajos que el de muchos otros medicamentos de venta con receta o sustancias lícitas de recreación, como el alcohol (15 por ciento) y el tabaco (32 por ciento).
Por otra parte, a diferencia de los compuestos activos en muchos medicamentos convencionales de venta con receta, los canabinoides son relativamente no tóxicos para las células y órganos sanos completamente. El cannabis tampoco posee ningún potencial para sobredosis letales.

Como ha sido reconocido por nada menos que el propio juez de derecho administrativo de la DEA,

“La marihuana, en su forma natural, es una de las sustancias terapéuticamente activas más seguras conocidas por el hombre.”

 

2 – La marihuana médica aún no ha sido sometida a un adecuado estudio científico

El cannabis posee una historia mucho más larga de uso humano como agente terapéutico seguro y más eficaz que prácticamente cualquier sustancia comparable.

Los arqueólogos han identificado textiles a base de cannabis que datan de 7000 AC en el norte de China y el uso de la planta como un agente medicinal casi tan antiguo.

Por ejemplo, en 2008, arqueólogos descubrieron en Asia Central más de dos libras de marihuana enterradas en una tumba de 2,700-año s de antigüedad, de un antiguo chamán momificado.

Después de realizar pruebas exhaustivas sobre la potencia del material, los investigadores afirmaron,

“La conclusión más probable… es que [antigua] cultura[s] cultivaba el cannabis para productos farmacéuticos, sustancias psicoactivas, y fines adivinatorios.”

Además, la planta de marihuana es también una de las más estudiadas sustancias biológicamente activas de los tiempos modernos.

Una búsqueda en PubMed, el repositorio de todos los artículos científicos revisados  por pares, el uso del término “marihuana” produce cerca de 20,000 artículos científicos que hacen referencia a la planta y/o sus componentes, casi la mitad de los cuales han sido publicados sólo en la última década. En comparación, una búsqueda por palabra clave utilizando el término “Tylenol” produce 17,370 artículos publicados.

Una búsqueda por palabra clave utilizando el término ‘ibuprofeno’ produce 10,500 artículos publicados.

Una búsqueda por palabra clave utilizando el término “Ritalin” produce 7,012 artículos publicados, y una búsqueda por palabra clave utilizando el término “hidrocodona” produce sólo 630 artículos publicados.

 

3 – No hay suficientes ensayos clínicos que evalúan la seguridad y eficacia de la marihuana como una medicina

Más de 100 ensayos controlados, con la participación de miles de temas, han evaluado la seguridad y eficacia del cannabis y/o los cannabinoides individuales.

Más recientemente, una revisión de ensayos de marihuana, aprobados por la FDA llevados a cabo por varias universidades de California concluyó:

“Con base en la evidencia disponible en la actualidad, el Programa de Clasificación I (para el cannabis) no es sostenible, no es exacto que el cannabis no tenga valor médico, o que la información en materia de seguridad sea deficiente.”

Este cuerpo de evidencia clínica excede la de muchos medicamentos aprobados por la FDA.

De acuerdo con una reseña publicada en 2014 en el Journal of the American Medical Association, de los 188 nuevos agentes terapéuticos aprobados por la FDA entre los años 2005 a 2012,

“El número promedio de ensayos piloto por indicación fue de dos [y] 74 indicaciones (37%) fueron aprobadas sobre la base de un único ensayo.”

 

4 – No hay grandes organizaciones médicas o de salud apoyan el acceso de la marihuana medicinal 

Numerosas organizaciones médicas y de salud, tales como,

… apoyan el permitir a pacientes calificados a acceder legalmente a la terapia con cannabis.

La mayoría de los médicos en ejercicio también lo hacen.

De acuerdo con datos de encuestas publicados este año por WebMD/Medscape, casi el 70 por ciento de los médicos, incluyendo más del 80 por ciento de los oncólogos y hematólogos, reconocen las cualidades terapéuticas del cannabis y el 56 por ciento están de acuerdo en que debería ser una opción legal para los pacientes. 

 

5 – las leyes de la marihuana médica están asociadas con un aumento de la delincuencia

No concluye así un estudio publicado a principios de este año en la revista científica PLoS ONE.

Los investigadores estudiaron las tasas de criminalidad en los 50 estados en los años entre 1990 y 2006, tiempo durante el cual 11 estados legalizaron el acceso al cannabis medicinal.

Autores revisaron datos del Reporte Uniforme de Crimen del FBI para determinar si existía alguna asociación entre la promulgación de las leyes de la marihuana médica y las tasas de actividad criminal en todo el estado, específicamente el número de delitos denunciados implicando homicidio, violación, robo, asalto, robo, hurto y robo de autos.

Concluyeron,

“La principal conclusión extraída de este estudio fue que la LMM (legalización de la marihuana médica) no es predictiva de los índices de criminalidad más altos y puede estar relacionada con la reducción de las tasas de homicidio y asalto…

Estos resultados van en contra de los argumentos que sugieren que la legalización de la marihuana con fines médicos supone un peligro para la salud pública en términos de exposición a los delitos violentos de delincuencia y contra la propiedad “.

Del mismo modo, un estudio federalmente comisionado en 2012 informó que el establecimiento de dispensarios de cannabis no está asociado con tasas elevadas de cualquier delito violento o delitos contra la propiedad.

Concluyó,

“No hubo asociaciones transversales observadas entre la densidad de los dispensarios de marihuana medicinal y las tasas de violencia o delitos contra la propiedad en este estudio. Estos resultados sugieren que la densidad de los dispensarios de marihuana medicinal no pueden estar asociados con los índices de delincuencia.”

 

 6 – las leyes de marihuana médica aumentan el uso de marihuana entre los adolescentes 

Incorrecto otra vez.

Escribiendo en el Journal of Adolescent Health, en abril, los investigadores del Hospital de Rhode Island y la Universidad de Brown evaluaron el impacto de las leyes de marihuana médica durante un período de 20 años mediante el examen de las tendencias en el consumo de drogas auto-reportados por los estudiantes de secundaria en un cohorte de los estados antes y después de la legalización.

Los investigadores compararon estas tendencias a estados geográficamente coincidentes que no habían adoptado leyes de acceso a la marihuana medicinal durante este tiempo.

Ellos determinaron,

“Nuestro estudio de auto-reporte del uso de la marihuana por los adolescentes en los estados con una política de la marihuana medicinal en comparación con una muestra de estados geográficamente similares sin una política no demuestra aumentos en el consumo de marihuana entre los estudiantes de secundaria que pueden atribuirse a las políticas…

Preocupaciones sobre (las leyes de marihuana medicinal) ‘enviando el mensaje equivocado’ pueden haber sido exageradas”.

 

 7 – La inhalación del cannabis medicinal significativamente daña los pulmones

Según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association en 2012, los sujetos expuestos a niveles moderados de humo del cannabis durante un período prolongado de tiempo no experimentan el tipo de daños pulmonares significativos asociados con fumar tabaco.

“Nuestros hallazgos sugieren que el uso ocasional de marihuana… pudiera no estar asociada con efectos adversos de la función pulmonar”, concluyó el estudio.

Además, la inhalación a largo plazo del humo de la marihuana no se asocia con aumento de los casos de cáncer relacionados con los pulmones.

De acuerdo con los resultados del más grande estudio de casos y controles, fumar marihuana no se asocia con una mayor incidencia de cáncer de pulmón o tracto aero-digestivo superior, incluso entre los sujetos que reportaron fumar más de 22,000 pitillos durante toda su vida.

Resumiendo los resultados del estudio con el Washington Post, el investigador principal del estudio, el Dr. Donald Tashkin de la Universidad de California en Los Angeles, afirmó:

“La hipótesis de que habría una asociación positiva entre el consumo de marihuana y el cáncer de pulmón, y que la asociación podría ser más positiva con el uso pesado. Lo que encontramos en su lugar es que no se encontró asociación en absoluto, e incluso se encontró una sugerencia de un efecto protector.”

 

8 – Ningún medicamento se fuma

Sin embargo los pacientes inhalan muchos medicamentos convencionales, como medicamentos contra el asma.

Estos pacientes inhalan los medicamentos convencionales en gran parte por las mismas razones que lo hacen los fumadores de cannabis medicinal: requieren un rápido inicio del efecto terapéutico de la droga, ellos desean la flexibilidad para autorregular su dosis dependiendo de las circunstancias, y la medicación que están administrando carece de potencial de sobredosis letal.
Además, los estudios clínicos que evalúan la eficacia de la vaporización como un dispositivo de administración de cannabinoides han determinado que es una alternativa segura a fumar, concluyendo:

“La vaporización de la marihuana no produce la exposición a los gases de combustión y [fue] preferida por la mayoría de los sujetos en comparación con los cigarrillos de marihuana… [Este] es un vehículo eficaz y aparentemente seguro para la entrega del THC.”

 

 9 – No hay una legítima necesidad de cannabis medicinal porque el Marinol ya está disponible con receta 

Marinol es una versión sintética aprobada por la FDA de un único compuesto aislado en el cannabis.

En consecuencia, el Marinol carece de docenas de otros componentes identificados, terapéuticamente activos disponibles en la planta, así como muchos de los terpenos presentes en la marihuana.

Posee escasa biodisponibilidad en comparación con los cannabinoides de la planta inhalados, y sus efectos que alteran el humor tienden a ser mucho más disfóricos.

No es sorprendente que cuando se les da la posibilidad de elegir entre Marinol y cannabis de la planta entera, la mayoría de los pacientes eligen la alternativa a base de hierbas.

 

10 – El cannabis no es medicina porque la FDA no ha aprobado su uso terapéutico 

La FDA evalúa los productos patentados, sintéticos desarrollados por empresas privadas. No evalúa los productos botánicos producidos de forma natural como el cannabis.

Por supuesto, eso no quiere decir que la planta, en particular, una variedad estándar de la hierba, no podría satisfacer sin duda los estándares convencionales de seguridad de la FDA y la eficacia. Después de todo, los seres humanos han consumido cannabis durante miles de años y posee el perfil de seguridad adecuado.

Además, su utilidad terapéutica es demostrada en numerosos estudios controlados.

Podría decirse que, por cualquier análisis objetivo, el cannabis y los cannabinoides exceden las normas actuales de la FDA para la seguridad y la eficacia.


Fuente: Biblioteca Pléyades

Reedición artículo, título post, nota imagen,  Freeman

Nota editorial:

Con respecto a las plantas con propiedades y efectos terapéuticos/medicinales demostrados, Liberación AHORA aboga por un acceso, cultivo y consumo libres y responsables de dichas plantas, así como de los remedios elaborados a partir de las mismas, por parte de las personas que puedan precisarlas para tratarse de sus enfermedades.

https://sites.google.com/site/jorge1270/imagenes/LiberacionAHORA.PNG

fitoterapia

Artículos relacionados, en Liberación Ahora:

http://funnysize.com/wp-content/themes/crisp/crispwoo/functions/thumb.php?src=wp-content/uploads/2012/05/tumblr_m3noi7DScf1qbogk6o1_500.png&w=440&h=&zc=1&q=90

https://liberacionahora.files.wordpress.com/2010/08/banner-l-a3-e1281475040893.jpg?w=600

Deja un comentario. Opina o debate aportando tus argumentos, de forma constructiva y cordialmente, desde el respeto hacia los demás y sus opiniones. Observa la ortografía, y no escribas en mayúsculas. Los comentarios están moderados. Gracias por participar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: